Empecemos por una pregunta. ¿Os acordais de la polémica con Meizu y sus clones de iPhone?. Para quien no lo recuerde Meizu se hizo principalmente conocida en el mundo occidental cuando comenzó a descubrise que algunos de sus teléfonos (el M8) recordaban por su diseño tanto exterior como de interfaz al iPhone. Incluso el cierre del stand de Meizu en la feria CeBit de Hannover fue achacado inicialmente a la presencia del clon de iPhone, luego se achacaría a un problema con las licencias para reproducir mp3 (no, no es un formato libre, hay que pagar para reproducirlo).

Hago esta introducción para recordar que cualquier producto de éxito siempre es susceptible del intento de copia, algo que no coge por sorpresa si hablamos de la infinidad de empresas del mercado asiatico que lanzan productos clónicos que normalmente no llegamos a ver por occidente. Y por supuesto, Android, con medio millón de activaciones diarias, no podía escapar.

Los clones de Android

Debemos aclarar que no podemos comparar el caso de las copias de iPhone y su interfaz con el caso de Android, debido sobre todo a que en iPhone se copiaba un diseño único de terminal y en cuanto al software la interfaz; mientras que en Android hay más diseños que fabricantes y al ser parte del sistema operativo software libre se puede usar como base para cualquier otro sistema operativo nuevo.

Es decir, cualquier empresa puede usar una parte muy importante de Android con las ventajas que ello implica y añadir sus líneas de código para crear su propio sistema operativo dependiendo entonces de los desarrolladores integrar en sus dispositivos un rival digno de Android o que incluso lo pueda superar.

Es precisamente esta libertad a la hora de poder trabajar sobre la base del sistema la que permite incluso con las limitaciones de Android, que también las tiene ya que recordemos que no es 100% abierto, las infinitas posibilidades que hemos visto ya de poder integrar distintos teclados, cambiar el launcher por defecto e incluso cambiar completamente la interfaz con launchers avanzados como SPB Shell 3D o roms completas como las MIUI.

Es justo también esa libertad la que va a permitir al gigante chino de internet Baidu, el buscador número uno en ese mercado tan importante al que ni siquiera le haría falta las ayudas mediante bloqueos y censuras por parte del gobierno, el desarrollar Qiushi, su apuesta en el campo de los sistemas operativos partiendo de la base libre de Android.

Cuál será el resultado de la entrada de Baidu en los sistemas operativos móviles todavía no podemos predecirla. Por un lado el desarrollo de un nuevo sistema operativo y más aún con una empresa como Baidu detrás con una base de usuarios gigantesca es siempre una buena noticia pues hará que otros desarrolladores se sigan esforzando en mejorar sus sistemas con los beneficios finales para el cliente. Por otro lado si bien Baidu es una empresa a tener en cuenta a nivel mundial su ámbito de momento se reduce casi en exclusiva a China por lo que ver Quishi fuera de sus fronteras es todavía algo que no sabemos si podrá llegar a suceder.

Por otro lado hemos visto distintas apuestas en sistemas operativos intentando competir con los todopoderosos Android e iOS y hasta ahora nadie parece hacerles sombra. Symbian definitivamente está muerto (o al menos esa es mi impresión personal por mucho que se empeñen en seguir incluyendo su versión remozada en algunos dispositivos de Nokia).  También de la mano de Nokia tenemos a Meego, el heredero de Moblin y Maemo (disponible en el N900), al que hemos podido ver en la presentación del N9 y que, también bajo mi punto de vista, nace ya muerto debido a que Nokia siguió aferrada a Symbian sin dedicar el apoyo suficiente a su nuevo sistema operativo hasta que la situación ha llegado a ser tan crítica que ha confiado su supervivencia al éxito de Windows Phone 7.

Precisamente Windows Phone 7 es el sistema que con más posibilidades podrá hacer algo de frente a Android e iOS y es que Microsoft no se puede permitir fallar con la renovación de su sistema operativo móvil si no quiere perder su parte del pastel en este mercado cada vez más en alza.

Por su parte RIM ha presentado la versión 7 de BlackBerry OS con la BlackBerry 9900 y Samsung tiene bastante paralizado el desarrollo de Bada que se presentó en la gama Wave.

En resumen, la aparición de Quishi con la fuerza de Baidu sobre la base de Android podría introducir una alternativa interesante y como mínimo obligaría a que nadie se duerma en sus posiciones, mientras tanto el ganador está claro, nosotros.

Imágenes | Ideario.es | And.roid.es | WindowsNoticias.com

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Análisis OPPO Reno 10x Zoom
Samsung Galaxy M20 vs Xiaomi Redmi Note 7
¿Sin ESPACIO en Android? Cómo LIMPIAR tu móvil
Análisis Huawei P30 Lite
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Cómo crear tu propio ROBOT
Juegos de la Semana para Android, en vacaciones MÁS: Zenonia 3, Myth Defense, Fancy Pants…
Pool Party, el Instagram de Google para Android y iOS