Después de tantas disputas en los tribunales, después de tantas idas y venida con las patentes, resulta paradójico que la pantalla Retina Display, característica del Nuevo Ipad, sea fabricada por una gran compañía contraria a las políticas de la marca de la manzana. ¿Por qué Samsung fabrica tal pantalla y sin embargo no la utiliza para sus propias tablets?

Estructura empresarial de Samsung

Antes de nada, es necesario comentar la estructura empresarial que adopta la firma surcoreana. El compendio empresarial está compuesto por diferentes filiales las cuales, independientemente, llegan a acuerdos con otras compañías.

La empresa líder en tecnología Android podríamos decir de alguna manera que sería Samsung Mobile, contra la que Apple arremete con sus patentes, pero, en la fabricación de las pantallas de los dispositivos móviles esta marca no tiene absolutamente nada que decir.

En este punto cabe diferenciar que Samsung Mobile está compuesto a su vez por dos empresas “independientes”  en mayor o menor medida. Hablamos pues de Samsung Electronics Company LTD  y de Samsung SDI. La segunda de ellas es la encargada de la comercialización de las pantallas así como de otros elementos como las baterías de teléfonos.

Como pudimos observar, Apple lanzó numerosas demandas contra la empresa madre, es decir, contra Samsung Mobile pero estas no afectan a Samsung SDI la cual, libremente capacitada para hacerlo, sigue vendiendo su tecnología de pantallas a la empresa de los de Cupertino.

La pantalla Retina Display

La nueva pantalla que monta el Ipad es una Retina Display de 9,7 pulgadas capaz de ofrecernos una resolución de 2.048×1.536 píxeles. Hablamos pues de una pantalla realmente fantástica que llega a los 264 píxeles por pulgada: única para el mercado de las tablets.

Es por ello por lo que la pregunta es evidente: Si la propia Samsung es capaz de crear una pantalla de semejantes características, ¿por qué no la incluye en sus dispositivos? Puramente por acuerdos empresariales con la filial de la compañía.

La pantalla del Nuevo Ipad ha sido criticada porque obliga a los desarrolladores a actualizar sus aplicaciones para no quedar en evidencia ante tal resolución, lo que supone un aumento en el peso de las mismas pero, pese a ello, es innegable la calidad que Samsung ha logrado para esta Retina Display.

A muchos fanáticos del mundo Android se nos hace la boca agua esperando tales características pero lo cierto es que, al menos de la mano de Samsung, nos tocará esperar. La firma surcoreana continúa su apuesta personal con las pantallas de tecnología AMOLED. Un tipo de pantalla de también gran calidad pero que no alcanza por el momento la tecnología que ofrece la anteriormente comentada.

Además de esta pérdida en resolución, las pantallas OLED tienen una vida útil menor y, tras algunos años, podremos encontrarnos ante una pantalla que ha perdido su calidad inicial. ¿Por qué no cambia Samsung a las pantallas Retina Display? Desde firma se filtran diversos rumores.

 

Motivos de la decisión y vista al futuro

En primer lugar, y lo que parece más evidente, la situación no cambia por acuerdos contractuales entre Apple y Samsung que, pese a las continuas denuncias bilaterales, a la hora de hablar de alianzas empresariales en componentes electrónicos siguen siendo un ejemplo a seguir.

Por otra parte, la opinión de algunos especialistas como Vinita Jakhanwal, analista de IHS iSuppli, es por la necesidad de diferenciación entre las tablets. En unos dispositivos que son todo pantalla, donde uno de los puntos más fuertes es la misma, es necesario mantener un punto diferenciador respecto a los competidores e intentar innovar. Quiere esto decir, que si Samsung montase la Retina Display  dejaría de lado su apuesta personal por las pantallas con tecnología AMOLED que tantos éxitos le han dado perdiendo así parte de su identidad.

¿Puede competir Samsung contra Apple a nivel de hardware? Evidentemente sí. Es capaz de igualar sus capacidades porque la propia Samsung es quien suministra parte de los componentes a Apple como la pantalla o el procesador A5x.

Por lo tanto, la dificultad no está en la capacidad del hardware sino en la posibilidad de diferenciar o hacer único su producto. Al menos en esta generación de tablets la batalla parece perdida por parte de la empresa fabricante de dispositivos Android pero quién sabe qué sucederá si en futuro próximo Apple se encuentra con la negativa por parte de sus empresas proveedoras.

El panorama actual parece muy cómodo para la compañía creada por Steve Jobs: encarga, revisa la calidad y compra los productos terminados que luego ensambla. El proceso para ellos es realmente sencillo, no para las compañías que los fabrican, sino que se lo pregunten a LG o Sharp que no han pasado los estándares de calidad de las pantallas Retina Display, pero habrá que ver si en un futuro las compañías deciden apostar fuerte por su propia tecnología y cerrar el grifo a Apple.

Sea como fuere, la libre competencia hace que los usuarios seamos los más beneficiados. El intercambio constante de ideas así como el avance continuo por superar al competidor, son puntos en los que los consumidores finales vemos reflejados en la calidad de los productos. Es necesaria esta lucha.

Fuentes: Wired Wikipedia Europapress
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Análisis del Samsung Galaxy A80
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Rocket Music Player: Un excelente reproductor de música
Ocho aplicaciones para disfrutar de tu viaje y de tu android