Tal y como estamos, buscar el máximo ahorro posible en nuestros gastos mes a mes (tenemos cuotas para todo, da miedo la cosa ya). Para nosotros, un gasto mayor puede ser la factura telefónica. Como usuarios de smartphone teóricamente solemos pagar mucho en nuestras facturas, y al decir mucho digo más que la media de usuarios de telefonía en total. Unos podemos disfrutar de una tarifa barata, pero lo cierto es que la gran mayoría de nosotros conseguimos nuestro Android gracias a un acuerdo con una compañía, y seguramente buscando el 0 (o al menos minimizando el precio del teléfono en la mayor medida de lo posible), lo cual supone estar atado durante un tiempo razonable a una compañía y pagando una cantidad nada desdeñable…

Pongámonos manos a la obra, porque recursos hay.

Repito, no me refiero tan sólo a lo que el ecosistema Android nos puede aportar para ello, si no la realidad de la telefonía actual de por sí y algunas herramientas que pueden servirnos de utilidad.

Aplicaciones (control de llamadas, SMS, datos)

No es la primera vez que oís hablar de ellas (en la mayoría de los casos) pero es bueno recordar para qué son y por qué son complementarias sin problema alguno.

En primer lugar tenemos Droidstats, que controla todo tu gasto relacionado con el teléfono. Especificas como son las características de tu tarifa (tened en cuenta que al estar pensado de forma internacional hay algunas que son más difíciles de cubrir que otras): llamadas gratis a ciertos destinos, si tienes algún número gratis (fijos o móviles concretos), algún horario, que precio tiene el minuto en diferentes tramos, SMS, e incluso datos. Todo esto te lo “pinta” en un cómodo widget y en una interfaz muy fácil de entender. Yo lo necesito, con todas las letras.

Por el mismo camino, pero dirigidos al mercado español van Gastos Móvil y MyPlan. Esto es así hasta tal punto que tienen consideradas el 95% de las tarifas que existen en nuestro mercado (operadoras móviles reales y virtuales), es decir, muchas. La primera como peculiaridad tiene que hace una simulación de factura con lo que acumularías y que puedes definir una tarifa que no esté considerado en el listado (aunque es difícil). La segunda no puede hacer estas dos cosas concretas pero sí todo lo demás y además te muestra lo que estás gastando con tu tarifa y lo que estarías gastando en todas las demás, por lo que al final de mes podrías ver, cual te saldría más económica y al final de mes estudiar un posible cambio.

Estás tres aplicaciones tienen dos cosas muy buenas en común: te ayudan a controlarte (más importante si cabe si tienes un límite de minutos) y además te ayudan a ver si tu compañía te ha facturado bien (ejem ejem) o no. Por cierto para los de Vodafone, también existe Budaphone, pero con todas estas se queda ya un poco corta.

Hay otras soluciones, algunas tarifas (cada vez menos, gracias a Dios) te “castigan” si llamas a números fuera de tu compañía telefónica, para poder evitar caer en ello tenemos Whats Operator, que nos ayudará a saber en qué compañía están los contactos a los que queremos llamar y así evitar una “catastrofe”.

No olvidéis ahorrar en SMS con todas las soluciones de mensajería gratuita que ¿todos? conocemos como puedan ser los Whatsapp, Beluga, Google Talk, Pingchat, etc… Y como todavía hay gente que no se protege bajo el manto gratuito de estas aplicaciones y por tanto tienes que mandarles SMS no te olvides de nuestro reciente especial para ahorrar en este concepto.

Para el control de datos tenemos aplicaciones estupendas como 3G Watchdog o Netcounter (sobre todo útiles si te cobran el extra de MB o si quieres evitar que te desciendan la velocidad), o usos tan sencillos como saber desconectar sincronizaciones automáticas, a veces innecesarias.

Para más información y descarga de estas aplicaciones basta que pinchéis sobre su nombre y o bien te llevamos al tratamiento que ya hiciéramos de esa app o bien te llevamos al enlace del Market, si no hubiésemos hablado de ella o hubiera cambiado tanto como para ello.

Las tarifas y las operadoras

Por mucho que no queramos, estamos obligados al cumplimiento de unas características y precios que firmamos al aceptar las condiciones de nuestra operadora y que aunque intentemos minimizar el daño a nuestro bolsillo, ya de por sí el coste es alto en muchos casos.

Si hemos tomado una mala decisión, la mayoría de las veces, viene determinado por las ansias de querer tener un teléfono concreto (o de una gama concreta) y preferiblemente por 0€. Se nos iluminan los ojos, y no pensamos en si la tarifa que contrae es positiva para nosotros o no. El primer análisis que debemos hacer es, para la búsqueda de una tarifa idónea, sobre nuestras pautas de comunicación. Es decir, a qué horas llamamos (y qué disponibilidad por lo general tenemos), a qué destinos, con qué frecuencia, qué duración tienen esas llamadas… De esta manera ya nos aseguraremos mucho camino: si hablas por las tardes sólo te puede convenir un Planazo Tiempo Libre de Movistar o una @S (si hablas bastante) o una @M (si hablas mucho) de Vodafone, o una León 25 de Orange, por citar ejemplos de las operadoras principales. Si hablas indistintamente y a todos los operadores por igual puede convenirte una León 49, un Planazo Global o una tarifa de OMV como las de Pepephone, Simyo o MASMóvil.

Después ya entra el estudio de las tarifas disponibles, ya digo, con esas pautas propias de comunicación. La elección de un teléfono debería ser así, de hecho. Con esas tarifas, qué teléfono podemos tener con un buen precio. Seguramente, y dado que los que todos más deseamos tienden a estar en todas la mayoría de las compañías, no debería haber mayor problema. Pero el caso es que lo hacemos al revés, al fin y al cabo la publicidad es de los teléfonos y no de las tarifas, se entiende el problema, pero os llamo a la reflexión y os aseguro que compensa más mirar estas opciones.

Por ejemplo, si queréis un Samsung Galaxy S a lo mejor compensa más mirarse la oferta de Yoigo (y su nueva tarifa del 4) o R Móbil que la oferta de Orange, o la oferta de Movistar que la de Vodafone, o viceversa si queremos un HTC Desire HD. Si nos tomamos en serio y nos informamos (para eso estamos nosotros y otros medios) os aseguro que se puede ahorrar mes a mes.

También hay que estudiar el consumo de datos. ¿Compensa una tarifa de datos incluída? Seguramente sí, si dispones de un smartphone, por poco que utilices. Entonces podría ser mejor que elijas una Delfín 20 que una Panda 22 (en Orange), o una @L que una L (en Vodafone, e incomprensiblemente cuestan lo mismo al mes).

Después de echar cálculos, la elección idónea será mucho más fácil, pero mucho más. Y os recuerdo por enésima vez la importancia de la revolución de las OMV. Rasgos principales: sin permanencia (te cambias cuando quieras) y precios de risa. Ya sea nuestra tarifa para Android con Pepephone, la normal de Simyo, la de MASMóvil (pese al cómputo de datos) o incluso la nueva de Jazztel. Todas tienen su particularidades y su red, y tendrás que sopesar lo qué buscas exactamente, pero el ahorro está asegurado.

Para facilitarnos estos análisis, repito, nos tenéis a nosotros, a otros blogs afamados del sector, como los expertos de DosYogures.es (mirad este artículo sobre tarifas sin horarios) o mismamente el comparador de tarifas de DoctorSIM. O también estudia las posibilidades de hablar vía SIP (ya os hablamos de ello y del gran ahorro que puede suponer)

Todo vale con tal de ahorrar. Pero sobre todo, y lo que más vale, es que tenemos a nuestra comunidad, que nos da consejos y nos aporta con sus experiencias. Por eso quería pediros que vertáis luz (siempre que queráis) sobre este asunto y contéis vuestras experiencias: ¿estáis contentos con vuestras tarifas? ¿No? ¿A cuál planeáis cambiaros? ¿No encontráis una perfecta para vosotros? Nos ayudaría a todos vuestro testimonio.

El sentido común

Seguramente lo más importante a la hora de ahorrar. Vamos a ver: si sólo puedes hablar por la tarde, pues intenta dirigir tus llamadas a partir de las 18 horas, y antes intenta utilizar otras formas de comunicación: Skype, MSN, redes sociales, email… ¡será por posibilidades gratuitas! Si la mayoría de tu círculo son de una misma compañía y son con los que hablas el 90% del tiempo, ¿para qué encareces tu cuota para asegurarte las llamadas a todos los operadores? Va a ser fútil.

Si tienes un terminal muy bueno pero ya no es lo último de lo último y se te acaba la permanencia, ¿conviene más meterse en otra permanencia o liberar tu teléfono y portarte a una OMV?

Si haces llamadas cortas (la media es de dos minutos según la CMT), ¿por qué no buscas una tarifa que “premie” ese comportamiento? Si son cortas y muchas las llamadas, busca una sin establecimiento de llamada o con el establecimiento reducido (las hay).

Por Dios, aprovecha el WiFi cada vez que puedas, y las llamadas de fijo a fijo (en muchísimos casos gratuitas con nuestra solución de Internet en casa), busca promociones (como las de Orange), pero sobre todo, no hagas llamadas inútiles. Sé inteligente. Entre todos lo conseguiremos

Señores políticos, nosotros sí que sabemos ahorrar, y se lo vamos a demostrar, ¿verdad? ¡Di no a las facturas de varios tomos!

 

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis del Xiaomi Mi 8 SE
Todas las posibilidades fotográficas del Samsung Galaxy S9+
Análisis OnePlus 6
Análisis Xiaomi Redmi Note 5
Análisis Honor 10
Análisis Xiaomi Mi MIX 2S
Portátil y tablet al mismo tiempo: Yoga 920
Samsung Galaxy S9+, análisis y opinión
Unboxing del Samsung Galaxy S9
Probamos los Sony Xperia XZ2 y XZ2 Compact
Samsung Galaxy S9 y S9 Plus: pre análisis
Inauguración de la tienda de Xiaomi en Barcelona
Análisis Honor 9 Lite
Consejos para hacer mejores fotos con tu móvil cuando salgas de fiesta
Cómo ver cualquier vídeo en la TV con Chromecast y VLC para Android
Foursquare para Android se actualiza con recomendaciones de lugares
Mapa Estelar y Google Sky, descubre el cielo con Android