Hemos llegado a un punto en el que cada pocos meses surge un nuevo super teléfono. Hace años lo que los nuevos modelos incluían ahora parece de risa, pero es parte de la evolución. Hace ya casi doce años celebrabamos la aparición del primer móvil sin antena, nosotros ahora asistiremos también al primero con procesador de doble núcleo. En medio del camino, buscando que el móvil se convirtiese en un integrador multimedia, a alguien se le ocurrió añadir una pequeña cámara al teléfono, era el principio de un camino que, con el desarrollo de los transistores CMOS, llevaría hasta las actuales cámaras de teléfonos móviles de hasta 12 MP. Vamos a indagar un poco en todo el asunto de las cámaras de teléfonos móviles, qué cosas hay que tener en cuenta, qué cámaras son buenas y cuáles no tanto.

¿Cuál es la diferencia principal entre una cámara convencional y la del móvil?

La respuesta es fácil y concisa, sin rodeos: la lente. Simplificando mucho, podemos considerar una cámara como la lente y el sensor, un chip que capta la luz natural y la convierte en electrones, almacenables en una memoria. Esto es en una línea el resumen de libros y libros que explican el proceso. Al fin y al cabo el sensor tiene dos características que nos dan su calidad, la resolución en Megapíxeles (MP) y su tamaño (que si, importa). En principio cuanto mayor sea su resolución mejor, hasta cierto punto. Imaginemos el sensor como un montón de captores de luz, cuantos más MP tenga, más captores, que se pelean por hacerse con su parte. Si aumentamos y aumentamos dichos captores, llegaremos a un punto en el que, si no aumentamos el tamaño del sensor (el espacio donde los tenemos) habrá tal lucha entre ellos que empezaremos a tener problemas. Pues eso es lo que pasa con el problema de la resolución y el tamaño del sensor, no podemos meter más y más Megapíxeles sin preocuparnos, tenemos que tener eso en cuenta. En el mundo de la fotografía eso ocurre, y podemos encontrarnos cámaras que toman peores fotos que una de menor resolución (gran ejemplo aquí).

Al fin y al cabo tampoco encontraremos una diferencia demasiado significativa entre sensores de cámaras y sensores de teléfonos. La hay, pero no es la que marca la mayor diferencia. A día de hoy el problema principal viene de las lentes. Tenemos que pensar que la lente «adapta» una imagen de varios metros a unos pocos milímetros (los del sensor), y eso no es una tarea fácil. Las lentes profesionales alcanzan las cuatro cifras sin demasiado problema, es algo que en el mundo de la fotografía es totalmente crítico. En nuestros teléfonos tenemos unas lentes en miniatura, cuya calidad deja mucho que desear. Es realmente difícil hacer lentes buenas tan pequeñas, por eso algunos fabricantes empiezan a optar por lentes algo más grandes, para dar una mejor calidad fotográfica, es aquí donde encontramos el gran salto de calidad. Por eso mismo (dejando de lado los móviles) dos cámaras de 12 MP no dan la misma calidad, porque una tiene mejor lente (u óptica) que la otra.

Otra cosa que resulta interesante (pero no afecta de forma directa a la calidad) es la distancia focal. La distancia focal es la distancia entre la lente y el sensor. Cuando variamos el zoom óptico estamos cambiando la distancia focal, si aumentamos el zoom la distancia focal aumenta y viceversa. Como en los teléfonos móviles (por ahora) la distancia focal es fija, no tenemos posibilidad de zoom, y la distancia focal de cada cámara nos dará un dato importante, cuanto menor sea más cantidad de escena cabrá en nuestra fotografía y cuanto mayor más cerca saldrán los objetos.

Cámaras de teléfonos móviles

Decir qué cámara de móvil es buena y cuál mala es una tarea complicada, sobretodo cuando las calidades son similares. Afortunadamente para ello ha aparecido recientemente una aplicación de GSM Arena que nos permite comparar diferentes cámaras de teléfonos móviles que han usado para capturar una misma imagen, usada como estandar para calidad fotográfica. La aplicación es realmente buena, podemos navegar a lo largo de diferentes imágenes (incluso algunas reales, no de cartas ISO) y comprobar diferentes cosas. Algunas de las características que resulta interesante obervar son:

  • Resolución: Es la primera que notamos, a primera vista, el círculo central lo veremos más o menos definido, con los bordes más pixelados o menos. Indica la resolución y calidad del sensor.
  • Color: Si nos movemos hacia los cuadraditos de color podemos medir la calidad con la que este reproduce los colores. Es importante que sean nítidos, pero sin demasiada saturación, ya que eso suele ser indicio de que están tratadas por el teléfono, no son auténticas.
  • Ruido: Si nos fijamos en zonas negras y blancas (también se ve en colores), podemos observar la cantidad de ruido que el sensor introduce. Es ese granulado que por ejemplo el iPhone 4 introduce tanto. Tiene que ver con la calidad del sensor, la sobrecarga de Megapíxeles y la mala calidad de la óptica.

El comparador aporta mucha más información, pero lo más importante es que nos guste cómo queda la foto. Por ejemplo, mirando algunos teléfonos populares, podemos ver que en general la calidad del Galaxy S es sorprendentemente buena, las fotografías del HTC Desire tienen un efecto como de niebla, muy molesto, con un negro y blanco muy poco auténticos, y el iPhone 4 introduce muchísimo ruido, probablemente por un postprocesado que haga el propio teléfono.

Entonces, ¿qué cámaras son buenas y cuáles malas?

Al final lo importante es conseguir una buena relación entre calidad del sensor y de la óptica. Los sensores han evolucionado muchísimo, y no suele ser un problema muy grande, pero lo de las ópticas es otra cosa. El problema es que las ópticas son muy caras y ocupan mucho espacio, y es justamente lo que queremos evitar en nuestros teléfonos, que aumenten de precio y grosor. Así que por ahora nos tocará esperar a que la técnica de ópticas evolucione para hacerlas más pequeñas, aunque ya hay mucho camino recorrido en este ámbito. Recordad que más Megapíxeles no quiere decir que la cámara sea mejor, espero que la moraleja quede clara :)

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Análisis del Samsung Galaxy A80
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
¿Cual es la opinión de Google sobre el root? Ser o no ser
Alternativas a Google Apps en tu Android