La fotografía ha cambiado radicalmente en los últimos años. A los que nos gusta hemos tenido que ir cambiando ideas y nos hemos tenido que adaptar a lo que llega. Con la impresionante evolución de las cámaras de los móviles ya podemos tener unas cámaras muy decentes en nuestro smartphone. No me malinterpretéis, en ningún momento pretendo decir que la cámara de un móvil puede sustituir una buena DSLR o una cámara en condiciones, pero es impresionante lo que puede llegar a hacer, y sobretodo nos da la facilidad de llevar siempre encima una cámara para captar esos momentos imprevistos en los que no llevamos nuestra cámara principal.

Hasta hace poco cuando captábamos esos momentos con un móvil lo hacíamos con poca calidad, pero ahora tenemos la oportunidad de hacerlo con unas condiciones muy buenas y obteniendo unos resultados francamente impresionantes. Y además encontramos herramientas para Android como este ProCapture que nos permite darle funciones extras, reorganizar de un modo más intuitivo y mejorar en definitiva la cámara de nuestro Android.

¡ATENCIÓN!

Sorteamos 5 licencias de ProCapture para que no te salga gratis la versión Pro. Para ello sólo tienes que:

¡Mucha suerte!

Empecemos siendo claros. ProCapture no es una app para aplicar filtros, efectos curiosos o editar imágenes, no hace nada de eso ni es lo que pretende. ProCapture le da un cambio total a la app nativa de la cámara de tu Android. ¿Y para qué necesito esto? Pues bien, una de las cosas más importantes en una cámara de fotos es tener todos los controles a mano, que todo sea fácil de usar y de cambiar. No queremos recorrer menús, sub-opciones y pestañas para llegar a poder cambiar algo, lo queremos todo a mano, para hacerlo rápido, y eso es principalmente lo que ProCapture aporta y lo que cambia de la app nativa de la cámara de Android. Además añade algunas funcionalidades extra, por lo que es ideal para sustituir la aplicación de fotografía de Android.

ProCapture se divide en dos partes, el menú izquierdo y el menú derecho. El derecho es muy sencillo, no tiene demasiado que contar. Incluye el botón de disparo, un switch para cambiar entre el modo de foto y el de vídeo y un acceso rápido a la galería de imágenes con una preview de la última foto que hemos hecho. Además contiene el primer fallo de la aplicación. Al cambiar a modo de vídeo nos lleva a la app de Android para vídeo, y al volver al modo foto no nos lleva a ProCapture, sino que se queda en la aplicación de Android.

En la parte izquierda tenemos lo importante, todos los accesos a los ajustes de la cámara de nuestro Android, y vamos a analizarlos y ver qué tenemos uno por uno.

Empezamos por el modo de disparo, que nos permite alternar entre Normal, temporizador, ráfaga, reducción de ruido, wide y panorama. Casi todos tienen algo que comentar, y esta es de las partes más interesantes de ProCapture. El temporizador y el modo ráfaga tenemos que configurarlos desde el menú de la aplicación, donde indicaremos el tiempo que pasa desde que pulsamos el disparador hasta que se hace la fotografía en el caso del primero, y el número de fotografías que disparan en el caso del segundo. Una vez configurado esto al pulsar el modo accedemos directamente.

El modo de reducción de ruido toma dos fotografías y las une, buscando diferencias y eliminando el ruido digital que la cámara introduce. Es una forma de sacar fotografías de bastante buena calidad, pero requiere que mantengamos la cámara fija, sin moverla demasiado. Además me ha dado más de un problema, así que podríamos considerarlo el segundo fallo de la aplicación.

Por último tenemos los modos wide y panorama, muy parecidos, pero el primero une tres fotografías para crear un pequeño panorama y el segundo nos permite unir hasta 12 diferentes fotografías y hacer una panorámica muy decente. La verdad es que es un modo que funciona muy bien, me ha gustado mucho comparando con otras apps de panoramas del Market.

La siguiente pestaña del menú izquierdo nos permite cambiar rápidamente el modo de enfoque (automático, infinito, macro o fijo), el modo de escena (automático, retrato, horizontal, nocturno, playa, nieve, deportes, atardecer, fuegos artificiales, fiesta y luz de las velas) y el efecto de color (ninguno, mono, sepia, negativo, agua). Es decir, desde aquí tenemos un acceso inmediato a una configuración de ajustes de cómo haremos nuestra foto. Este apartado me parece fundamental, y aunque la app nativa de Android se acerca es mucho menos completa, ya que no sólo la de ProCapture nos lo pone todo más a mano, sino que además incluye más opciones de escenas, enfoques y efectos de color.

Esta función no es la más práctica ni la que más falta hace, pero siempre viene bien tenerla a mano, y cada vez se usa más, así que poder activar y desactivar la función de añadir la localización de GPS a tus fotos viene muy bien. Un extra del que no nos podemos quejar.

El siguiente ajuste es el de balance de blancos. Ya me repito, pero es una maravilla tener todo esto tan a mano. Parece evidente, pero es que muchas veces son las cosas sencillas las que hacen que algo sea realmente bueno. A veces se pasa por alto lo más sencillo y se ponen a mano las cosas complicadas, pero son las cosas básicas como los ajustes de balance de blancos con el modo automático, incandescente, luz natural, fluorescente o nublado los que necesitamos tener a tiro de piedra. Porque cuando hay que hacer la fotografía hay que encontrar esto en un momento.

El flash de los móviles, eso que tanto buscan unos y tanto quieren evitar otros. Pues para todos ellos esta opción viene perfecta, porque nos permite cambiar entre el modo de flash en un momento. Es de esas opciones que la app nativa de Android trae casi igual, así que no aporta demasiado, salvo que introduce el modo antorcha, manteniendo el flash encendido en modo continuo. A mi personalmente no me gusta nada usar el flash de la cámara del móvil, por lo que veo muy útil tener esta opción a mano para activarlo y desactivarlo rápidamente.

¿Sabías que no es lo mismo usar el zoom digital de la cámara que luego ampliarla en el ordenador con el visor de imágenes? No soy partidario de usar zoom digital, porque reduce la calidad de la imagen muchísimo, pero para situaciones en las que no queremos calidad sino ver mejor lo que hay nos puede venir de lujo, y se agradece tenerlo a mano. Cuando usamos el zoom digital de la cámara la imagen sufre un pequeño tratamiento digital, no es simplemente ampliar como hace un visor de imágenes, por lo que la calidad no se reduce tanto. Es lo mismo que hace Photoshop u otro programa de edición fotográfica.

Y ya lo último, los ajustes extra, para los que quieren algo más. Si no os parecía suficiente todo lo que nos ha permitido cambiar esta aplicación sin movernos de la pantalla de captura aquí tenéis más cosas. Desde estos ajustes extra podremos cambiar el valor de la exposición de la fotografía por si se queda demasiado oscura o se quema mucho. Habréis notado que en las capturas que os he puesto yo tenía activado un histograma abajo a la derecha, un extra que aporta ProCapture muy interesante y que podemos activar desde aquí. También desde estos ajustes podremos activar la rejilla de guía para fotografías o la espiral de Fibonacci, cambiar la resolución de la imagen, la calidad y restaurar todos los valores de fábrica.

Y como estaba durante todas estas capturas abajo a la derecha en la preview no os voy a dejar sin ver la imagen que hice de prueba:

Además de los que se han ido nombrando a lo largo de esta review he encontrado dos fallos en esta aplicación, que franacmente no me han gustado nada y espero que arreglen en próximas versiones. No es posible seleccionar la ISO de las fotografías, por lo que con baja luz nos iremos siempre a fotos con un nivel de ruido altísimo. Es una contradicción que una app que precisamente sirve para tener un control total no te permite controlar la ISO de tus fotografías. Otro enorme problema es que no podemos seleccionar el punto de enfoque en la pantalla, y eso nos limita muchísimo tanto para la medición de exposición como para fotografías macro en las que seleccionar la parte enfocada de la imagen es clave.

Por mi parte estos dos problemas son los que han hecho que espere a comprar la versión de pago, que cuesta 2.99€, y simplemente me quede con la gratis que limita la resolución de salida de las fotografías a 3.2MP. El precio de la aplicación lo vale, pero al menos desde mi punto de vista primero tienen que solucionar esos problemas. ¿Qué te parece esta aplicación? ¿Merece la pena comprarla?

Descargar ProCapture Free del Android Market

Descargar ProCapture del Android Market

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro
Comparativa de cámaras: Huawei P40 Pro, P30 Pro y P20 Pro
Análisis Samsung Galaxy S20
Análisis OnePlus 8 Pro
Análisis OnePlus 8
Huawei P40 Pro contra OPPO Find X2 Pro
Análisis Xiaomi Mi 10

Lo más visto

El Nexus One no recibirá Ice Cream sandwich de manera oficial: Es demasiado viejo dice Google
Google Music Store, la tienda de música de Google es ya casi oficial