Tenemos juegos de toda clase en Google Play, y para una muestra sólo tenemos que visitar la sección dedicada única y exclusivamente a los juegos: arcade y acción, carreras, deportes, casuales, de cartas, de pensar… no es momento de citarlos todos, eso es algo que ya hacemos todos los días y repasamos con los mejores juegos Android de la semana.

El problema que tenemos aquí es que los desarrolladores de estos juegos quieren recibir una recompensa por su trabajo, algo a cambio de su desarrollo. Es algo completamente lógico y justo, pero en el camino de monetizar su trabajo existen unos cuantos desarrolladores que rompen el saco y nos traen ejemplos que directamente dan para llorar. Hoy nos toca hablar de todos esos casos, y por desgracia nos tocará hablar mucho del Freemium o micropagos.

Cuatro tipos de juegos dependiendo de la monetización

A la hora de clasificar los juegos, podemos hacerlo basándonos en muchísimos detalles: su género, el tipo de jugador al que van dirigidos… pero me gustaría que nos centráramos hoy en el desembolso que tenemos que hacer en el juego en si para conseguir lo máximo posible del juego. Según ese criterio, podríamos decir que tenemos cuatro tipos de juegos.

Primero están los gratuitos que no tienen pagos dentro de la aplicación. Estos no tienen ni trampa ni cartón: entras, descargas tu juego y disfrutas sin más hasta que acabes con el juego o te termines aburriendo. Probablemente incluyan algún tipo de publicidad, pero en general suele ser poco molesta y completamente justificada para aportar algo de beneficios al desarrollador por el trabajo que le ha llevado el juego.

Por otra parte, tenemos los juegos gratuitos pero que sí incluyen compras dentro de la aplicación: ya sea para desbloquear determinados objetos o niveles del juego, saltarnos odiosos tiempos de espera, eliminar publicidad, una simple compra simbólica… en resumen, freemium. Se pueden descargar gratis, pero tienes la «posibilidad» dentro de ellas de pagar por el sistema de facturación de Google Play de pagos in-app. Y ese posibilidad esta en comillas porque más de un desarrollador o distribuidor casi obliga al usuario a pagar de esta forma si quiere jugar de verdad.

Después de todos estos juegos gratuitos, tenemos los juegos que requieren de un pago para descargar e instalar la aplicación. Es simple: entras a Google Play, pagas a través de su sistema a la hora de descargar el juego, y listo. No requiere más trabajo, podemos empezar a jugar inmediatamente, y si no nos termina de gustar tenemos una ventana de 15 minutos para devolverlo con solo desinstalar el juego como lo hemos instalado.

Y con esto parece que habremos descrito todos los tipos posibles, pero no, todavía nos falta un tipo de juego que probablemente sea el que mas rabia de cuando nos encontremos: juegos de pago, y que incluyen las compras dentro de la aplicación. No les parece suficiente que hayas pagado por la aplicación en sí, porque además te hacen pagar por las mismas cosas que se suelen pagar en los juegos que siguen el modelo freemium.

Zombie Gunship, como NO monetizar un juego

Zombie Gunship Freemium

Ahora es cuando pasamos a los ejemplos, ejemplos que ha sufrido un servidor de primera mano. Probablemente muchos de vosotros habréis comprado el último Humble Bundle (admito que yo también he caído, por encima de la media para ser exactos): una selección de juegos para Android al precio que nosotros queramos, y que recientemente se ha actualizado con novedades para todos los compradores por encima de la media. Esa selección incluye juegos como Breach and Clear (Gun Media, 2.92€ con compras in-app) o Badland (Frogmind, gratuito con DLCs de pago), juegos que siguen estos mismos modelos de Freemium pero que se ofrecen en versiones Premium en exclusiva para el Humble Bundle que eliminan todos esos pagos in-app.

En esta selección de juegos también esta incluido Zombie Gunship (Limbic, 0.89€), un juego que introduce el famoso Lockheed AC-130 (la modificación de ataque a tierra del C-130 Hercules, popular por su uso en sagas como Call of Duty) y los recurridos zombies para crear una combinación bastante adictiva con unos buenos gráficos. Podemos combatir en diferentes mapas desde el aire y mejorar nuestra aeronave, lo habitual en juegos de este estilo.

Pues bien, para mejorar esta aeronave, desbloquear características o incluso acceder a nuevos mapas, necesitaremos créditos, que podremos conseguir a cuentagotas matando zombies o con… si, lo habéis adivinado, compras dentro de la aplicación. Y por si no fuera suficiente con eso, para eliminar la publicidad que le han encasquetado al juego también tendremos que pasar por caja, y para muestra tenéis la captura sobre estas líneas de la pantalla que aparece después de haber jugado unas cuantas partidas. ¿De verdad no tenéis suficiente con el pago inicial, tenéis que clavar todo lo que podáis la cartera del usuario?

¿El Freemium es el camino a seguir?

Fremmium Apps

Todo esto viene acompañado de una noticia que os dimos hace poco en El Androide Libre: Google se enfrenta a una demanda colectiva de padres cabreados con el sistema de compras in-app de Google Play, padres que han sufrido los cobros de esos añadidos porque sus hijos han podido autorizar el movimiento fácilmente y que opinan que Google no hace lo suficiente para prevenir este tipo de casos. Este no es lugar de discutir si es culpa de Google por no proporcionar la suficiente seguridad o de los padres por no estar pendientes y educar a sus hijos al respecto, pero lo que nos interesa en este caso es la alerta de que existen juegos específicamente construidos en torno al freemium y al convertir al usuario en adicto al juego. Y como buen ejemplo de esto, si vemos el Top de aplicaciones que mas ingresos producen a sus desarrolladores, las 40 primeras son gratuitas y tenemos que navegar hasta el puesto 40 o 50 para encontrar una de pago.

No se como lo veréis vosotros, pero personalmente aborrezco todos los juegos que se suben al carro del freemium: si de verdad quiero contribuir al desarrollo, compro la aplicación o les doy mi apoyo vía proyectos como Humble Bundle o Steam Greenlight (esto en el caso de juegos para ordenador). Intentar recaudar todo lo posible como ya hacen algunos grandes (sí, distribuidores como Gameloft, EA o Activision, os estoy mirando a vosotros) es completamente abusivo y un sacacuartos como el lanzamiento de los DLC previo paso por caja o los pases de temporada (muy pocos se han librado en la anterior generación de videojuegos de hacer esto, y en la nueva menos se van a librar), y ya si lo tratáis de combinar con aplicaciones de pago queda algo horrible. Y no se como lo verán el resto de usuarios, pero no creo que difieran de mi opinión cuando digo que es toda una estafa que sigue adelante porque algunos pasan por el aro.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Análisis OnePlus 7 Pro
Samsung, los Galaxy A y el futuro de la compañía
Las mejores apps de RADIO en el móvil
BlackShark 2: Unboxing y toma de contacto
Análisis del Huawei P30: el equilibrio hecho móvil
Análisis Pixel 3a XL
Unboxing Google Pixel 3a XL
Samsung Galaxy A50 vs Xiaomi Mi 9 SE
Huawei P30: unboxing y primeras impresiones
Personaliza los botones de tu móvil Xiaomi sin instalar nada
Convierte tu Smartphone en un Kindle con estas apps
5 APPS del TIEMPO que debes conocer

Lo más visto

El nuevo HTC One se pondrá a la venta el 25 de marzo, justo después de su presentación
Google presenta Android Wear