A través de Google + y otras redes sociales, Google ha comunicado que apartir de hoy mismo empezará a enviar via OTA ( inalámbricamente llegará y se instalará sin que tengas que sincronizar nada o tengas que utilizar un software en el PC)  la actualización de Android 4.0 Ice Cream Sandwich a todos los Nexus S.

Una noticia muy esperada, fantástica y que hará desesperar de paciencia a muchos, a los mismos propietarios de los Nexus S ya que dicha actualización será paulatina y se alargará durante un mes, y a los usuarios de otros terminales hasta que los fabricantes puedan adaptar esta nueva versión a sus dispositivos, donde los Xperia de Sony se posicionan como los que primero parecen que lo recibirán, pero hasta finales de Enero no se espera como mínimo, para el resto, a lo largo del primer trimestre de 2012. Larga espera, pero es el precio de que todo funcione correctamente.

De momento no se han pronunciado con respecto a actualizaciones del Nexus One. Habrá que esperar, la esperanza no se pierde y más si es la misma Google la que se encarga de esto y no un fabricante.

A si que si eres usuario de un Nexus s, prepárate porque tu helado está a punto de llegar.

Paralelamente a esta noticia hay que destacar que Google ha presentado una pequeña mini actualización de Ice Cream Sandwich a la versión 4.0.3, pero esta noticia la ampliaremos en un próximo artículo porque merece explicar más en detalle las consideraciones que implica, no es sólo una actualización menor, hay algo más presentado en el nuevo SDK ;)

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
Juegos Android de la Semana: Sonic CD , plataformas y acción
Android 4.0.3 y su cambio de API: todas sus implicaciones