Últimamente no paramos de comentaros acerca de los móviles más bestias y potentes del mercado, con pantallas de tamaño entre 4 pulgadas e infinito y monstruosas baterías y capacidades, cacharros que hacen sonrojarse a ordenadores de hace no demasiado tiempo sin apenas hacer esfuerzo para ello; y eso está muy bien, pero no os vamos a comentar siempre lo mismo. En ocasiones también nos gusta hablar de dispositivos más pequeños y asequibles, que permiten que cualquiera tenga al alcance la mano las funciones más básicas requeridas a un smartphone.

Pero parece que siempre olvidamos un segmento, el medio, un segmento que no ofrece lo más potente de la gama ni un precio tan competitivo como lo más básico y debido a ello un porcentaje muy elevado de usuarios lo ignoran. Sin embargo de vez en cuando aparece un candidato en este segmento digno de ser mencionado y recordado por ofrecer alguna característica interesante frente a su competencia. Y de uno de esos vamos a hablaros hoy, de un nuevo contendiente que tiene mucho que decir en esta batalla: Sony Xperia U.

Diseño

Es un punto que la empresa nipona (desde que comenzó en esto de la telefonía móvil hace ya un buen puñado de años) siempre ha tenido presente y en el que les ha gustado trabajar. No hay más que ver el impecable aspecto exterior de toda la gama que los japoneses mostraron en el MWC y a la que han ido añadiendo terminales. Toda la gama, conocida como NXT se caracteriza por unas líneas simples y elementos minimalistas. Además, la parte inferior podremos cambiarla entre cuatro colores: blanco, negro, rosa y amarillo, concediendo a nuestro teléfono un puntito de personalización extra que lo hará un poquito más nuestro.

Pero el sobresaliente diseño no se limita, por supuesto al diseño exterior. Cuando os comenté el Sony Ericsson Xperia Arc S en la videoreview tuve el privilegio de trabajar varias semanas con la interfaz TimeScape que han heredado todos estos terminales. Se trata de una interfaz con elementos de diseño propios de la compañía, pero perfectamente integrados con Android, hasta el punto de que en muchas ocasiones no da la impresión de que tengamos una interfaz propia, sino un simple skin sobre el launcher básico de Android.

Hardware

Este es el segundo motivo por el que me encanta este dispositivo, y es que el hardware que monta el dispositivo, a pesar de ser un gama media, no desmerece en absoluto el conjunto:

  • Procesador STEU8500 (ARM Cortex A9 Dual Core a 1 GHz). Se trata del mismo que montan teléfonos como el Galaxy Ace 2, el Sony Xperia P y el Sola.
  • Gráfica Mali 400 MP. A pesar de que la montan muchos otros, no olvidéis que hay un miembro insigne del club del Mali 400MP, que no es ni más ni menos que el Galaxy S III, así que os podéis hacer a la idea de la potencia que atesora.
  • Pantalla LCD retroiluminada LED de 3,5” con resolución de 854×480 y 280 ppp* de densidad. Además dispone de la tecnología Mobile Bravia Engine, que permite mejorar el color y contraste de las imágenes, ofreciendo todavía mejor sensación en la pantalla.
  • Batería de 1320 mAh de larga duración. Sé que todos los fabricantes dicen lo mismo, pero la verdad es que la duración de la batería se mantiene bastante bien para hacer un uso normal del teléfono, aunque se resiente un poco en cuanto nos ponemos más intensivos con él.
  • Cámara de fotos trasera de 5MP con flash LED y autofocus y grabación de video (720p a 30 fps) y cámara frontal VGA para videoconferencias.
  • Memoria interna de 4 GB sin ranura para tarjetas de memoria (la única carencia grave que le veo hasta el momento) y 512 MB de RAM.

Software

Como ya os comentaba en el primer apartado, se ha hecho un grandioso trabajo con la interfaz TimeScape en general en todos los aparatos que nos ha presentado la marca. Presenta un buen número de tutoriales de inicio, para que los menos experimentados con Android puedan soltarse un poco en apenas nada de tiempo, y que los que ya tenemos callo podamos ignorarlo y seguir adelante.

De entrada lleva la versión 2.3.7 de Android, aunque, teniendo en cuenta el historial de la marca, es prácticamente seguro que en breve contaremos con una versión de 4.0 adaptada al terminal con un rendimiento tan bueno como el que ya mostró precisamente el Arc S en su estreno en ICS hace unas semanas.

Experiencia de usuario

Diseño impecable, gran densidad de píxeles en la pantalla, cámara trasera más que decente, buena optimización de la batería, un buen procesador y una excelente gráfica. Son características que aisladas pueden no ser gran cosa, pero que al encontrarse todas unidas en un terminal ofrecen al usuario una experiencia única, que hace que usar este terminal sea cómodo, agradable y, en definitiva, una experiencia para disfrutar y no para sufrir. Así que ya sabéis, si sois de los que, como yo, encuentra la interfaz de Sony nada invasiva e incluso agradable, pero no queréis gastar el dineral que cuesta su hermano mayor, el Xperia U es una muy buena elección que sin duda alguna disfrutaréis.

*ppp significa puntos por pulgada, es el equivalente en castellano al dpi inglés (dots per inch)

Gracias a Vodafone España por cedernos el terminal para las pruebas y la sesión fotográfica

 

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3

Lo más visto

Todos los emuladores para Android
Amazon: Flow, Mapas y el Kindle Fire 2