La domótica es uno de esas novedades tecnológicas de las que siempre estamos hablando pero nunca parece hacerse realidad. Durante años los fabricantes nos han hablado de casas que podemos controlar desde cualquier lugar, y, aunque desde luego es posible, no es algo que se haya popularizado precísamente.

A principios de año Belkin presentó un interruptor Wifi, que nos permitía encender y apagar las luces de la casa de manera remota con nuestro dispositivo Android, y ahora por fin podemos disfrutarlo. El conjunto consta de dos partes: el interruptor en sí, que cuesta 49.99 dólares y que sustituye a un interruptor normal de la casa, y la aplicación para Android que acaba de llegar a Google Play.

El funcionamiento es bien sencillo, y una vez que configuremos el sistema podremos encender y apagar las luces desde cualquier lugar del mundo (o desde nuestro sofá si nos sentimos especialmente vagos). También podemos configurar el sistema para que las luces se enciendan o se apaguen a determinadas horas, o incluso si introducimos nuestra ciudad la app buscará las horas de amanecer y anochecer y se encargará sola de esto. La app es compatible con todos los dispositivos de la compañía.

Mientras que el interruptor cuesta 49.99 dólares, la app de Belkin para Android es gratuita y ya está disponible en Google Play.

Versión: 1.19.1
Autor: Belkin
Requiere 4.4 y versiones posteriores
Tamaño: 33M
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Huawei P40 Pro
WhatsApp, Facebook y más apps vuelven a los móviles Huawei
Análisis OPPO Find X2 Pro
Una semana sin Apps de Google
Análisis Huawei P40 Lite
Análisis Samsung Galaxy Z Flip
Análisis Samsung Galaxy A71
Análisis Samsung Galaxy S20 Ultra
Análisis realme X50 Pro 5G
Toma de contacto del Huawei P40 Lite
Toma de contacto del Huawei Mate Xs
Samsung Galaxy S10 Lite vs OnePlus 7T
Análisis Samsung Galaxy S10 Lite
Probamos los Samsung Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra: preanálisis en vídeo
Análisis realme Buds Air
LG G2 tendrá control táctil en la parte trasera
Lenovo X910 aparece con Snapdragon 800 en un benchmark