En:
Cuando usamos una o más aplicaciones, todas ellas se van amontonando en una lista de aplicaciones recientes que se abre pulsando la tecla predispuesta para ello (los móviles de HTC y Nexus, por ejemplo, llevan una tecla para abrir esta lista, o los Samsung que la abre al mantener pulsada la tecla central).  En esta lista, igual que en las notificaciones, podemos desechar elementos desplazándolos a los lados (a partir de la versión 4.0). Pero, ¿qué ocurre realmente cuando quitamos una aplicación de esta lista?

Para muchos usuarios, desechar una aplicación es lo mismo que cerrarla pero sin tener que volver a abrirla para poderla cerrar. Pero al parece es algo distinto a esto. Según Dianne Hackborn, encargada del framework de Android en Google, quitar una aplicación ejecuta 2 procesos inmediatos, el primero, obviamente, quitar esa aplicación de la pila de aplicaciones usadas recientemente y la segunda, cerrarla si esta se encontraba abierta, obligando a cerrarse a los procesos en pausa que esa aplicación pudiera tener abiertos.

Sin embargo, no detiene un proceso o un servicio de la aplicación si este se esta realizando. Por ejemplo, si la aplicación esta comprobando la llegada de correo electrónico, no detiene esa actualización de datos, si no que espera a que termine y después, para definitivamente esta aplicación (excepto, por supuesto, los servicios asociados que deban permanecer abiertos, como es mostrar notificaciones cuando llegue un mensaje).

Para detener una aplicación de forma fulminante, debemos ir a Ajustes->Aplicaciones->Seleccionar la aplicación deseada en el listado->Forzar Detención. Por supuesto, esta práctica no es recomendable, ya que puede producirse errores y perdida de datos en el terminal y en la aplicación.

Según las propias palabras de Dianne Hackborn:

En realidad, la eliminación de una aplicación en tareas recientes, matará cualquier proceso de fondo que existan para esa aplicación. Pero no se detienen los servicios. Sin embargo, hay una API que se encarga de decidir cuando parar la aplicación. Lo que significa que si eliminamos una aplicación  de correo electrónico de la pila de aplicaciones recientes, esto no detendrá la comprobación de e-mail.

Si quieres detener realmente por completo una aplicación, puede a la info de la aplicación, y forzar detención. Forzar detención mata completamente la aplicación , es decir, todos los procesos se matan, todos los servicios se detienen, todas las notificaciones se borran, todas las alarmas eliminan, etc Además, la aplicación no se permite poner en marcha de nuevo hasta que se solicite explícitamente.

Así que ya sabéis lo que ocurre al quitar las aplicaciones de la lista de recientes. Sin lugar a dudas, se accede a algo más de memoria (en el caso de que vayamos escasos viene muy bien eliminar unas cuantas) y no se causan fallos en la aplicación ya que ésta sigue ejecutando sus servicios en segundo plano. Sin embargo, no detiene por completo una aplicación y perdemos parte de la fantástica opción multitarea de Android. Para ello, debemos ir a Forzar Detención, en la ventana de Información de cada aplicación en Ajustes->Aplicaciones->»Apliación»->Forzar Detención.

Estupendo. Otro día que nos vamos a la cama sabiendo algo más sobre nuestro SO favorito. ¿Qué os parece?

Vía: How To Geek

Más Información: Google Plus de Dianne Hackborn y Comentario de Dianne en Post de Extreme Tech

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Especial: Recordatorios y notas en Android
Motorola anuncia el Moto X Developer Edition con Bootloader desbloqueable