Samsung es un pilar muy fuerte para Google y para Android. Copan el mercado y lo mantienen como líder, a la marca y al sistema. Es verdad que si no fuera samsung pudiera sería otro el que sostuviese la enorme base de usuarios de Android, como ya lo hizo HTC, pero eso nunca lo sabremos. La cuestión es que Samsung y Google /Android están, por el momento condenados a llevarse bien, uno porque le da esa cuota de mercado y el otro porque le suministra nada más y nada menos que el software de sus productos.

Son muchas las declaraciones de ambos protagonistas alabando al contrario y describiendo la buena relación que tienen, y nos la creemos, pero eso no quita para que ambas empresas tengan un plan B por si alguno de los dos decide romper el matrimonio.

Samsung estuvo durante un tiempo compaginando su sistema BADA con android y con Windows Phone. Abandonó Bada y ahora convive con Windows Phone, pero como mera anécdota (con billetes y maletines mediante seguramente) y por supuesto con Android, que forma el grueso de su portfolio. Hace un tiempo supimos de la existencia de Tizen (un sistema desarrollado junto a Intel), pero que creíamos muerto porque no daba señales de vida. Sin embargo, en las últimas semanas estamos viendo como el proyecto resurge, bien ejecutándose en GalaXy S3 y S4, como directamente con declaraciones de Intel y de Samsung diciendo que están trabajando duro con ello.

Incluso Samsung o algunos analistas apuntan a que podría ser el sistema que usasen para pequeños dispositivos (el internet de las cosas) Es decir, usándolo en pequeños aparatos electrónicos como avanzadilla y preparación por si pudieran dar el salto a sus tablets y smartphones, sin que mientras tanto, tambalee la relación con Google.

Intel es un socio muy competente que lleva ya un par de años sufriendo un batacazo tras otro en el mundo de la telefonía y eso para un líder como es, en el sector de los chips para ordenadores, es duro, por lo que Tizen es algo a lo que agarrarse y por lo que apostar con fuerza si quieren seguir teniendo una oportunidad en un campo que por lógica debería ser suyo, al menos en lo que respecta al procesador. Yo lo veo un poco como Microsoft, que a fuerza de insistir está consiguiendo su hueco, pero a base de mucho dinero, muchos intentos y por supuesto, también un buen trabajo. Así que samsung tiene un aliado poderoso como para que su Plan B sea sólido.

El punto negativo, que ni Intel sabe hacer software (al menos no lo ha podido demostrar aún) y Samsung, pese a sus denodados esfuerzos con Touchwiz, apps para Android y mejoras propias de android, el software es precisamente su punto débil.

motorola-logo

Entonces Google….

Entonces Google deberá quitarse la máscara y desplegar todo el potencial y control que tiene con Motorola y olvidarse de preservar el ecosistema android (entiéndase este como la relación de equidistancia con todos los fabricantes) , entrando a ser un rival del mercado más, pero obviamente con la ventaja de que es el dueño de software + hardware.

Es obvio que actualmente Motorola es de Google, pero eso no se refleja en una posición de prioridad para con Android, de hecho el Moto X aún no tiene Android 4.3, lo tendrá cuando el equipo de Motorola lo haya adaptado como el resto de fabricantes. Es la mejor manera, dejando distancia, de que SONY no se enfade y se vaya a Firefox OS, o que HTC se vaya definitivamente a Windows Phone… y así con el resto, por una clara competencia desleal. Google lo quiso dejar claro, Motorola funciona por separado. Pero eso puede cambiar cuando les convenga.

Google juega con la ventaja de que si tiene que ponerse con ese Plan B que propongo, los fabricantes que actualmente usan android, a excepción de Samsung, no tienen un Plan B sólido, por lo que tendrían que seguir, les gustase o no, con Android, al menos durante un tiempo hasta que pudiesen mostrar algo de cara al usuario que no resulte «experimental».

Esperemos que no llegue ese día, pero es obvio que todos los fabricantes, todos los que aún no tienen su parte del pastel, y también la competencia, esté constantemente buscando alternativas por si todo se derrumba. Sería una pérdida para todos entrar en una guerra de este tipo. Lo que está claro, es que en los próximos años habrá muchos movimientos, en el sector de la tecnología de consumo no podría ser de otra forma, y más en un mercado cada vez más mezclado y convergente donde se mueven enormes cantidades de dinero: Negocio de servicios integrados, apps, telefonía, tablets….

Casi nada. Vayan a por palomitas, nos esperan unos años moviditos :D

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Nexus 7 LTE ya disponible en España y otros paises
Android 4.4 KitKat podría dar soporte a procesadores de 64 bits pero, ¿realmente lo necesitamos?