Hoy es un día muy especial, a pesar de que para muchos de vosotros sea simplemente un domingo más. Hoy  es el cuarto aniversario de Android, ese monigote verde del que hablamos a diario aquí en esta web. Un monigote que ha cambiado considerablemente nuestras vidas y que ya se ha hecho mayor, por lo que hay que celebrarlo como se merece.

Pero como cualquier leyenda, todo tiene su origen, por lo que no viene mal repasar un poco cómo nació este sistema operativo que tanto nos ha dado durante estos años.

El origen de Android

Todo nació allá por el 2003, cuando Andy Rubin fundó Android Inc. una compañía que desarrollaba un sistema operativo para móviles que por aquel entonces distaba mucho del Android que tenemos hoy en día. Dicha compañía fue adquirida en 2005 por Google, que en esas fechas no era ni la mitad de lo que hoy es. Con aquel movimiento todos pensaron que Google se adentraría en el mundo de los smartphones, cosa que como vemos se ha hecho realidad.

Poco a poco Android fue evolucionando tomando como base el kernel de Linux. Eran las primeras líneas de código de lo que hoy en día conocemos como Android.

En 2007 se fundó la Open Handset Alliance, en la que Google entró a formar parte junto con otras compañías como Nvidia, Texas Instruments, Samsung.. etc.Dicha asociación se fundó con el fin de lanzar estándares abiertos para dispositivos móviles, siendo su primer producto Android.

 

No fue hasta un año después cuando la primera versión de Android vería la luz. Hablamos de un 23 de septiembre de 2008, cuando Google presentaría en sociedad Android 1.0 Apple Pie. Por aquel entonces hablábamos de una versión muy pero que muy primitiva de Android, el cual acababa de nacer. Dicha versión vino acompañada del primer smartphone con Android, el HTC G1, con 3.2 pulgadas de pantalla, teclado QWERTY, cámara de 3 megapixels y un procesador a 528 Mhz.

Seis meses después, los chicos de Google lanzaron la versión 1.1 Banana Bread, la cual pasó casi desapercibida por todos nosotros. Sin embargo no ocurrió lo mismo con la 1.5 Cupcake, la cual supuso un antes y un después en el mundo Android, mejorando notablemente la interfaz y la compatibilidad con ciertos estándares de comunicaciones.

Poco después Google lanzó Android 1.6 Donut, una versión que todos recordaréis con cariño porque era la que incorporaba la HTC Magic, el primer dispositivo con Android que se comercializó en España. Hablamos de Mayo de 2009, y Android ya comenzaba a crecer a pasos agigantados.

A finales de 2009 llegó la versión 2.0 y 2.1 Eclair, la cual supuso un antes y un después en Android a nivel de interfaz. Aquella interfaz rudimentaria pasó a ser algo más atractiva para todos e introdujo novedades como los fondos animados. Esta versión estuvo abanderada por el Google Nexus One, un dispositivo que aún sigue en los bolsillos de algunos de nosotros. Era la primera vez que la gente comparaba Android con un iPhone, que por aquel entonces era el mejor móvil del mercado.

En Mayo de 2010 llegó a nuestras vidas Android 2.2 Froyo, una versión que mejoró notablemente la velocidad de Android. Así mismo incorporó soporte para Flash Player y la posibilidad de realizar Tethering, entre otras muchas más. Esta versión fue junto con Eclair un claro punto de inflexión en la historia de Android.

A finales de 2010 llegó a nuestras vidas el pan de jengibre, o como todos lo conocemos Android 2.3 Gingerbread. Dicha versión nos trajo una interfaz ligeramente mejorada, con tonos más oscuros, además de incorporar soporte para NFC y mejoras en el multitouch. Con esta versión salió a la luz el Samsung Nexus S, el segundo móvil de la familia Nexus.

Poco después de la llegada de Gingerbread, Google nos citó a primeros de 2011 en su cuartel general para presentarnos Android 3.0 Honeycomb, la primera creación del genio Matias Duarte, actual director de experiencia de usuario (el que diseña la interfaz, en otras palabras). Esta versión totalmente orientada a tablets supuso un cambio radical en cómo Android avanzaría en los próximos años, yendo más allá de los smartphones.

Llegamos a Octubre de 2011, cuando Google dio uno de los mayores pasos en toda la vida de Android. Nos referimos a la presentación de Android 4.0 Ice Cream Sandwich y del Samsung Galaxy Nexus. Esta es sin duda, el cambio más radical que ha sufrido Android tanto en interfaz como en rendimiento, suponiendo un salto cualitativo muy grande. Entre sus características nos encontramos una interfaz totalmente renovada, mejoras en el rendimiento, fotos panorámicas, botones incluidos en la pantalla y sobre todo, la unificación entre la experiencia de usuario de tablets y de smartphones.

Y por fin llegamos a nuestros días, en los que convivimos con Android 4.1 Jelly Bean, la última versión existente de Android y que nos tiene a todos con la boca agua. Una fluidez extrema, una interfaz fantástica, un asistente de voz espectacular y un ecosistema de contenidos exquisito.

El origen de los nombres

Como os habréis fijado en la historia, Android está repleto de nombres curiosos y peculiares pero ¿cual es el origen de todos ellos? Las versiones de Android tienen nombres relacionados con dulces o postres y se van nombrando por orden alfabético, siendo el orden: Apple Pie, Banana Bread, Cupcake, Donut, Eclair, Froyo, Gingerbread, Honeycomb, Ice Cream Sandwich y Jelly Bean.

El hecho de llamar Android a este sistema operativo proviene de la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? . Dichos androides actúan como replicantes de un robot llamado Nexus-6, de ahí el origen de la gama Nexus.

Por último, el robot que iconiza a Android se llama Andy y la historia detrás de él es más extensa de lo que puede parecer. Dicha historia os la relatamos hace unos días aquí en El Androide Libre.

Qué ha significado Android

Hablemos ahora no de qué es Android y cual es su origen, sino de qué ha significado para todos nosotros. Y es que Android ha cambiado nuestras vidas radicalmente, ofreciendo la libertad que todos queremos, permitiéndonos tenerlo todo tal y como buscamos, sin ataduras de ningún tipo.

A los fabricantes también les ha proporcionado mucho. Samsung actualmente no sería nada sin Android, que fue una base donde apoyarse para poder plantar cara al iPhone y a los Nokias que dominaban el mercado en aquel entonces. Al igual que Samsung, HTC ha sido otra de las grandes beneficiadas, pasando de ser una compañía casi desconocida a ser una de las grandes de la telefonía mundial.

A la industria Android también ha aportado mucho con sus grandes innovaciones que han hecho avanzar a la tecnología en buen camino en lugar de estancarse. Así mismo ha supuesto la creación de Google Play, que influye directamente en sectores como la música, el cine o los libros.

Y por último, en lo personal, Android ha sido el causante de algunas de las cosas más importantes de mi vida, como por ejemplo el formar parte de esta familia que es El Androide Libre. Así mismo intensificó aún más mi afición por la tecnología, que ya de por sí era intensa antes de ello. Y por último, me ha facilitado muchísimo la vida en múltiples ocasiones.

Seguro que me dejo muchas cosas en el tintero, pero Android es y será una parte de nuestra vida para siempre. Y aunque sea un simple sistema operativo, debemos de estar agradecidos.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Mspy: Monitoriza y registra toda la actividad de tu Android
Android en el futuro: Las características que podríamos ver en los próximos Smartphones