En:
Cuantas veces hemos oído eso de que Android es un SO libre, con el que puedes hacer lo que te de la gana (siempre y cuando sepas algo del tema, por supuesto).

Vale que el termino Free (en inglés) tiende a crear ciestra confusión y más de una discusión, pero la facilidad que da Google para acceder al código de Android es más que conocida. A la que sacan una nueva versión, casi al instante está disponible para cualquiera, de forma que puede hacer sus modificaciones, arreglos o simplemente curiosear.

Pues bien, eso tiene sus ventajas, como por ejemplo poder ejecutar Android en casi cualquier dispositivo y poder probar y ver de primera mano como es este SO en caso de que nunca lo hayan usado. Y hoy os vamos a enseñar como ejecutarlo en un ordenador, de forma que podáis trastearlo o hacer con él lo que os apetezca.

Paso a paso

Empezamos pues con este tutorial sobre como ejecutar Android en nuestro ordenador. Para ello debemos hacer uso de una máquina virtual; en este caso hemos usado VirtualBox, que podéis descargar desde este enlace, y está disponible para Linux, Windows o Mac.

Necesitaremos también, obviamente, la imagen de Android que queremos instalar. Gracias a la comunidad de usuarios, tenemos disponible una complicación adaptada para casi cualquier dispositivo con arquitectura x86, por lo que podremos instalarlo directamente en el PC si así lo deseamos, y ha sido modificada para que sea compatible con muchísimos dispositivos, teniendo ISO’s específicas para los Asus eeePC, samsung, etc.

Para ello podemos bajarnos la versión que deseemos tanto desde aquí, como aquí. En este tutorial hemos probado 2 versiones, la 2.3 y la 4.0. La primera está mucho más depurada y es más funcional, mientras que la segunda aún está en desarrollo y no funciona del todo bien. Decir que se ha usado la versión adaptada para los eeePC de Asus, ya que la genérica ha dado algún que otro problema, sobretodo con la 4.0.

Una vez tenemos todo a punto, VirtualBox instalado e ISO descargada, vamos al lío. Arrancamos la máquina virtual y lo primero que debemos hacer es crear un «disco» virtual en el cual instalaremos el SO. Es tan sencillo como darle al botón Nueva que encontraremos en la parte superior de la ventana.

 Se abrirá una nueva ventana donde nos irá preguntando varias opciones. Lo primero es elegir un nombre para nuestra máquina virtual y seleccionar el tipo de SO. En este caso lo llamaremos Android (por ejemplo) y seleccionamos Linux y en el tipo Otro (aunque en la imágen aparezca Ubuntu, debéis seleccionar Otro).

El siguiente paso es asignar una cantidad de memoria RAM que queremos dedicar a dicha máquina. Aquí lo recomendable para que funcione mínimamente bien es darle 1Gb. He probado con 512 y si bien con 2.3 se puede usar, con 4.0 es imposible. Aunque yo recomiendo darle 2Gb para asegurar.

Lo próximo es elegir si creamos un disco nuevo o uno existente; elegimos nuevo, el tipo seleccionamos VDI y el espacio yo siempre lo elijo reservado dinámicamente, pero es indiferente elegir la otra opción. Por último debemos determinar el tamaño del disco, que con darle 1 o 2 Gb hay de sobra. Ya solo falta pulsar en «Crear» para terminar el proceso.

  

Vale, ya tenemos nuestro disco creado y casi listo, solo nos faltan unos pequeños detalles. Seleccionamos nuestro nuevo SO y entramos a la configuración. Una vez allí, vamos a Sistema y en la pestaña procesador activamos la casilla PAE/NX, y en almecenamiento, veremos que tenemos 2 «soportes». Uno es el disco en si, y el otro el CD/DVD que supuestamente usaremos para instalar el sistema. Al tener una imagen, le indicaremos que arranque desde ahí y no desde el lector. Para ello seleccionamos el disco, y en la parte derecha veremos un pequeño icono de un CD. Lo pulsamos y nos dará opción de elegir donde está ubicada nuestra ISO, así que la buscamos, la seleccionamos y listo. Ahora sí que podemos empezar la instalación.

  

Le damos a Iniciar y veremos como se nos abre una nueva ventana y a su vez nos saltan varios mensajes. Básicamente nos informa sobre la resolución de la pantalla y de que el ratón puede quedar «bloqueado» dentro de la ventana. Marcamos que no nos recuerde más esos mensajes y listo. Para probar Android, seleccionamos la primera opción y pulsamos intro; veremos como empieza a cargar y en pocos segundos ya tendremos funcionando Android en nuestro PC.

  

Ahora ya solo falta trastear lo que queráis para probarlo. Sólo una cosa, usando la versión 2.3 no he tenido ningún problema para conectarme a Internet y acceder a casi todos los ajustes sin complicaciones, aunque con 4.0, al estar aún en «pruebas», en mi ordenador no he podido activar el WiFi, pero si alguno de vosotros dispone de un eeePC de Asus teóricamente debería funcionarle todo, pues ha sido adaptado a ese hardware. Aquí tenéis unas cuantas imágenes de 2.3 funcionando:

  

  

Os recomiendo que probéis primero la genérica y si tenéis problemas probad con la versión de eeePC, que a mi me ha ido perfecta.

Y ahora unas cuantas imágenes de 4.0 funcionando:

  

  

  

Como nota final, decir que el ratón funciona a modo de «dedo» de verdad. Es decir, si mantenemos pulsado el botón izquierdo sale el menú emergente, y en cuanto a los botones de menú y atrás para la versión 2.3, el botón derecho hace la función de atrás, mientas que el botón central (el de la rueda del ratón) hace la función de menú.

Si tenéis problemas para integrar el ratón dentro de la ventana, id a las opciones de VirtualBox, concretamente en el menú «máquina«, y activad la opción de «Inhabilitar integración del ratón«. Ahora, pasad por encima de la ventana y pulsad el botón izquierdo, por ejemplo; de esta manera se quedará dentro de la ventana. Para poder sacarlo, hay que pulsar la tecla Ctrl derecho y listo.

Espero que os haya servido este tutorial y que podáis probar, los que aún no lo habéis hecho, Android 4.0 o, porque no, cualquier versión de Android. Así podéis comparar la evolución que han ido teniendo las diferentes evoluciones y, vistas así juntas, no ha sido poca.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
Videoreview del Samsung Galaxy Note en español
Samsung Galaxy S III ya disponible con Vodafone desde 0€