En:

Debemos remontarnos a 2007 para que un entusiasta Steve Jobs nos presentara una revolución en el mercado de la tecnología: el iPhone. A muchos les gustó, otros miramos con recelo su a todas luces excesivo precio y la ausencia de ciertas prestaciones (como el MMS), pero no dejó indiferente a nadie. Fue éste (a mi parecer) y no otro, el punto de inflexión del mercado móvil, donde todo comenzó a cambiar. Los fabricantes empezaron a diseñar dispositivos táctiles con más fortuna (unos pocos) o menos (la glasses mayoría). La pantalla táctil pasó a ser lo que es el 3D ahora mismo, el complemento de marketing: no necesitamos hacerlo bien, sólo incluirlo y ponerlo bien grande en el cartel. Google PhoneMientras, iPhone seguía mejorando, su acceso a internet permanente, la tienda de aplicaciones, y pasó un año. No paraban de crecer los rumores sobre un teléfono de Google (recuerdo lo emocionado que estaba cuando vi el prototipo “filtrado” que os he puesto a la derecha), la red hervía de habladurías sobre los teléfonos que tenían preparados en Mountain View, y todos sabíamos que era cierto, sólo que, como ocurre con Google casi siempre, todos nos equivocamos. Google dio la sorpresa presentando Android, un sistema operativo móvil completamente nuevo, un rival para el iPhone y algo más.

Dos años han pasado, cuatro modelos de iPhone, un número incontable de androides (desde el Samsung Galaxy S a cualquiera de los merecidos habitantes de la isla de los androides de mierda) y, lejos de calmarse, la situación está más animada que nunca. Fabricantes y desarrolladores luchan codo con codo para lanzar nuevas características que igualen o superen las de la competencia.

Así las cosas, es el momento de echar un pequeño vistazo a cada uno de los contrincantes de esta batalla.

iPhone OS

iphone El pionero. Por supuesto que había smartphones antes de que llegara el juguete preferido de Steve Jobs, pero fue el primer smartphone generalista del mercado, el primero en expandirse a los mercados domésticos el creador de una nueva generación de consumidores de productos tecnológicos, y quien provocó la avalancha de consumo de datos a la que asistimos actualmente. Éste sistema operativo ha ido creciendo y mejorando, su tienda de aplicaciones cuenta con más de 300000 aplicaciones (y subiendo). Por supuesto, hay aplicaciones malas como un pecado, pero gracias a la política restrictiva de Apple con su Store (sí amigos, tiene ventajas también) no son la mayoría; los juegos son un factor importante, y aquí ganan por goleada, los principales desarrolladores confían en ellos, en su tienda, y en su forma lineal de hacer estas cosas. Su mayor ventaja es también su mayor pero. Es un Apple, con todo lo que ello conlleva, sus sistemas son cerrados, como los sotanos viejos y, como los sotanos viejos, aunque algunos contienen tesoros maravillosos que no te esperabas, todos tienen su rinconcito que huele a moho. Los tesoros maravillosos, vienen en forma de rendimiento, poseen un hardware tan especializado, que el sistema tiene que funcionar bien sí o sí, aprovecha al 100% la máquina de la que dispones, y en que es sencillo e intuitivo (una de las características que siempre han caracterizado a los sistemas operativos de la compañía de Cupertino). El olor a moho viene en que, para poder actualizar cualquier cosa dependes de ellos, y en caso de encontrar un fallo en el sistema, no puede resolverlo nadie más que la empresa que lo creó, y tendrás una solución cuando quieran dártela, pero no antes.

En suma, es un sistema operativo intuitivo, salvo casos raros fiable, con multitud de aplicaciones, y un ejército de juegos para atraer a los más jóvenes o a los que, como yo, somos unos frikazos gente de corazón puro e inocente como niños y como tal nos portamos. Recomendable si no te gustan las complicaciones ni ser el dueño de tu aparato (no hagáis metáforas marranas aquí, por favor).

Android

0 Segundas partes nunca fueron buenas, ¿o si? Android fue el segundo, nació a la sombra de un grande, y tuvo que luchar en un mercado que acababa de abrirse frente a un titán y una comunidad de usuarios que le acusaban de ser un plagio, una copia barata, “el iPhone de los pobres”. Bien, algunos siguen atascados en ese cliché, pero la verdad es que el sistema que nos llegó desde Google comenzó a pisar fuerte desde el primer momento, mejorando características que incomprensiblemente la competencia no montaba de serie (¿nadie recuerda que fue el pionero en copiar y pegar?) y adaptándose como mejor podía a las que ofrecían los demás para llevarlas a su terreno y ofreciendo una experiencia de uso tan intuitiva o más que los demás. Las aplicaciones de Google, y en especial el Android Market han tirado del carro del robotito verde hasta un punto inimaginable. A dia de hoy contamos gracias a ellos con una tienda de aplicaciones cada día más droid poblada (más de 140000 según Gizmóvil) y, gracias a las valoraciones de los usuarios, mejor surtida. Si los juegos eran un factor importante, aquí Android pierde, muchos desarrolladores no confían en él, o al menos en su Market (Gameloft por ejemplo tiene su propia tienda de aplicaciones y no utiliza la de Google para nada). Gracias a esto nos estamos perdiendo, por citar sólo un ejemplo gordo, maravillas como todo lo que desarrolla Popcap Games (Plants VS Zombies, Bejeweled, Zuma) o, incomprensiblemente, joyas de la corona del software libre como el Battle for Wesnoth que pasea sin embargo por la AppStore de Apple. Al contrario que antes, su mayor ventaja y desventaja radican en su libertad. Somos dueños de nuestro teléfono, hay grandes comunidades de usuarios ofreciendo mejoras para los dispositivos desde que nuestro particular terminator vino del futuro, ofreciendo soluciones a problemas concretos antes incluso que los propios fabricantes. Pero precisamente ahí, está también el mayor problema, como es libre y gratis, muchos fabricantes (y no todos pequeños) lo están cogiendo sin problemas para fabricar incluso dispositivos obsoletos el propio día del lanzamiento (os recuerdo que el Sony Ericsson Xperia X12 va a salir a la venta con Android 2.1). Así pues, una de cal y otra de arena, el precio de tener dispositivos altamente personalizables, con comunidades de usuarios detrás desviviéndose por ellos es que de vez en cuando (demasiado a menudo para mi gusto) los fabricantes deciden reírse de nosotros y trabajar lo peor que saben. No obstante, el crecimiento de la plataforma está siendo desmesurado, está comiendo terreno a fabricantes como Nokia y su Symbian, y creciendo mucho más rápido que iPhone OS, veremos qué nos deparan los próximos meses. Además es, para mi gusto, el que mejor trabaja con la nube de los tres, no en vano, tener detrás a Google ayuda mucho a la hora de aprovechar ese tipo de herramientas.

Resumiendo el batiburrillo de ideas, es un sistema operativo intuitivo y fácil de usar, pero que nos permite complicarnos hasta niveles absurdos, podremos trastear todo lo que queramos y, gracias a las comunidades, rara vez nos quedaremos completamente atrás (siempre que nuestro hardware lo permita). Ideal si te gusta que tu teléfono sea completamente tuyo, y poder aprender cómo funcionan las cosas mientras las toqueteas.

Windows Phone 7

wp7 Calentito, recién salido del horno y sin tiempo para reposar, Microsoft nos ha traído algo en lo que llevan tiempo trabajando. Tras el batacazo de Windows Mobile 6.5, se pusieron las pilas. Pero era de esperar, WinMo no podía competir en prestaciones con Android o iPhone OS y en Redmond lo sabían. Tras un periodo de arduo trabajo, Microsoft presentó su nueva plataforma móvil, Windows Phone 7. No se puede crear un caballo ganador a ciencia cierta, pero si es cierto que se han molestado en dar sino todos, gran parte de los pasos necesarios, integración de la plataforma Zune, su propia tienda de aplicaciones (Windows Marketplace) que ya en el momento del lanzamiento contaba con más de 2000 aplicaciones, apuesta por los juegos y de calidad con la integración en el sistema de la plataforma Xbox Live. Es demasiado pronto para juzgar los resultados de WP7, aunque a muchos se les haga xbox la boca agua diciendo que en su lanzamiento en USA sólo han conseguido vender 40000 de las 89000 unidades que pusieron a la venta, o frente a las 300000 de iPhone o 200000 de Android. Si bien es cierto que la cifra es algo baja, también es posible que el público esté dando a la ventana multicolor una acogida más fría de lo normal por culpa del fiasco de WinMo y los dispositivos Kin (10000 unidades vendidas en total). Personalmente creo que gracias a Zune y Xbox Live las ventas de WP7 van a ir aumentando significativamente, y llegará a ser un contendiente más que digno.

Como ideas generales, recordaros que aunque en mi opinión es demasiado pronto para juzgarlo, creo que Windows Phone 7 se va a hacer un hueco en éste mercado, convirtiéndose en la opción más interesante para la gente que busca un móvil con capacidades multimedia y juegos de calidad sin nada más especial.

Por último…

Sé que unos cuantos se me van a echar encima diciendo que me dejo fuera a BlackBerry OS o Symbian, por ejemplo, o que debería haber contado con MeeGo. Antes de que ocurra, deciros que he considerado sólo estos tres, porque de momento son los tres que de verdad comparten un mercado y compiten entre sí por la cuota de clientes. Sí que creo que MeeGo debería estar aquí, pero lo único que se ha visto por ahora son betas muy verdes del sistema, y ya tendremos tiempo de hablar de él cuando haya salido y veamos de qué es capaz en realidad.

Espero que esta batalla dure mucho tiempo, y que quien acabe ganando seamos nosotros, los usuarios. Y vosotros, ¿qué opináis? ¿cómo creéis que va a acabar esta guerra?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Los 5 mejores juegos de carreras para Android
Mi móvil no se actualiza ¿Qué hago, qué pasa?