La salida al mercado de nuevos terminales siempre suele ser algo movidita; noticias antes de su salida, rumores, primeros datos, fecha y precio de venta… Y obviamente, la noticia de los «supuestos» HTC y Samsung con Android puro 100% que tanto se comentó antes de que se hiciera oficial (llegando a cuestionarse seriamente su veracidad) no ha sido una excepción.

No solo no ha sido una excepción, sino que ha traído bajo el brazo más novedades de las esperadas.

Google Edition, ampliando el mercado

No han sido pocas las reviews, los comentarios y opiniones en la red sobre estos nuevos teléfonos, y la verdad es que era de esperar, ya que se trata actualmente de los terminales Android más potentes del mercado y, además, montan en su interior la esencia de Android, lo que los hace más interesantes si cabe.

htc-one-google-edition

A decir verdad, es difícil hacerse una idea clara de las diferencias que puede haber entre uno u otro, ya que aún es pronto, pero sí que podemos recopilar toda la información que inunda la red para intentar hacernos una idea aproximada de lo que ofrece cada uno.

El One de HTC y el S4 de Samsung son los «niños mimados» actualmente de dichos fabricantes, y la «marca Nexus» tiene mucha fuerza entre los usuarios más puristas de Android, así que la unión puede serles, a priori, beneficiosa. El hecho de que hayan decidido, al fin, ofrecer terminales sin ninguna modificación muestra claramente que poco a poco se tiene más en cuenta lo que muchos usuarios piden, y deja entrever que lo que es Android en sí, cada vez es más completo y necesita de menos añadidos.

One y S4, cara a cara

Pero volviendo al tema, estos 2 teléfonos se han puesto a prueba en diversos medios, tanto entre ellos como con sus homónimos, y además nos ha dejado más de una curiosidad.

Para empezar, se han vuelto a comparar una y otra vez en cuanto a apariencia exterior, hardware, opciones extras, etc., como si de unos terminales nuevos de tratara, cosa que a mi parecer no es demasiado necesaria ya que siguen siendo los mismos teléfonos, y las ventajas de uno frente a otro en este aspecto son las mismas que las versiones «estándar»; más normal me parece que se comparen en cuanto a funcionamiento. Aquí empezamos a ver un poco las diferencias que, sobre el papel, pueden engañar.

En el siguiente vídeo vemos como el HTC, aún teniendo 0,2 GHz menos y siendo su RAM DDR2 frente a la DDR3 del S4, parece moverse con algo más de rapidez. Es mínimo y en su uso diario dudo que esa diferencia pueda hacerse significativa, pero ahí está, y es aquí (con un sistema idéntico) donde se pueden valorar más las diferencias.

Otro de los detalles a tener en cuenta tanto para uno como para otro, a pesar de que Android 4.0+ ha sido pensado para usarse sin botones «físicos», es que ambos terminales disponen de ellos, por lo que se aprovecha mejor la pantalla ofreciendo todo el espacio. Y siguiendo con las pantallas, también se nota mejor la diferencia entre ellas en cuanto a la tecnología usada. Son más que conocidas, pero ahora al tener exactamente el mismo sistema, se pueden apreciar mejor las diferencias.

S4 Google Edition One Google Edition

El tema del rendimiento es otro que ha sido mirado muy detenidamente, y los chicos de AmandTech han elaborado una extensa recopilación de pruebas que podéis ver en este enlace. Aquí tenemos otra curiosidad, y es que si nos fijamos en el vídeo anterior donde vemos que el HTC parece ir algo mejor, estas pruebas indican lo contrario: de las 30 realizadas (entre navegación, FPS, gráficos, etc.), el One sólo está por delante del S4 en dos de ellas: en navegación HTML5 y en duración de batería en navegación. En las demás, el S4 siempre está por delante.

Google Edition vs Standart Edition

Si miramos las diferencias entre sus respectivos hermanos, obviamente la más destacada es la carencia absoluta de cualquier software o añadido que pudieran llevar tanto Touchwiz como Sense, y aquí se nota nuevamente que por mucho que los fabricantes se empeñen en afirmar que sus capas de personalización son mejores y no repercuten en el rendimiento del teléfono, no es del todo cierto. Puede que sí lo sea en determinadas aplicaciones o determinadas acciones, pero si miramos el vídeo, por ejemplo, del S4 veremos como se nota cierta «penalización» en Touchwiz.

En el HTC, en cambio, parece que Sense está mucho mejor trabajado y funciona mucho mejor.

El los benchmarks es difícil saber si son mejores las versiones con Android puro o no, ya que no hay un patrón claro y varia mucho dependiendo de la prueba realizada, pero como hemos visto antes, las pruebas a veces no reflejan al 100% lo que vemos teléfono en mano.

Hay mucha gente (entre los que me incluyo) que no es muy partidaria de las capas de personalización y de todo ese sofwtare que añaden los fabricantes. Es cierto que hay aplicaciones muy buenas y que realmente son útiles, pero prefiero decidir yo qué llevar instalado en mi teléfono y qué no. De todo lo que traen, puede que use nada más que el 10%, y el 90% restante no me sirve de nada. Por ejemplo, la barra de notificaciones de Samsung, está muy bien que tenga accesos directos a determinadas acciones, pero de todas las que trae ¿cuantas se usan habitualmente? Hay demasiadas y a veces puede ser molesto.

Evidentemente, hay a quien todo ese software le encanta y lo usa, pero tener un sistema mucho más limpio la verdad es que es de agradecer. Por ejemplo, generalmente el software destinado a la cámara siempre suele estar mejor trabajado en las versiones de los fabricantes que en Android 100%,que siempre a pecado de ser algo limitado (cosa que no acabo de entender), y es algo que sí hay que valorar.

El S4 es quien ha «perdido» más en este aspecto, ya que si por algo se caracteriza Samsung es por ofrecer una cantidad enorme de software para sus dispositivos.

Otras curiosidades

Y como hemos dicho, no solo se trata del lanzamiento de nuevos terminales, sino que es un hecho que hay que tener muy en cuenta en cuanto a Android se refiere. Hasta ahora había un único representante, que era el Nexus, pero con este paso se amplía el abanico, y podemos adquirir esos terminales desde la propia web de Google, aunque de momento solo en USA. Lo curioso en esto es que, a pesar de comprarlos directamente a Google, de llevar Android 100% y de que aparentemente sea un Nexus, las actualizaciones de sistema van a cargo de HTC y Samsung, y no de Google. Por tanto, Nexus sigue siendo Nexus.

google-nexus-logo

Puede que esto no tenga mucho sentido, pero recordar que Nexus es un teléfono diseñado «por y para Android» a petición de Google, por lo que lo conocen al milímetro. En cambio, adaptar el sitsema al One o al S4 es mejor que corra a cargo de sus fabricantes, que son los que conocen mejor el terminal. La ventaja de que vengan con Android puro es que las esperas van a ser mucho menores que sus hermanos con capas personalizadas, y la idea es ofrecer el máximo rendimiento.

Y hablando de nuevas versiones, está a la vuelta de la esquina la actualización de Android, y a decir verdad estos nuevos teléfonos parece que llevan algo de ella, aunque según sus especificaciones montan 4.2. La cámara es diferente a la de los Nexus, como ya os comentamos aquí, y la animación de arranque también es diferente.

Fondo Google EditionOtro punto es el fondo animado, que pasa de color azul a color rojo, pero es el mismo que hasta ahora. Aunque la parte más curiosa es la «mania» que tiene Google de anunciar sus nuevas versiones, y que hasta ahora no ha fallado. Cuando muestran algo nuevo, las capturas de pantalla siempre se han tomado a una hora determinada, que curiosamente coincide con el número de la versión que está a punto de llegar. Por tanto, siguiendo este esquema, y según algunas imágenes, podríamos asegurar que la nueva versión será la 4.3.

La curiosidad aquí es el revuelo que se crea con esto, y si no mirad el enlace anterior, donde hay cierta discusión (conversa) al respecto.

En resumen

Resumiendo un poco todo esto, y a modo de opinión personal, me parece muy acertado que se ofrezcan terminales de gama alta con Android 100%, ya que nos da la posibilidad de decidir si queremos o no todos esos añadidos de los fabricantes. Por otro lado, el hecho de que se vendan en Google Play creo que es un impulso a Android ya que ahora disponemos de más terminales «puros» más allá del Nexus, algo que a mucha gente no le gustaba. Pero la parte negativa es que el precio sigue siendo demasiado elevado si lo comparamos con el Nexus; entrar a Google Play a ver terminales y ver 349 vs 599, llevando el mismo sistema, no se hasta que punto puede ayudar, pero siempre hay quien prefiere otras marcas y otros teléfonos antes que un Nexus.

Yo, de no ser por el precio, estaría tentado a probar el One con Pure Android, ya que es un teléfono que me gusta mucho tanto estéticamente como por prestaciones, pero ese precio no está al alcance de todos.

¿Qué os parecen estos nuevos teléfonos? ¿Os gustan más las personalizaciones o preferís un terminal con Android 100%? ¿Creéis que el precio debería variar respecto de las versiones normales?

Fuentes: Reddit, Gizmodo, The Verge, DroidLife, AnandTech

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Crea tu Androide: Final Fantasy y Lluvia
Un fallo de seguridad en la aplicación de Facebook filtra tu número de teléfono