Como os anunciamos hace poco, la temporada se está poniendo calentita con nuevos lanzamientos de todo tipo. Las navidades quedan lejos, pero en los negocios están ya al caer. Solo hay que fijarse como estuvo de tranquilo el verano, y como resurge el movimiento en estas pocas semanas. Aun así, el lanzamiento de hoy no de los conocidos.

Orange ha decidido seguir por el camino que suponemos le ha dado buenos resultados, y aventurarse con el lanzamiento de un nuevo terminal Android propio. Así como fueron el Boston, Panamá, Stockholm, y recientemente San Francisco, ahora el nuevo Monte Carlo viene a darlo todo. Continúa de la mano de ZTE, marca que junto con Huawei forman un pequeño mercado paralelo a los smartphones Android de altas prestaciones, pero a diferencia de otras marcas con más nombres, mucho más baratos. Muy orgullosos de esta hazaña, vamos a mostraros como es este nuevo terminal y con qué condiciones entrará en nuestro mercado.

Sin grandes especificaciones, pero con precios geniales

Estos teléfonos propios de operadores no pretenden romper el mercado con grandes innovaciones. Solo buscan sacar una tajada fácil. Rellenar un sector de ventas con poco esfuerzo relativo. Y cuál es la mejor forma actualmente, pues seguramente esta. Viendo la penetración que ha conseguido tener ZTE, es fácil hacer planes con ellos, crear un teléfono asequible, pero a la vez actual. Pretenden atraer consumidores con el bajo coste, y a la vez sin ofrecer un Android de mierda.

El Orange Monte Carlo dispone de una gran pantalla de 4.3 pulgadas. Seguramente es lo que menos tiene que envidiar a los de gama alta. Su procesador gira a 800MHz, lo que sí queda un poco atrás, pero no está mal para un usuario no avanzado, ya que permite ejecutar un 80% de lo que un Android puede hacer. El 20% restante no suele ser usado por usuarios normales, así que es perfecto. Su cámara no es puntera, pero con 5 megapíxels no echará a nadie para atrás.

Otra cosa que quizá queda corta es que solo tiene 512MB de memoria interna. Es algo molesto. La ranura microSD y la tarjeta de 2GB incluída no lo arreglan, ya que sabemos bien que el problema de espacio lo tendrá igual. Por otro lado, sería un pecado a estas alturas si viniera con una versión inferior a Gingerbread. Por último, cuenta con una batería de 1400mAh. Como todo, hay de mejores, pero no está nada mal.

Vamos ahora a lo más interesante, el bolsillo. No por su tamaño, sinó porque lo realmente bueno de este terminal es que Orange lo ofrecerá a un coste de 0€ con la tarifa Delfín. ¿Nada mal, no? Pues estará disponible a partir de noviembre.

Bajo mi punto de vista, este es el tipo de teléfonos que recomendaría a alguien que quisiera actualizarse el móvil. Si no eres un geek de la tecnología, no necesitas un terminal de gama alta. Tampoco lo quieres, su precio te echa atrás. Si lo único que quieres es quitarte ese Alcatel en blanco y negro que hace de parachoques sin morir, un teléfono con Android, sin ser basura, te permitirá disfrutar completamente de la maravilla de un smartphone.

¿Os gusta el nuevo terminal de Orange?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2
Análisis Xiaomi Mi Band 5
OPPO Find X2 Lite vs realme X3 SuperZoom
Oppo Find X2
Análisis realme Band
Microsoft Surface Go 2
Microsoft Surface Book 3
Análisis Huawei P40 Pro Plus
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro

Lo más visto

Un paseo de 2 minutos por Android Ice Cream Sandwich?
Nuevos procesadores Exynos de Samsung a 1,5 Ghz: El posible Procesador del Nexus Prime