En:

Cuando empezó el boom de los ultraportátiles mucha gente se planteó si eran una necesidad real o creada. Es decir, ¿necesitábamos realmente un portátil de entre 7 y 10 pulgadas?. La respuesta al parecer fue clara y mucha gente se hizo con uno de ellos, yo entre ellos, y puedo dar fe de que buen uso le he dado pero con una salvedad muy importante, tenía un ordenador de sobremesa y ningún portátil por lo que mi pequeña de 10,1 pulgadas me acompañó a muchos viajes. Sin embargo llaman la atención los que ya tenían un portátil y se compraron uno  sólo unas pulgadas más pequeño, sobre todo porque yo tengo a mi pequeña abandonada desde que conseguí por una ganga un portátil de 15 pulgadas y una potencia muy superior que se no se «ahoga» en cuanto abro dos programas y que a la vez me permite disfrutar de una pantalla aceptable. Y también me está acompañando en la maleta.

Os preguntareis a que viene esta introducción y no es ni más ni menos que al auge de las llamadas tablets en una carrera cuyo pistoletazo de salida lo dio Apple con su iPad casi de la misma forma que con su iPhone revolucionaron el mundo de los smartphones (que nunca llegaba a despegar). Las tablets han dado la puntilla al mercado de los ultraportátiles que se ha derrumbado estrepitosamente este año y es que ahora podemos llevar con nosotros un dispositivo que nos permite realizar lo mismo que un ordenador siendo, de nuevo, más pequeño. Es decir, repetimos el mismo concepto pero ahora le quitamos el teclado.

MotorolaXOOMPor supuesto las tablets están ofreciendo una experiencia distinta y muchos dirán que es un gustazo poder tener la potencia de una Galaxy Tab 10.1 o de un Motorola Xoom, o de un iPad 2, pero recordemos que hay muchas tablets que no reunen las mismas especificaciones de hardware ni tan siquiera de software. Sin embargo todas las compañías están lanzándose de cabeza para no llegar tarde en este nuevo mercado y casi acabamos de comenzar. ¿Qué vamos a ver de aquí en adelante?.

Pues dejando de lado que la llegada de Honeycomb 3.1 es una confirmación rotunda del interés de Google en este mercado, está claro que esta vez los fabricantes van a apostar por pelear en el campo de la potencia equiparando las tablets a los ordenadores gracias al desarrollo de los procesadores para dispositivos móviles, no en vano los procesadores de doble núcleo son ya una realidad y los de cuatro núcleos deberían estar en nuestras manos el año que viene. Así mismo las posibilidades gráficas también van de la mano por lo que será algo muy corriente el disponer de soporte para vídeo en alta definición.

En cuanto a la cámara… es evidente que la videollamada hará imprescindible una cámara frontal, sin embargo no veo que la carrera por una cámara trasera de más megapixels tenga mucho sentido, primero porque ya deberíamos saber que los megapixels no dan calidad a una foto, y segundo porque precisamente la cámara trasera del iPad 2, por ejemplo, no es que haya tenido mucho éxito. Dicen que es por la mala calidad de las fotografías que realiza pero pensemos un momento… ¿quién sacará habitualmente una tablet de 10 pulgadas para hacer fotos?.

El siguiente campo en el que si veremos mejoras deberá ser la pantalla. Primero porque se buscará una mejora en la imagen mostrada, segundo porque es lo que más batería consume en el dispositivo y si es portátil deberíamos buscar ahorrar todo lo posible en ese sentido, y tercero porque es clave para conseguir un terminal más pequeño. Muchos pensareis que 10 pulgadas no pueden «medir» menos de 10 pulgadas, pero vayamos por partes.

Samsung es quizás una de las empresas que más esfuerzos están realizando, o al menos más avances de cara al público, en el campo de las pantallas. Sus AMOLED, super AMOLED y super AMOLED plus se han convertido en un objeto tan codiciado que se lo han reservado para ellos mismos incluso discriminando un mismo teléfono dependiendo de la zona donde se fuera a distribuir ya que no pueden cubrir la demanda. Pero más allá de esos modelos de máximo brillo y cada vez menor consumo Samsung sigue trabajando en otras vertientes que serían aplicadas en el campo de las tablets.

De primeras ya podemos ver el nuevo prototipo de LCD de 10,1 pulgadas y una densidad de 300dpi, o lo que es lo mismo una resolución de 2560×1600. Una pantalla diseñada con las tablets en mente usando la tecnología PenTile RGBW WQXGA de Noyvoyance, compañeros de aventura de Samsung, y que permite un consumo de batería un 40% inferior con una luminosidad de 300 cd/m2, pero permitiendo subir hasta los 600 cd/m2 para que la visibilidad en un ambiente luminoso no sea ningún problema.

Por otro lado Samsung también nos presenta un concepto aún más innovador en pantallas buscando reducir aún más el tamaño final del dispositivo. Se trata como no de una evolución que permite crear AMOLEDs plegables, tal cual. Y es que aunque hasta ahora el primer prototipo cercano que se pudo ver fue una pantalla flexible de 4,5 pulgadas (de la que os dejamos un vídeo a continuación) Samsung seguiría trabajando en el desarrollo de una pantalla que se podría plegar 180 grados sin sufrir daños (tras 100.000 veces no hay daño aparente y sólo se produce una pérdida en la zona de plegado del 6% de brillo pero que el ojo humano no aprecia). Nuestra tablet por lo tanto podría ser como una Nintendo DSi XL.

Volvamos al inicio y tengamos en cuenta que casi todo lo que hemos mencionado aquí está también siendo portado a los móviles, como es la potencia de procesador, la reproducción de contenidos en alta definición, la videollamada. Sabemos además que un móvil siempre va a ser un sustituto más real de una cámara de fotos que una tablet por comodidad, pero que a su vez va a perder en cuanto a tamaño de pantalla… o quizás a ganar si lo que nos importa ahora mismo es la comodidad de un dispositivo más pequeño y poderlo llevar siempre encima.

¿Creeis entonces que las tablets son una moda pasajera como los ultraportátiles?, ¿creeis que han llegado para quedarse?. Además Samsung no es la única que investiga con pantallas deformables así que ¿cuánto falta para poder ver una tablet con la pantalla de Sony?, ¿la seguiremos llamando «tablet»?.

Vía | Engadget.com | BGR.com

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Samsung y más fabricantes se interesan por el desarrollo de Android
Android Commander y QtADB: los 2 mejores programas para controlar Android desde el PC