Viene de lejos que ya íbamos viendo hacia dónde se dirigía esto. Unas cuantas temporadas de teléfonos de alta gama apuntaban cada año a unas especificaciones casi inalcanzables  pero año tras año están más cerca, y ahora ya casi se saldrán de las tablas. Las resoluciones 720p ya están a la orden del día en teléfonos, y las densidades superiores a los 300ppi ya casi se regalan.

Todo esto son números, pero parece que los fabricantes compiten por ver quién lo tiene más grande y bonito. Unos alcanzan y otros persiguen, pero todos juegan al mismo juego estúpido donde se han perdido las referencias y los perros persiguen al gato que chilla más. Hoy vamos a hablar y quizá criticar este pequeño juego que los gigantes se traen entre manos.

Entre píxels y densidades

Ya hace un tiempo de el día revolucionario en que Apple apareció con el iPhone 4 y su revolución de 326ppi. Algo totalmente brillante por lo que cambiarse de móvil merece la pena, al parecer. Lo que nadie parece observar es que ese número ya está bastante por encima de lo que el ojo humano es capaz de percibir, así que los compradores deben tener un ojo espectacular para apreciar el cambio.

Aún así ni los fabricantes ni compradores parecen tener suficiente. Ahora HTC y Oppo han decidido hacerla más grande aún y lanzar pantallas FullHD en 5 pulgadas. Si en 42 pulgadas de televisor ya se veía bien, ¡imaginaros como se verá en 5! Sí, sí, espectacularmente normal, porque seguimos sin apreciarlo. Y el que diga que sí, miente.

Bueno, yo espero con muchas ganas esta nueva generación de teléfonos para ver hasta qué número son capaces de llegar los fabricantes. Samsung tampoco ha querido quedarse a atrás y ya prepara sus productos para el MWC con más de 400ppi. Y no es el único, cada fabricante está preparando su terreno para intentar sacar el número más alto en la tirada.

¿Y todo esto qué produce?

Pues primero de todo estupidez. Sí, porque se contagia. Pero tecnológicamente trae más cosas, como es un importante desequilibrio en el hardware. Es fácil deducir que más densidad de píxels o una mayor pantalla requiere como poco más potencia en el resto de componentes, para poder reproducir dichas imágenes al menos. Curiosamente todos los componentes pueden hacerse más potentes, procesador, memoria RAM, almacenamiento… excepto uno. La batería.

Como más grande se hace el numerito de cualquier pieza de hardware, menos dura el numerito de la batería, porque resulta que año tras año su ínfima mejora queda eclipsada por la exponencial mejora del resto de hardware, y todos maman de la misma. Esa batería de la que todos nos hemos quejado, esa que ha hecho que la gente se arrepienta de cambiar de móvil a smartphone.

Pero no sufráis, que no todo es malo, para nada. ¡La gran ventaja de que la densidad de píxels crezca tanto es que cada año podremos poner una fila o dos más de iconos en la pantalla! ¿¡Qué bien, eh!? Imaginad, todas esas carpetas en las 5 pantallas de launcher que tenemos podrán liberar por fin algunos de sus iconos, porque toda la interfaz podrá reducirse y tendrán más espacio. Sí, estimados androides, esa es la gran mejora de pantallas grandes y mayores densidades. Ahora, antes de comprar nuestro siguiente Android, valoremos si el primer número que aparece es el más importante, o si realmente lo es el de mAh que muchos incluso ocultan.

Inspiración: Google+
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3

Lo más visto

Optimiza y saca el máximo rendimiento a tu Android con Smart Memory Booster
Dragon Mobile Assistant: Un asistente de voz rápido, sencillo y eficaz