Normalmente en un juego de acción la premisa consiste en disparar primero al enemigo y preguntar después. Normalmente la cantidad de balas no es un problema por lo que hay que disparar al primer indicio de peligro. Shooting Club 2: Sniper nos presenta otro estilo de juego de disparos. Como su nombre indica, nos pondremos en la piel de un francotirador para enfrentarnos a los diversos desafíos a los que tienen que enfrentarse estos soldados especiales.

Shooting Club 2: Sniper no es un juego de acción al uso, sino mas bien una galería de tiro. De hecho, los objetivos son dianas, no personas. No estamos en mitad de ninguna guerra ni el mundo depende de nuestros disparos, sino que se trata de una simple sesión de entrenamiento, en la que estamos apostados en un punto sin poder movernos. Es posible que el juego pierda tensión por esta ambientación, ya que en ningún momento sufriremos ningún peligro, pero la verdad es que ya tenemos muchas cosas de las que preocuparnos.

Y es que, sin meterse en el farragoso terreno de la simulación, Sniper es un juego mas realista de lo habitual. Antes de realizar un disparo debemos tener en cuenta varios factores importantes. En el escenario suele ondear una bandera, que tendremos que encontrar para saber en qué dirección y con qué fuerza está soplando el viento, y ajustar el disparo de manera acorde. Igualmente, la distancia del objetivo es importante. La gravedad afecta a los disparos, y los escenarios en los que hay fuertes ráfagas de viento junto con objetivos lejanos y ocultos en el escenario son los más difíciles de todos, y nos obligarán a tener que reiniciar la misión constantemente.

Tampoco podemos disparar cuando queramos, sino que hay que mantener un ojo sobre el medidor de pulso. Nuestro corazón bailará como un epiléptico en Fiebre del sábado noche cada vez que disparemos, y tendremos que esperar a que recupere un pulso normal para poder disparar con garantías. Hay que seguir ese ritmo, y disparar cuando la marca del ritmo cardíaco se encuentre en el punto justo. Por si solo no es un desafío, pero hay que tener en cuenta que tenemos un número de balas muy limitado en cada escenario, normalmente solo tenemos dos o tres proyectiles más que el número de objetivos que hay. Fallar un disparo porque nuestro corazón ha dado un respingo será un error costoso.

Es gracias a estos momentos de tensión que Sniper es un juego que puede merecer la pena, pese a sus evidentes fallos. El nivel de producción es bastante bajo, y tiene pinta de juego barato que se ha desarrollado en poco tiempo. El punto positivo de esto es que los requisitos son bajos, y prácticamente cualquier dispositivo debería poder ejecutarlo. Otro fallo importante es que se vuelve muy repetitivo en poco tiempo, ya que apenas hay cambios entre una misión y otra mas allá de un cambio de sitio de los objetivos y de escenario. Con la experiencia obtenida se pueden conseguir nuevos rifles, pero realmente no aportan nada nuevo parte de una nueva mirilla.

Shooting Club 2: Sniper es un juego gratuito con banners de publicidad, y junto con sus bajos requisitos realmente no hay ningún motivo para no probarlo si nos atrae la idea de pasarnos algunos desafíos interesantes, siempre y cuando no esperemos mas del juego.

Shooting Club 2: Sniper en Google Play.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

iTunes y Android: Cuatro métodos para sincronizar ambas plataformas
Nuevo Skype 3.0 para Android. Actualización y renovación para integrarse con Tablets