Asombrado por los avances de la tecnología actual, nos vemos obligados a crear esta post que si bien encaja más en el perfil de Omicrono lo incluimos aquí por la presencia de Android que una vez más es usado para nuevos fines. Os hablamos de lo que puede ser bautizado como el «PaperPhone«.

No es la primera vez que hemos escuchado o leído acerca de pantallas flexibles, pero ¿qué tal un dispositivo totalmente flexible que nos ofrezca, casi, las mismas posibilidades que los actuales smartphone’s? Los investigadores de Queen’s University Human Media Lab en Ontario, Canadá, han conseguido un prototipo con el que poder enviar mensajes, recibir o realizar llamadas telefónicas, navegar, reproducir música y enviar mensajes de texto… hasta aquí nada nuevo e incluso , ¿ por qué no decirlo?, más propio del Pleistoceno a estas alturas… pero si combinamos esto con eInk (tinta electrónica), con un circuito impreso en una pantalla flexible y nuestro querido Android: obtenemos como resultado el primer smartphone tan flexible y delgado como una hoja de papel. Nos olvidamos, por tanto, del teclado QWERTY, táctil o físico, ya que el método de introducción de texto se llevaría a cabo por el reconocimiento de escritura convencional…

Debido al uso de la tecnología eInk, que como sabéis es la utilizada por el Kindle de Amazon, el consumo de energía es realmente bajo ya que sin estar en uso no consume batería; pero no es lo suficientemente avanzada como para ofrecernos una imagen en color puesto que es en blanco y negro.

Como veis (al final del post tenéis el vídeo), se ve claramente como el sistema propietario es Android y su uso es mediante gestos curvando el terminal. No parece muy fino su uso, pero sigue siendo un prototipo, y realmente con las posibilidades que nos puede ofrecer la tecnología dudamos que se quede estancada, de hecho el director de la universidad, Roel Vertegaal, afirma que es el futuro y que en un período de 5 años podría estar en el mercado.

¿Y?

Ahora nos deberíamos preguntar qué supondría esto en nuestras vidas. A mí, lo primero que me ha venido a la mente ha sido el reconocimiento de escritura… estoy totalmente a favor de seguir utilizando este método, que poco a poco va cayendo en el olvido y que , siendo sinceros, supone a las nuevas, y no tan nuevas, generaciones el incorrecto uso del lenguaje, véanse faltas de ortografía, continuas abreviaturas y otros.

Pero lo anterior es simplemente un detalle, sotenibilidad: se reduciría la tala de árboles, puesto que no haría falta más papel como posible uso en oficinas, escuelas, libros. Podría ser utilizado en campos como la medicina donde incluso no haría falta que un paciente de diabetes tuviera que pincharse continuamente para saber sus niveles de glucemia, por: el reducidísimo tamaño de estos terminales, su capacidad de procesar información y la posibilidad de interpretar ésa en el acto.

Al estar envuelto en plástico, la impermeabilidad y resistencia hacen que aumenten las posibilidades de ser usado en aquellos oficios más arriesgados.

 

Sin olvidar, lo cómodo que puede ser transportado y la despreocupación de que se nos caiga y se rompa.

¿Y a vosotros qué os parece? ¿Hay viabilidad en el proyecto? ¿Creéis que es el futuro de los nuevos teléfonos? ¿Qué otro tipo de posibilidades le veis?

Vía | AndroidCommunity

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2
Análisis Xiaomi Mi Band 5
OPPO Find X2 Lite vs realme X3 SuperZoom
Oppo Find X2
Análisis realme Band
Microsoft Surface Go 2
Microsoft Surface Book 3
Análisis Huawei P40 Pro Plus
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro

Lo más visto

Review actualizada de Twicca – El cliente de Twitter con complementos
El Instagram para Android se llama Mytubo, y es imprescindible