Ya nos avisó Intel que pondría todo su esfuerzo, capital e interés en Android, y Google también acercó posturas. También sabíamos que en el MWC ya veríamos algo concreto y no sólo el chip Medfield que tan buenas pero controvertidas críticas ha recibido. Lo que no esperábamos, o al menos yo, es que fuera Motorola la primera novia de Intel, y con la sorpresa en el cuerpo aún, vemos la primera filtración de un dispositivo de Motorola con Ice Cream sandwich y gobernado por un chip de Intel. A priori y sobre el papel, toda una máquina de ingeniería.

Aparte de ser un Motorola, tener Android 4.0 Ice Cream sandwich con una interfaz personalizada no muy agresiva, poco más podemos decir. De aspecto delgado y gran pantalla, parece que tendrá un botón dedicado a la cámara y que su estructura como el Razr parece robusta (al menos la tornillería y acabado gris metálico lo hacen parecer)

Los botones de Retorno, Home y Menú serán táctiles y lo que apunta la fuente aparte de esta imagen, es que la cámara será un punto clave de este terminal, y port supuesto todo el ecosistema de juegos, apps y potencia que pueda desarrollar el chip Medfield de Intel. Sin duda estamos ante el que será uno de los grandes terminales de 2012, bien porque se lo merezca o porque Intel nos lo meta por los ojos (se la juegan al 100% en el mercado de la telefonia, donde lo tenían todo perdido) Habrá que ver a cual de las dos responde. Boom o Bluff

Fuente: Pocketnow

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Aplicaciones para estudiantes ordenados: Everstudent y Yasp
Especial San Valentín Android: Declara tu amor con el robot verde