Google es sin duda una de las compañías más grandes e importantes del mundo. Está absolutamente en todo, lo mismo está plantando fibra óptica que actualizando Google + o lanzando una versión de Android nueva. Esta empresa está cobrando una importancia vital en nuestras vidas, porque usamos sus servicios a diario. ¿Qué sería de internet sin el buscador Google o sin Android?

Sin embargo, parece que no quieren quedarse aquí y buscan ir más allá con nuevos productos y servicios. Por ello Google tiene previsto invertir 120 millones de dólares en una expansión de sus oficinas centrales de Googleplex, con el fin de crear dos nuevos centros de investigación y desarrollo.

Muy probablemente esto tenga que ver con Google X o con muchos de los proyectos secretos en los que Google está moviéndose. Dicen que podría ser un centro de investigación de tecnologías inalámbricas y otro dedicado al desarrollo de dispositivos. Un momento… ¿Dispositivos? Si, no tiene nada de extraño. Todos sabemos el afán que tiene Google por intentar desarrollar hardware propio, de hecho, este se dice que fue uno de los principales motivos por los que compraron Motorola, cuya compra por cierto ha sido aprobada por la UE.

Google ha tocado cada uno de los sectores de la tecnología pero les falta ese que les haga ser completamente autónomo: el hardware. Y es que con tal expansión y tal cantidad de servicios, a los de Mountain View solo les faltan esos medios físicos para independizarse de las otras empresas y consolidarse como una empresa de referencia en todos los aspectos.

En el caso de hacer esto, Google sería un rival de Apple en todos los campos en los que batallan. Fabricaría hardware y software propio en toda su gama de productos, desde los chromebooks hasta dispositivos Android. Con esto veríamos productos de altísima calidad, y crearían un ecosistema como el que forman los dispositivos de Apple. Y no me malinterpretéis. No quiero decir que me guste el ecosistema de Apple, ese es otro tema, sino estoy diciendo algo completamente objetivo como es la gran integración que hay entre un Mac, un iPhone o un iPad, cosa que no tenemos ahora mismo en Android precisamente por eso, porque Google no crea hardware.

Ha llegado ese momento de dar el salto a este campo y por consiguiente dar ese salto en calidad y en recursos que la compañía necesita. Porque, a pesar de que Google empezó la casa por el tejado fabricando software en vez de hardware, es hora de que se planten los cimientos sobre los que se construirán todos esos productos que la compañía tiene en desarrollo.

Esto marcaría un antes y un después en Android porque nadie conoce mejor el sistema operativo que la propia Google, y si sus planes fueran de desarrollar hardware, podrían crear productos insuperables en calidad por cualquier otro fabricante. No obstante, si Google empezase a desarrollar hardware, muchas de las empresas que trabajan ahora mismo con su sistema operativo buscarían otras alternativas porque a muy pocos les hace mucho «chiste» que Google sea aliada en el campo del software y enemiga en el terreno del hardware.

Entonces, ¿debería Google comenzar a vender su propio hardware? Sinceramente sí. Pero no formar un extenso catálogo como podemos encontrar en HTC o Samsung. Deberían de limitarse a presentar solo unos dos dispositivos al año, simplemente para ir guiando el camino que Android debe de seguir, es decir, lo que viene haciendo con los Nexus pero teniendo ellos el control completo.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Borra partes no deseadas de las fotografías con Remove by Scalado
VPlayer, posiblemente uno de los mejores reproductores de vídeos para Android