Ha pasado ya algún tiempo, pero poco todavía, desde que se anunciara android, con un comienzo difícil, lento, que muchos no veían claro, luego unos primeros pasos tímidos, más tarde amplios, gigantescos después, y llegando a expandirse como un virus (si los hubiera, benigno en este caso) y crecer exponencialmente del boca a boca y del blog en blog, y quien no lo vea así, apaga y vámonos.
Esta entrada va enfocada no sólo a reflexionar sobre la cantidad de terminales que se han anunciado, sino sobre todo al filón que han visto muchos fabricantes como SO portable y de libre código, válido para tantas plataformas como nuestra imaginación alcance. Y es que hemos visto terminales de todo tipo, discretos, potentes «camiones» con características increíbles, con teclado, sin él, más feos o más bonitos, vaporware para agitar el mercado que se quedaron en fantasmas para rellenar noticias o verdaderas propuestas serias que ponian toda la carne en el asador.

Luego empezamos a ver tablets (Archos), netbooks,(Acer y dell experimentaron en su día) reproductores multimedia, (Creative Zii) videoconsolas (Odroid)….hasta elementos de domótica controlados por androides. No se escapa ningún aparato tecnológico que requiera de un SO. La pregunta es, ¿porque si ya existía Linux, les gusta más Android?

Y como comentábamos antes, el vaporware no sólo existe en el hardware sino que hay muchas aplicaciones anunciadas y…. anunciadas y congeladas en el anuncio, poco a poco olvidadas, esperando eternamente su salida y no entiendo porqué si el market y las aplicaciones son una de las bazas de android, el poder tener aplicaciones en cualquier dispositivo, sea de un fabricante u otro supone millones de clientes, y no entiendo tampoco las últimas declaraciones de que a los desarrolladores de Android les cueste hacer dinero…..claro, ¿a que empresario no le ciuesta más disgustos que beneficios un proyecto que está empezando?, para que años después se rían de aquellos viejos y duros tiempos del comienzo.

Y para terminar este chorro de pensamientos lanzados al aire me pregunto que será al final de las interfaces personalizadas que quiere poner cada fabricante. Su sello, su imagen de marca, que se sepa que es HTC o Sony (especialmente estos últimos son tremendos con este tema). Vale, hasta cierto punto lo veo comprensible, pero son fabricantes de terminales, su labor es ofrecernos mejor hardware y no estar siempre arañándonos prestaciones para que el mercado no se precipite y generar necesidad cada 18 meses. ¿Que pasará cuando se vayan alejando más y más de Android, del market y creen los suyos propios como ya estamos viendo?, ¿que pasará cuando las actualizaciones tengan que pasar antes por manos de terceros o cuartos, cuando ya ni siquiera sean compatibles las aplicaciones? No me gustaría pasar de un jardín a una selva, donde el verde del androide no sea capaz de distinguirse porque anda camuflado en la espesura. Que haya tantas ramas que impidan ver el bosque.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2
Análisis Xiaomi Mi Band 5
OPPO Find X2 Lite vs realme X3 SuperZoom
Oppo Find X2
Análisis realme Band
Microsoft Surface Go 2
Microsoft Surface Book 3
Análisis Huawei P40 Pro Plus
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro

Lo más visto

Nuevos terminales y noticias frescas…
Yuilop, aquí y ahora: Una aplicación revolucionaria