Durante esta semana hemos tenido la posibilidad de viajar con Samsung a Londres y asistir a la presentación europea del Samsung Galaxy S4, el terminal de gama alta con el que la firma coreana quiere hacerse una vez más con lo más alto del sector del smartphone. Hoy además hemos podido sentarnos durante casi dos horas con el teléfono y ponerlo a prueba, conociendo todas sus novedades y características. Os contamos cuáles han sido nuestras primeras impresiones.

Vamos a empezar hablando sobre un tema que llama mucho la atención, intentando dejar claros algunos aspectos. Cuando Samsung presentó el Galaxy S4 en Nueva York todos creímos que se trataba de un único modelo con un procesador Exynos Octa de ocho núcleos. Sin embargo luego nos enteramos de la existencia de un segundo modelo, el Qualcomm de cuatro núcleos, que será el que llegue por lo menos a España.

DSC_0477

Esta decisión se toma por una sencilla razón. A partir de 2014 en España empezará  haber redes LTE, y sólo el modelo Qualcomm de cuatro núcleos cuenta con esta tecnología. Debido a que el ciclo de vida media mínimo de un smartphone marcado por el contrato de una compañía es de 18 meses y estamos hablando de un producto premium, no creo que a nadie le agrade comprar hoy un smartphone y que cuando llegue la tecnología LTE este no se pueda adaptar. De ahí la razón del quad-core.

¿Influye demasiado? En cuanto a rendimiento en teoría no habrá casi ninguna diferencia, y lo que sí podremos notar es que el octa-core es más eficiente en cuanto al uso de la batería, ya que puede elegir qué núcleos usar dependiendo de la situación, pudiendo así ahorrar en procesos menos costosos para el teléfono. Lo que os podemos decir tras unas cuantas pruebas del teléfono es que vuela, y es de los smartphones más fluidos que hemos probado, sin lags ni esperas.

Centrándonos otra vez en las pruebas del teléfono, nos ha sorprendido mucho para bien. Aunque nos hayamos quejado mucho de la poca innovación del diseño con respecto al SGSIII, hay que reconocer que se ha hecho un trabajo estupendo economizando la superficie útil. El SGSIII medía 136.6 x 70.6 x 8.6 mm y el SGS4 mide 136.6 x 69.8 x 7.9 mm. Es decir, que se ha logrado reducir sus dimensiones y a la vez aumentar la pantalla de 4.8″ a 5″, algo que se agradece mucho.

DSC_0481

Especialmente notable es la reducción de 0.7 mm del grosor del teléfono, que se nota al cogerlo en la mano. El tamaño del teléfono es perfecto para una pantalla de estas dimensiones. Respecto a los materiales no hay demasiada diferencia si comparamos con el SGSIII, así que poca novedad en ese aspecto.

Además de mejorar aspectos del hardware como el procesador, RAM o cámara, que desde luego se notan, el SGS4 viene cargado de detalles de software que muchos van a agradecer. Algunos más útiles y otros menos, pero hay para todos los gustos, y la variedad es enorme. Por supuesto no hemos probado todos, porque son demasiados, pero hemos podido dar un gran repaso a lo que ofrece en este sentido y sorprende positivamente.

Encontramos opciones interesantes como la de acceder a una vista previa del contenido pasando el dedo por encima sin tocar la pantalla, que permite ver el principio de un mail o las primeras imágenes de una galería antes de acceder, con esa preview que siempre viene tan bien. Otra función interesante es la parada inteligente de reproducción de vídeo, ya que si dejamos de mirar la pantalla, este se parará automáticamente.

DSC_0474

La cámara viene cargada de modos muy interesantes como el que nos permite hacer fotografías en movimiento para crear un GIF animado. Podemos hacer una foto de un objeto en movimiento y luego determinar qué partes de la imagen queremos fijas y cuáles moviéndose, creando un efecto muy curioso en un momento. También podemos hacer composiciones en movimiento, geniales para fotografiar por ejemplo un salto de skate, en el que aparece en la misma imagen una secuencia de lo que ha ocurrido. Son muchos los modos con los que cuenta la cámara, y tampoco podemos olvidar las imágenes con sonido por si queremos anotar dónde estábamos o dejar un mensaje, y la fotografía dual, que captura con las cámaras frontal y traseras a la vez.

Por último mencionar la aplicación S Health, que nos permite añadir ejercicios y alimentos que hemos ingerido para hacer un cálculo de las calorías que hemos consumido y quemado a lo largo del día, ayudado para ello también de un podómetro interno. Aunque su objetivo no sea competir con aplicaciones como Endomondo o SportTracker, sí sería interesante que implementasen una forma de añadir aplicaciones al practicarlas, no sólo de forma manual a posteriori. O al menos una sincronización.

En definitiva, el Samsung Galaxy S4 nos ha dejado buen sabor de boca tras las primeras pruebas. Ya empezamos a analizarlo a fondo y dentro de muy poco tendréis una review completa del terminal en el que os vamos a contar absolutamente todo sobre él, y seguro que es muy pronto.

¿Qué os va pareciendo a vosotros este nuevo teléfono de Samsung?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
El conocido gestor de documentos en la nube Doo lanza su aplicación para Android
¿Usas accesorios? ¿Cual es tu favorito? La Pregunta Androide de la Semana