No sé si recordaréis el jaleo que se formó con la batalla de patentes entre Apple y Samsung. Probablemente sí, porque cada semana había un par de noticias relacionado con ello. En todas ellas repetíamos una cosa, y es que Apple patenta hasta lo impatentable, algo que vuelve a afirmar con una de sus últimas patentes.

Según la agencia de patentes de los Estados Unidos, Apple ha conseguido la aceptación de su patente número D670.286 S, la cual está relacionada con el diseño de los dispositivos. Con esta patente, Apple podrá demandar a cualquier empresa que cree un dispositivo rectangular con las proporciones indicadas y con los bordes redondeados.

Si nos fijamos bien en los dibujos, han patentado exactamente el diseño del iPad de primera generación, para evitar que cualquier fabricante opte por copiar dicho diseño. El problema está en que la patente incluye muchos detalles que pueden ser infringidos fácilmente, por lo que a partir de ahora utilizar el formato 4:3 y redondear los bordes puede provocar que Apple te demande (otra cosa es que gane el juicio o no). Es decir, indirectamente ha patentado el formato 4:3 y las esquinas redondeadas, dos características que podemos encontrar fácilmente en multitud de dispositivos, sin necesidad de ser una tablet o un móvil.

¿A donde vamos a llegar?

Esto nos lleva a la misma historia de siempre: ¿A donde vamos a llegar, Apple? Hoy en día parece que para diseñar un producto hay que hacerlo con la ley y un directorio de patentes al lado, porque por lo más mínimo puedes ser demandado por infringir una patente que representa conceptos muy genéricos. Y lo mejor de todo es que Apple no es la única, sino que Google, Microsoft y multitud de grandes compañías cuentan con patentes de este tipo, aunque es verdad que Apple es la que más  patentes de este tipo tiene.

Por ello creo que los fabricantes no deben de patentar cosas tan genéricas si de verdad quieren que la industria avance por su cauce natural, algo que beneficiaría al usuario y a ellos mismos, ya que podrán obtener más y más beneficios económicos. La verdadera competición entre fabricantes debe de ocurrir en las tiendas, en los mercados, en las estadísticas, y no en los tribunales y juzgados que nos están acostumbrando últimamente.

Así mismo me parece penosa la actitud de la agencia de patentes de los EEUU por aceptar patentes tan genéricas que solo interrumpen el avance del sector tecnológico, algo que creo que provocará en un futuro corto la imposibilidad de avanzar más allá por miedo a infringir patentes.

¿Tú qué opinas? ¿Crees que deben de seguir patentando cosas tan genéricas?

Vía | The Verge

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Los desarrolladores obtienen más beneficio en iOS, pero Android está reduciendo la diferencia
Busca fantasmas en tu vecindario con Ghostbusters: Paranormal Blast