Hace unos meses, Google fue atacada por una importante demanda por violación de patentes. La denuncia en cuestión fue presentada por un grupo especialmente dedicado a ello, se trata de el consorcio Rockstar, formado por Microsoft, Apple, RIM, Sony y Ericsson. Fundamentalmente son una asociación basada en una serie de patentes compradas a golpe de talonario por valor de 4500 millones de dólares, de los cuales Apple contribuyó con 2,9 de estos. Estas patentes se compraron a la empresa de telecomunicaciones Nortel en 2009 cuando se disolvió.

La noticia de que Google ha sido atacada por una serie de patentes no es nada nuevo, llevamos viendo como estas empresas emplean todo tipo de técnicas rastreras para entorpecer los avances de las otras, en una clara muestra de la perfecta sociedad americana que existe. Si la de ahora nos llama la atención es debido a que se centra en la parte clave del negocio de Google, los motores de búsqueda y Android y su relación con los fabricantes. 

Google ha presentado una contrademanda a Rockstar para aclarar que quizás sus dispositivos Nexus con el sistema operativo Android no tienen ninguna infracción. Con esto Google separa a los fabricantes de estos problemas para acoger toda la responsabilidad en su seno. Para defenderse además, los abogados de Google han decidido atacar directamente a Rockstar.

Rockstar no produce productos ni practica sus patentes. En lugar de ello , Rockstar cuenta con una plantilla de ingenieros en Ontario , Canadá, que examinan los productos de éxito de otras empresas para encontrar cualquier cosa que Rockstar podría utilizar en la demanda y extraer sus licencias de patentes bajo la amenaza de litigio.

Añadido, básicamente han pintado a Rockstar como una serie de corporaciones troll, alegando que interfieren en las relaciones de negocio de Google y por tanto debería ser multada.

rockstar

Poco tiempo ha pasado, Rockstar decidió reunirse con estas compañías en California a fin de disuadirlos de continuar utilizando Android como plataforma móvil en sus dispositivos, a fin de interferir en las relaciones comerciales de Google. Una posición difícil para empresas como Sony, que por un lado son fabricantes de Android desde hace muchos años y por otro lado quieren sacar tajada fácilmente de la guerra de patentes.

Como lado positivo, tanto la corte suprema de los EEUU como el Congreso quieren cambiar la forma en la que se utilizan estas antiguas patentes para atacarse unos a otros, esperemos que estas reformas sean lo antes posible y solucionen un sistema de patentes roto.

En el texto recogido hay una sección titulada «Rockstar’s Campaign Against Android», básicamente un ataque frontal a la alianza entre fabricantes de todas marcas y Android que es la base del éxito del sistema operativo. Google con la compra de Motorola intentó protegerse las espaldas ante este tipo de ataques, pero visto lo visto no les ha quedado más remedio que contraatacar a Rockstar directamente a la espera que estas patentes troll sean ilegales.

Fuente: Corte Judicial del Distrito Norte de California (PDF)
Via GigaOm

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Amazon regala 10 aplicaciones y juegos populares, sólo durante un día
Zopo Mobile, la empresa china que está sabiendo ganar su cuota de mercado español