En febrero de este año hice el análisis del Sony Xperia Z, el smartphone con el que la compañía japonesa salía del diseño que hasta el Xperia T marcaba su línea y entraba en unas nuevas líneas cuadradas y en la resistencia al agua como principales características externas. Hace solo unos días volvía a la carga con el análisis de su sustituto, el Xperia Z1, que destaca por su increíble cámara de 20.7MP. Pero entre medias Sony presentó un terminal diferente, el Xperia Z Ultra, una evolución en tamaño del Xperia Z que se va hasta las 6.4 pulgadas.

SAMSUNG CSC

Entrar en el análisis del Xperia Z Ultra después de hacer el del Xperia Z y Z1 sin repetirse no es tarea fácil, así que vamos a intentar hacerlo algo diferente a lo que suelo hacer con los análisis y centrarnos en las diferencias, similitudes y lo que hace tan diferente a este terminal de Sony. Es decir, para hacer la lectura más dinámica vamos a señalar qué cosas son iguales y cuáles cambian, para que el lector pueda recurrir a las lecturas de los anteriores análisis en caso de necesitarlo o ir directamente a los apartados más importantes de este teléfono.

Diseño

El Xperia Z Ultra es exactamente igual que el Xperia Z pero más grande. De las 5 pulgadas de su predecesor pasamos a 6.4 pulgadas, un tamaño solo apto para algunos usuarios, ya que muchos verán en este dispositivo algo más cercano a una tablet que a un smartphone.

SAMSUNG CSC

Las líneas de diseño siguen las mismas del Xperia Z y se mantiene la resistencia al agua, pero nos encontramos algunas diferentes muy importantes. La primera es que la salida de jack de 3.5 mm para auriculares ya no tiene pestaña de protección contra el agua, y aún así sigue siendo resistente, lo cual nos permite no tener que abrir y cerrar una pestaña cada vez que queremos usar los auriculares, algo que es muy molesto.

SAMSUNG CSC

La segunda es que los conectores de cargador externos han sido sustituidos por un conector imantado para las nuevas bases de carga de Sony, más cómodas de usar al disponer de esta tecnología que hace más fácil y rápido colocar el terminal en la base. Y por último, la tercera diferencia es que se usan un nuevo tipo de pestañas para proteger los puertos de conexión del agua, más resistentes y fáciles de abrir y cerrar.

SAMSUNG CSC

Por supuesto hay que destacar el importantísimo trabajo que ha hecho Sony reduciendo el grosor del Xperia Z Ultra a solo 6.5 milímetros, cuando el del Xperia Z es de 7.9 milímetros. La verdad es que el Xperia Z Ultra es delgadísimo.

Pantalla y tamaño

Este es el primer apartado en el que realmente tenemos que centrarnos cuando hablamos del Xperia Z Ultra por sus características tan especiales. En diseño hemos hablado de diferencias notables e importantes, pero es la pantalla lo que marca la verdadera diferencia entre el Z y el Z Ultra.

El paso es de 5 a 6.4 pulgadas de pantalla, lo que convierte un panel frontal de 139 x 71 mm en uno de 179.4 x 92.2 mm. El Xperia Z Ultra mide casi 18 céntrimetros de altura, una auténtica barbaridad, pero es el precio de tener una pantalla de 6.4 pulgadas.

SAMSUNG CSC

¿Son necesarias pantallas tan grandes? Esta pregunta es cada vez más polémica, y lo que tenemos que entender es que con el desarrollo de la tecnología en dispositivos móviles cada vez los fabricantes tienen un margen mayor para ofrecer tantos dispositivos como tipos de usuarios existan. Gracias a esto, como ya demostró Samsung con el Note, se pueden permitir lanzar al mercado un móvil de 6.4 pulgadas que, aunque no esté destinado al público mayoritario, si tenga una gran aceptación entre cierto tipo de público, como puede ser el profesional.

Lo cierto es que el diseño del Z Ultra es muy bueno, y encierra sus 6.4 pulgadas de pantalla en una cobertura muy ajustada. Si bien es cierto que nos habría gustado unos perfiles superior e inferior algo menores, es sorprendentemente cómodo a la hora de usarlo teniendo en cuenta su gran pantalla. El transporte es otra historia, ya que cabe demasiado justo en el bolsillo de una pantalón, y esto ya depende mucho del usuario.

En conclusión, aunque las 6.4″ del Xperia Z Ultra nos puedan parecer totalmente excesivas al usuario medio, resultan muy útiles para los que necesiten una gran pantalla y no quieran cargar con un smartphone y una tablet, si no tenerlo todo en el mismo dispositivo. Eso sumado al buen tamaño total del dispositivo en relación al de su pantalla hacen del Xperia Z Ultra un dispositivo ideal para los que buscan una solución de este tipo.

Cámara

La cámara del Sony Xperia Z Ultra es de 8 Megapíxeles, y es uno de los puntos flojos de este teléfono. Contamos con la garantía de una cámara Sony, pero está un paso por detrás de la del Xperia Z, un terminal de generación anterior.

sony-xperia-z-ultra-camara-06

Falla sobre todo en escenas con poca luz, donde se pierde mucha calidad y se introduce una enorme cantidad de ruido.

sony-xperia-z-ultra-camara-03

Los detalles son otro de los puntos flojos, ya que falta algo de nitidez cuando nos fijamos en separaciones y detalles.

sony-xperia-z-ultra-camara-09

Conseguimos buenas fotos con colores vivos y buen contraste, pero falta un punto para ser la cámara de un terminal de gama alta.

Puedes acceder a todas las imágenes en resolución original aquí

Rendimiento

Si bien la pantalla y el tamaño del Z Ultra era la gran diferencia con el Z, el rendimiento es la segunda en la lista. Quizás no llame tanto la atención como su tamaño, ya que esto es evidente, pero la evolución hacia un Qualcomm Snapdragon 800 quad-core de 2.2GHz Krait 400 es bien importante.

Si bien en las pruebas es muy superior, en el día a día no notamos una gran diferencia, ya que el Xperia Z rinde muy bien, sobre todo desde que Sony actualizó su firmware corrigiendo los fallos que había cometido en la actualización a Android 4.2.2. El Xperia Z Ultra vuela, pero qué íbamos a esperar de un Snapdragon 800 con sus 2GB de RAM.

Batería

Y una de las grandes ventajas de aumentar tan notablemente el tamaño de un móvil es que podemos poner una batería mucho más grande. Y así lo ha hecho Sony, aumentando desde los 2330 mAh del Xperia Z hasta los 3050 mAh la capacidad del Z Ultra.

sony-xperia-z-ultra-bateria-04

El aumento es notable, pero no podemos perder de vista que el Xperia Z1 tiene una batería de 3000 mAh, prácticamente igual que la del Z Ultra. La pantalla es uno de los componentes que más gasto hacen de la batería de un smartphone, y al ser la del Ultra de 6.4″ y la del Z1 de 5″ el equilibrio es mucho mejor en este. Y se nota, después de convivir con los tres teléfonos en igualdad de condiciones (es decir, el uso normal que les doy yo), puedo decir que la batería que más duda es la del Xperia Z1, seguida de la del Z Ultra y con el Z en última posición.

sony-xperia-z-ultra-bateria-03

Eso sí, las del Z1 y Z Ultra son muy similares, y eso dice mucho en favor del Z Ultra. Es de los pocos teléfonos que llegan a aguantar con el uso que les doy un día completo, incluso en alguna ocasión ha llegado a alcanzar la cifra de las 24 horas, muy poco común en mi.

sony-xperia-z-ultra-bateria-02

Es decir, la batería del Z Ultra es una muy buena batería, lo cual pueden firmar sus más de 3000 mAh.

Experiencia global y conclusiones

Creo que a lo largo de este análisis se han ido dejando claras las conclusiones que podemos sacar de este terminal. El Z Ultra es una buena evolución del Z que mejora su diseño haciéndolo más delgado, eliminando la pestaña del jack de auriculares y mejorando las que no se eliminan. Además se aumenta el procesador hasta un Snapdragon 800 y gracias al mayor tamaño podemos disponer de una batería de 3050 mAh, lo que mejora considerablemente la duración de esta.

Sin embargo la polémica aparece cuando nos centramos en lo que más llama la atención del Z Ultra, su enorme pantalla de 6.4 pulgadas. Samsung demostró con el Note que los smartphones de gran pantalla pueden funcionar bien en el mercado, pero se ha quedado en las 5.7 pulgadas del Note 3, mientras que Sony hace una apuesta mucho mayor con 6.4″.

¿Funcionará la estrategia del Xperia Z Ultra? La cuestión ya no es si tiene sentido un smartphone de gran pantalla, está claro que sí aunque el usuario medio no le veamos ni la gracia ni la necesidad, la cuestión ya está en qué punto nos pasamos de grande cuando ya estamos dentro de lo grande. Me explico. Uno puede pensar que una pantalla de 6.4″ no tiene sentido por ser enorme, pero si no tiene sentido en realidad será por no haberla hecho de 6″ o de 5.7″, no por haberse pasado de las 5″. La gran pantalla tiene su público, y hoy en día un fabricante puede permitirse estos lujos de fabricar diferentes tipos de móviles para sus diferentes tipos de usuarios. Lo cierto es que estas 6.4″ están muy bien encajadas en el cuerpo exterior del teléfono, y tras unas semanas usándolo nos hemos acostumbrado muy bien.

Nos gusta

  • El increíblemente buen diseño que tiene y lo fácil que uno se adapta para ser 6.4″
  • La pantalla
  • La batería

No nos gusta

  • La cámara
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

HTC One Max
Switchr, multitarea entre aplicaciones mediante gestos