El éxito de los smartphones y de cualquiera de sus sistemas operativos se mide en la capacidad de convertirse en una herramienta imprescindible para tí, en que te acompañe a todos los lados y en el que sustituya muchas de las costumbres como llevar un bloc de notas, o esperar a llegar a un ordenador para acceder o registrar datos.

Gracias a tu smartphone ahora accedes desde cualquier lugar a documentos y archivos, revisas los correos, realizas transferencias, compras, navegas por internet y te informas… aparte, por supuesto, de poder estar conectado por voz, mensajería, etc. Se convierte en definitiva también en una extensión móvil de tu ordenador para muchas tareas y el auge del trabajo en la nube hace posible continuar un trabajo iniciado en tu ordenador en el teléfono y viceversa.

Por eso cuando me he puesto a buscar la aplicación perfecta para llevar el control de todos los gastos ese ha sido uno de los criterios a tener en cuenta para dividir las aplicaciones en este artículo.

Aplicaciones sólo para Android

Dentro de esta sección nos encontramos con varias aplicaciones de las que ya hemos hablado en alguna ocasión comenzando por el estupendo Financisto o Money Saver entre otros. Aplicaciones que te permiten gestionar todos tus gastos en Android, añadir distintas cuentas de forma manual por lo que no te limitan a añadir cuentas bancarias reales. Algo que en mi caso me permite añadir mis tres imprescindibles, Débito, Crédito y Líquido, realizar transferencias entre ellas, etc. Así mismo estas aplicaciones te permiten categorizar los gastos para un mejor control, por ejemplo telefonía, recibos del piso, etc.

En esta categoría podríamos incluir las estupendas MisCuentas, EasyMoney, MoneyWise o Tupaco.

Pros: Se trata de aplicaciones que te permiten un control total de gastos desde el teléfono, incluyen gráficos, creación de múltiples cuentas, backup de datos tanto a la SD como incluso por mail en formato de hoja de cálculo, y no requieren de conexión a internet para su uso.

Contras: Al almacenar todo en el teléfono nos encontramos con algo que para mí supone un inconveniente, al llegar a casa debemos seguir dependiendo del móvil para apuntar más cambios. Es decir, no se integran con un servicio web desde donde controlar nuestros gastos en el ordenador. Y si bien es cierto que alguna de ellas puede exportar/importar datos hacia y desde hojas de cálculo. Lo idóneo sería que existiera una sincronización de los datos introducidos en nuestro teléfono con un servicio web desde donde después seguir consultando.

Aplicaciones integradas con servicios web

Por otro lado tenemos varios servicios web para controlar nuestras finanzas con sus respectivas aplicaciones para Android aunque en este caso más que un control de gastos se trata de poder acceder al estado de nuestras cuentas bancarias con un control mucho más eficiente que el que te permiten las aplicaciones de los bancos.

Los dos ejemplos más conocidos serían Mint y Pageonce, aplicaciones excelentes que se unen a un servicio web que permite un control total sobre las cuentas bancarias aportando muchísimos datos de interés en forma de gráficos, predicciones de gastos, etc.

Pros: Nombrar un servicio como Mint es garantía de calidad a la hora de controlar nuestros gastos. Gracias a esta aplicación puedes acceder desde un único sitio (y desde el móvil y el ordenador) al estado de todas tus cuentas bancarias para gestionar hasta el último detalle tu balance de gastos.

Contras: Tanto Mint como Pageonce son servicios enfocados directamente a la banca, es decir, puedes añadir tus cuentas bancarias pero no te permite añadir por ejemplo una cuenta externa, por ejemplo en mi caso Líquido, para el dinero que va pasando por mis manos. Además se trata de servicios que aún no cuentan con una versión que de soporte para las cuentas bancarias en España (entre otros países).

Servicios de gestión de recibos y facturas

Hace pocos días un compañero que recordaba mi búsqueda de la aplicación definitiva para gestionar gastos me recomendaba Lemon, una aplicación para Android con su correspondiente servicio web que intenta facilitar la gestión de gastos añadiendo una funcionalidad que permite ahorrar tiempo y que no es otra que guardar directamente los recibos, facturas y tickets que paguemos gracias a poder escanearlos desde la imagen captada con la cámara del móvil.

Es decir, Lemon te permite añadir directamente a tu gestión de gastos cualquier recibo de compras automatizando el proceso y ofreciendo después información de forma gráfica sobre el balance de tu cuenta. Dentro de la misma categoría podemos optar también por Expensify, otro completo gestor de recibos con una excelente integración con su servicio web.

Pros: La facilidad con la que podemos guardar recibos, tickets, etc y llevar un control total de los gastos, así como poder acceder más tarde a ellos y gestionarlos desde la página web convierten a estas aplicaciones en imprescindibles para muchos trabajadores.

Contras: Ya que estas aplicaciones están orientadas a la gestión de archivos nos encontramos con que no permiten gestionar distintas cuentas y traspasos entre ellas (Lemon te ofrece todos los movimientos en una única cuenta por lo que no se puede gestionar de donde proviene el desembolso), tampoco podemos añadir cuentas bancarias, etc.

El método clásico, las hojas de cálculo

Si ninguna de las opciones anteriores te parece satisfactoria siempre podemos recurrir al método clásico, la creación de una hoja de cálculo que te permita añadir cualquier gasto o ingreso.

En este caso el poder disponer de información con gráficos, predicción de gastos y ganancias, etc dependerá de lo compleja que quieras que sea tu hoja de cálculo y de una aplicación ofimática en tu móvil que te permita modificarla como Documents To Go (entre otras), mientras que la sincronización a través de internet para poder después acceder a la misma hoja desde un ordenador corresponderá a programas como Dropbox.

La otra opción sería crear y gestionar esa hoja de cálculo con un servicio ofimático en la nube como Google Docs (la opción que estoy probando actualmente).

Pros: La información, el número de cuentas y la forma de gestionar los datos con las hojas de cálculo puede ser organizada como más te guste siendo tu imaginación (casi) la única barrera. Al sincronizarlo con servicios de almacenamiento en la nube podemos acceder a ella desde cualquier lugar con un ordenador y editarla desde suites ofimáticas tanto en la nube como de escritorio.

Contra: La creación de una hoja de cálculo compleja es un proceso laborioso. Mientras otras aplicaciones te permiten simplemente introducir los datos el método clásico te hace comenzar completamente desde cero para crear toda la estructura. Recuerda que las aplicaciones móviles que permiten modificar hojas de datos no soportan todos los formatos y opciones de los programas de escritorio como Excel.

Para finalizar debería decir que sigo buscando la aplicación definitiva para gestionar mis gastos en Android. Una que facilite la introducción de datos, la gestión de distintas cuentas tanto bancarias como creadas de forma manual, que ofrezca información detallada de los balances, con sincronización en la nube y acceso completo desde un entorno web y por supuesto capacidad de acceso y modificación off-line para sincronizar los cambios más tarde al recuperar la conexión.

Imagen | AndroidHeadLines.com

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2

Lo más visto

Foursquare se actualiza con nuevo icono y funciones
Juegos Android de la Semana, hoy con aviones, batallas y gansters