Un día normal de mi HTC Desire comprende la alarma a primera hora, los avisos de correos sin leer con cada sincronización (está programado con Tasker para que sincronice dos minutos cada media hora), un poco de música (siempre con auriculares puestos por favor),  el Whatsapp, Facebook, Tuenti, Twitter y publicar alguna cosa. Una partida corta de Angry Birds y ya en casa con el wifi (para ahorrar en la tarifa de datos), hacer checking con Miso, actualizar alguna aplicación, etc. Al terminar el día ya tengo el cargador en la mano porque la batería no llegará para aguantar el día siguiente entero. Y es que desde que los “smartphones” nos han invadido lo de cargar el móvil todas las noches es algo casi habitual, y eso si no somos usuarios intensivos porque si no… mejor llevar el cargador encima a todas partes.

Alcatel One-Touch EasyNo hace mucho buscábamos teléfonos con baterías que aguantaban sin descargarse durante una semana, e incluso había terminales que te prometían autonomía en espera para un mes, y además nos matábamos por tener el teléfono más pequeño del mercado, sin embargo llegó la revolución en la telefonía con grandes pantallas táctiles, procesadores cada vez más rápidos y conexiones a internet las 24 horas desde cualquier lugar. Todo evolucionó excepto las baterías y es que, ¿nadie siente que hemos vuelto al pasado? ¿Alguien recuerda aquellos Alcatel que podían funcionar con pilas AA normales?

Hoy en día cuando la potencia de los teléfonos ya supera a la de nuestros primeros ordenadores el principal obstáculo que impide el avance es la batería. Tenemos teléfonos pensados para estar siempre conectados a la red y sin embargo con un uso intensivo no duran ni siquiera un día y nos vuelven esclavos de un cargador y de disponer de una toma eléctrica cercana.

No es cierto que las baterías no hayan avanzado nada, porque a todo el mundo le suena lo de que mejor agotar la batería por completo y cargarla entera al menos las primeras veces para que el “efecto memoria” de la batería no nos acorte su uso. Se trataba de las baterías Ni-Cd (Níquel – Cadmio) altamente contaminantes y con un coste de fabricación elevado.

Tiempo después aparecián las Ni-Mh (Níquel – Metal Hidruro), menos contaminantes, más baratas en su producción, y con las que nos olvidábamos del “efecto memoria” pudiendo cargar las baterías en cualquier estado y sin realizar cargas completas aunque con una vida útil más corta. Y con la llegada de las Ion-Litio se conseguía una batería más ligera y con una autonomía ligéramente superior.

Después de eso cuando buscamos avances en un sector estancado desde hace años nos adentramos en el mundo de la ciencia ficción o al menos del futuro aún lejano del desarrollo de baterías de alta capacidad.

Baterías Litio-Azufre

Este nuevo tipo de batería lleva tras sus espaldas tres años de desarrollo y es capaz de conseguir una duración cuatro veces superior con una capacidad hasta un 80% mayor y una potencia multiplicada por diez. El principal inconveniente es que de momento tras cinco ciclos de carga/descarga pierden un tercio de su capacidad y a los cuarenta ciclos deja de ser útil.

Ion-Litio con nanotubos de carbón

La incorporación de nanotubos de carbón como electrodo positivo aumentaría la capacidad de almacenamiento de una batería hasta cinco veces y multiplicaría la potencia por diez. Además la estabilidad de esta estructura en capas permite en las primeras pruebas hasta mil ciclos de carga/descarga sin que se aprecie disminuciones en la capacidad total.

Ion-Litio con fosfatos de Litio

Si bien la mayoría de desarrollos se centran en aumentar la autonomía de una batería, el tiempo de carga también es importante ya que se tardan varias horas en realizar una carga completa. La inclusión de una capa de fosfatos aumentaría la velocidad consiguiendo que una batería de móvil quedara cargada en tan solo diez segundos y nos daría baterías más estables y con mayor número de ciclos.

Ion-Litio miniaturizadas

Antes de dejar las Ion-Litio nos encontramos con otra vertiente de desarrollo donde primaría el conseguir la batería más pequeña posible, en concreto, del tamaño de un grano de sal . Móviles más ligeros se conseguirían pero todavía faltaría que se implemente de forma que se mejore lo que más nos interesa, la autonomía.

Baterías de Hidrógeno
Baterías de Hidrógeno

Hace ya casi tres años se hablaba de las primeras pruebas de una batería de hidrógeno con un Motorola MOTOSLVR L7 de la mano de la empresa Angstrom Power y se daba por seguro que para 2009-2010 empezaría a ser algo habitual encontrarlas en los móviles. Estas baterías durarían el doble que las de litio y se recargarían en tan solo diez minutos. En estas pilas la contaminación sería mínima pero por otro lado tenemos el recelo que despierta llevar en el bolsillo algo que nos recuerda a la batería de un T100 (y aquí no me refiero a un móvil).
A continuación pasamos a uno de los desarrollos más mencionados para aumentar la autonomía, las baterías de combustible. Con este tipo de batería nos pasa como cuando en los años sesenta se hablaba de que en el 2000 los coches volarían y ya vemos que no es así. Constántemente nos encontramos con noticias sobre que en pocos años estarán disponibles estas nuevas baterías y siempre llegamos a la fecha sin que se haga realidad, en concreto podemos encontrar como en el 2002 se vaticinaba la realidad de estas baterías para el 2005. Por otro lado una pila basada en combustible tiene un inconveniente muy claro, que no se recargan sino que se tienen que rellenar como el depósito de un coche.

Baterías Metanol de SonyBaterías de Etanol/Metanol

Sony ha sido una de las marcas en presentar los primeros prototipos de baterías de combustible apostando por un híbrido de iones de litio y metanol que nos proporcionaría una duración 4 veces superior a la de una batería convencional con 10ml de Metanol.

En este caso al igual que en los coches no sólo necesitamos un combustible eficiente sino que también se investiga en el catalizador que consiga la mejor reacción del mismo.

Para terminar este artículo he decidido dejar en último lugar un desarrollo que nos adentra totalmente en la ciencia-ficción.

Baterías nanotecnológicas con virus modificados genéticamente

Sí, tal y como leeis. Se está investigando la posibilidad de utilizar virus para generar los polos positivos y negativos de una batería de Ion-Litio. Que esta investigación consiga engendrar baterías de mayor duración está por ver pero saber que tu batería tiene «vida»… no tiene precio.
Y vosotros ¿cuál pensais que puede ser el futuro de las baterias?.

Podeis ver más sobre las baterías en el especial que les dedican desde XatakaMovil.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2
Análisis Xiaomi Mi Band 5
OPPO Find X2 Lite vs realme X3 SuperZoom
Oppo Find X2
Análisis realme Band
Microsoft Surface Go 2
Microsoft Surface Book 3
Análisis Huawei P40 Pro Plus
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro

Lo más visto

Recopilación de Portales de noticias y ocio para Android
SketchBook Mobile Express, dibuja de forma profesional con tu androide