¿Es un pájaro verde?, ¿es un avión verde? ¿una manzana verde? ¡NO! Es ¡¡Android!! ¡¡Y viene a salvarnos!

Después de esta entrada estelar vamos a abrir un paréntesis para explicar que vamos a tratar en este post. Hoy vamos a reunir algunas de las situaciones de la vida cotidiana en la que nuestro Android nos salva y otras en las que nos deja un poquillo tirado. Una de cal y otra de arena

Empecemos por algunas de las situaciones más típicas: Estamos de viaje y nos perdemos, por suerte nuestro Android tiene instalado Google Maps y Navigation por lo que en un momento nos lleva al lugar dónde queramos. La parte mala de está situación es que si nos lllevamos toda la mañana de un sitio para otro con el GPS puesto, no esperes que la batería te aguante mucho por la tarde, más vale que tengas un enchufe a mano para poder cargarlo. La batería siempe es un problema.

Estamos disfrutando de un paseo por el parque tranquilo un domingo cuando por desgracia nos llaman con un tema relacionado con el trabajo. Ha ocurrido una cosa tan mala que han tenido que molestarte, ¡joder! encima afecta a algunos clientes. Rápidamente envías numerosos mails a la sombra de un árbol a los clientes y te conectas por ssh para activar la copia de seguridad mientras te tomas un refresco. Android WINS.

Salimos de copas, nuestro Android va a ser el protagonista, lo armamos con aplicaciones para la fiesta. Se acaba la noche y tenemos que volver a casa, miramos si todavía hay autobuses con las numerosas aplicaciones que tiene Android para ello. Pero por desgracia es muy tarde y nos quedamos sin bus, pero bueno como hay una parada de taxis cerca pues vamos para allá. Llegas y ves que impera la ley de la jungla, el más rápido consigue un taxi, pero tienes una ventaja: un teléfono Android. Lo sacas y ejecutas la aplicación TAXI y te ven al momento, la gente se queda con la boca abierta sólo se te ocurre una cosa: FUCK YEAH.

Pongámonos un poco más serios, vas con tu coche y te paras un momento para comprar algo en el supermercado. Con la malasuerte que te roban el coche, con tu flamante móvil Android dentro. Pero gracias a que tenías aplicaciones de seguridad como Wave SecureRemote Security o Webkey llamas a la policía les dice dónde está y en poco tiempo podrás recuperar tu coche y tu móvil.

Cambiemos de nuevo de situación, estás con tus amigos y uno se acaba de comprar el iPhone 4 y empieza a fardar de él. Tu con tu Nexus One te mantienes callado para que se crezca un poco (cuanto más alto, peor es la caída, muajajaja),  cuadno lo ves oportuno le dices que se meta en una página en concreto (sabiendo tú que está hecha con flash) y espera a ver su cara. Probablemente te diga que esa web no funciona o algo parecido, entonces sacas tu Android 2.2 con flash y abres la web. No se te olvide ver la cara que se la ha quedado, no tiene precio. Pero nuevamente estamos en lo mismo, si abusas mucho la batería se va a la mierda y recordemos que no todos los teléfonos con Android soportan flash. Además los que tenemos unos Androids antiguos tenemos que soportar comentarios del tipo «vaya mierda el android ese» por lo lento que va.

Si se te ocurre o te ha pasado alguna situación que no he descrito arriba no dudes en escribirlo abajo en los comentarios.

Imagen: Aquí y aquí

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Análisis OPPO Reno 10x Zoom
Samsung Galaxy M20 vs Xiaomi Redmi Note 7
¿Sin ESPACIO en Android? Cómo LIMPIAR tu móvil
Análisis Huawei P30 Lite
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Deja de fumar con Android y DéjaloYa! (QuitNow!)
Filtrado el Reproductor de música de Android HoneyComb: Instálatelo