Hoy en clase he trabajado sobre la comparación de 4 PDA del año de… hace mucho. Eran una HP, una QTek, una Acer, y la última no me acuerdo (una marca que no había oido nunca). Bien, os cuento esto porque una de las características que tenía que tener en cuenta en la comparación era la batería. Esos dispositivos no los había escuchado yo en mi vida. No eran más viejos que yo, pero lo suficiente como para que cuando salieron yo no tuviese idea de móviles. La cosa es que me ha sorprendido ver sus especificaciones. Por ejemplo, las pantallas eran desde 2’8 pulgadas a 3’7 pulgadas. Es decir, poco menos que las actuales. Y atacando la batería, que es de lo que hablaremos hoy, pues aun más. Resulta que de esos 4 ejemplares, el que menos batería tenía disponía de 1150 mAh, y el que más de 1440 mAh. Como os digo, eran teléfonos de hace bastantes años.

Pues bien, mi encantador Nexus One tiene ni más ni menos que 1400 mAh. Hablamos de un móvil de hace un año, aunque los de hoy día tienen 1500 mAh si no me equivoco. Es decir, que lo que es mejorar, como que no. Yo soy el primer indignado en este aspecto, que conste en acta. Aun así, no tenemos otra que buscar métodos alternativos para sacar el máximo jugo de estas pequeñas cargas de batería. Hemos hablado en diversas ocasiones de ello. Si queréis indagar algo más en el tema de su desarrollo, os dejo el enlace a un artículo de hace unos meses que me gustó mucho. Por ahora, lo que haré hoy aquí es daros algunos consejos breves sobre como ahorrar batería en el día a día. Quizá no son grandes novedades, ya que seguramente las hemos comentado en otras ocasiones, pero os haré una recopilación de las realmente efectivas.

Vamos a separarlos en 3 grupos para hacerlo más entendedor. El primero serán recomendaciones lógicas o mayormente conocidas por los usuarios. El segundo será sobre algunos consejos no tan extendidos, y el último grupo será algo para usuarios más entendidos o avanzados.

Primer bloque: usa solo lo que necesites

  • Conexiones: Nuestro móvil ya no es un dispositivo que solo realiza y recibe llamadas. Algo antiguo es el Bluetooth, y por ello mucha gente sabe que llevarlo encendido constantemente es, además de inútil, un gasto de batería extra. Esto no tiene mucha importancia cuando nuestro móvil tiene pantalla en blanco y negro, no es táctil, y es de 2 pulgadas, pero toma importancia cuando todo ese cambia, como es el caso actual. Pues bien, pasa lo mismo con el Bluetooth que con todas las otras conexiones que nuestro móvil puede realizar. Tenemos por supuesto la más básica, la cobertura telefónica. Evidentemente, que el móvil consiga cobertura consume batería, es su función principal. Luego tenemos conexiones Wi-Fi, de datos (2G, 3G y demás), o GPS. Pues bien, el consejo es simple. No mantengas algo activo si no lo necesitas.Es decir, tener Wi-Fi y datos activos simultáneamente pocas veces es útil. Tener el GPS activo cuando no necesitas saber o compartir tu ubicación precisa es inútil, para localizaciones no tan exactas se puede usar el método de triangulación de celdas. Y aun más, tener los datos activos cuando no necesitas recibir ni enviar nada por internet, es un gasto extra.
  • Pantalla: Consume también mucha batería. Se nota mucho si somos de los que no paramos de encenderla para consultar algo. Configurar un buen tiempo de apagado automático de la pantalla es esencial. Esto solo se congiue observando nuestro hábito, aunque si dudamos, cuanto menos dure mejor. Así nos evitaremos que en un despiste la pantalla se mantenga encendida durante 1 minuto. En este punto hay que destacar el tema del brillo también. Por la noche, por ejemplo, si tienes el brillo al máximo te duelen incluso los ojos. Eso, evidentemente es innecesario, y consume una brutalidad. Normalmente con un 25 o 35% de brillo podemos pasar en el 80% de las situaciones. El único momento en que me da problemas a mi es en días de pleno sol tocando la pantalla. Entonces lo subo un poco más ese momento, quizá al 50 o 60% como máximo, y listo. No soy partidario del brillo automático. Por último hablando de la pantalla, recordaros el tema de los fondos animados. Sí, sí, muy bonitos, pero depende de cuál hay que tenerlo vigilado…
  • Vibración: También es un agravante, aunque no lo parezca a primera vista. Se nota mucho si tenemos activada la respuesta háptica del teclado (vibración al pulsar determinados botones o acciones). Si a eso le sumamos que toqueteamos bastante durante el día, es un efecto a tener a cuenta. Otro truco, aunque no notaremos un gran cambio en la mayoría de los casos, es desactivar la vibración en lugares donde podemos esuchar el móvil, como por ejemplo en casa.

 

Segundo bloque: curiosidades de los dispositivos móviles

  • Poca cobertura: bastante conocido también. Si nos encontramos en un búnker bajo tierra, podremos detectar que curiosamente nuestra batería se esfuma como si estuviese ardiendo. Quizá es de los sucesos que más se notan. Un consejo en estos casos es el modo avión. Si sabes que te encuentras en un lugar incomunicado, ayuda a tu móvil, y dile que no se esfuerce en buscar cobertura como un loco. Es un favor mútuo ;) .
  • Controlar procesos: seguimos en contra de los tasks killers, y uno de los motivos es este. Estas graciosas apps pueden estar cerrando constantemente aplicaciones que necesitan estar abiertas, y eso lo único que genera es que por un lado el sistema tenga que reabrirlas constantemente, y que el task killer este constantemente cerrandolas. Un ejemplo son los widgets que tenemos en el escritorio, y otro las aplicaciones que sincronizan periódicamente. Y sí, se nota. Por otro lado, es recomendable echar un ojo a las aplicaciones abiertas, y cerrar las que nosotros consideremos convenientes teniendo en cuenta esos aspectos. Por ejemplo, puede haberse quedado un juego abierto, y eso sí que esta consumiendo sin cesar.
  • Sincronizaciones: ¿realmente recibes emails cada 2 minutos? Si es así perfecto, pero en el resto de casos hay que vigilar con los tiempos de sincronización de todas y cada una de nuestras apps. Sin saberlo, podemos tener una de ellas enviando peticiones constantemente sin nada nuevo que aportar.

Tercer bloque: ¡no me toques el zumo!

  • ROM: una de las cosas más efectivas y donde más usuarios notan cambios es en el cambio de ROM. Como sabemos, los desarrolladores hacen tan buen trabajo que mejoran mucho el rendimiento de los sistemas, y con ello la optimización de recursos. Evidentemente, hay que ser root, y eso ya es cosa de cada uno.
  • Kernels: esto no he podido comprobarlo, pero los amigos de talkandroid afirman que diversos kernels pueden ajustarse mejor a las características de cada teléfono y ofrecer sustanciales mejoras de batería. No os doy muchos datos porque no soy un gran entendido en este ámbito, y prefiero no engañaros.
  • Procesador: modificar la velocidad de nuestra CPU también es una buena idea. Mediante aplicaciones como SetCPU podemos definir perfiles para que nuestro procesador trabaje adecuadamente en cada situación, y por ejemplo solo utilice su máximo potencial en los juegos, y se mantenga al mínimo mientras la pantalla esta apagada.
  • Aplicaciones varias: disponemos de miles de aplicaciones específicas para mejorar el consumo de batería. Personalmente os recomiendo JuiceDefender, de la que hemos hablado brevemente aquí. Sobre todo su función de activado y desactivado periódico de los datos. Por ejemplo, cada 5 minutos, activar los datos durante 1 minuto, para que todo se sincronice, y luego desactivarlo. Lo use durante mucho tiempo y estaba encantado. Desde que cambié de ROM no lo uso, pero no descarto volver a hacerlo.

Bueno, creo que con esto tenemos suficiente. Por supuesto, no hace falta aplicar todas las fórmulas. Cada uno tiene que valorar las que más le convengan, aunque es evidente que hay algunas donde se nota más el cambio que en otras. Lo mejor es probar varias y valorar los cambios. Os dejo también un artículo donde Alberto hizo una recopilación de herramientas para mantener nuestra batería bajo control. Yo uso BatteryGraph. Es sencilla pero útil, y gracias a ella he descubierto muchos puntos débiles en el funcionamiento de mi Android, y he podido corregirlos.Y bueno, finalmente el mejor truco de todos. 100% corroborado por las mejores fuentes. Más vale cargador en mano, que 1000 consejos de cualquier androide.

¿Qué hacéis para aprovechar vuestra preciada batería?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3

Lo más visto

RadioMe: El secretario personal que te susurra al oído
41 soluciones para sincronizar Outlook y Exchange con Android