Como viene siendo ya costumbre, cada nuevo dispositivo lanzado al mercado tiene que pasar por las manos de los chicos de iFixit para mostrarnos el grado de dificultad que implica el querer repararlo por nosotros mismos. Ya vismos la casi irreparabilidad del HTC One M8 y ahora le toca al nuevo buque insignia de la surcoreana Samsung, el Galaxy S5.

Desmontando el Galaxy S5

ifixit-galaxy-s5-7

Desmontar este dispositivo no es cosa de niños ya que tan sólo al retirar la pantalla ya necesitaremos nervios de acero para no romper ninguno de los cables que tiene conectados a la pantalla o los adhesivos que la tienen sujeta. Pero no sólo hay que tener cuidado con los conectores de la parte superior destinados a la cámara frontal, sensor de luz y altavoz. Sino que hay que tener sumo cuidado con el cable que conecta el detector de huellas del botón home a la placa del terminal. Con paciencia se puede llegar a conseguir, pero hay que tener buen pulso.

Según iFixit, si quisiéramos reemplazar la pantalla por otra no necesitaríamos más que una pantalla nueva y unos adhesivos nuevos para adherir la pantalla nueva. Claro está, tendremos que conectar antes todos los conectores que incluye. Sólo se necesita un poco de paciencia y el reemplazo no debería ser muy costoso.

ifixit-galaxy-s5-5

A la hora de retirar la parte central del dispositivo, donde se encuentra la placa base y todo lo que hace funcionar a esta bestia coreana, hay que tener de nuevo cuidado de no dañar los conectores del botón home. Además, requeriremos de un destornillador para poder retirar esta placa base del soporte.

ifixit-galaxy-s5-9

Como podéis ver en la imagen, el interior del dispositivo está formado por dos placas. Una placa base con todos los componentes internos como el procesador, memoria RAM, tarjeta gráfica, etc. Y junto a la placa base, el soporte que da vida a todos los componentes incrustados en la parte posterior (cámara, altavoz, sensor de ritmo cardiaco, etc.).

ifixit-galaxy-s5-4

A la hora de retirar el botón home, algo que todos tememos que empiece a fallar, la cosa no se complica en exceso. Para ello tendremos que desconectar primero el botón home de la placa y retirar la placa. De este modo podremos reemplazar el botón home por otro que esté en buenas condiciones.

A continuación os dejamos con un vídeo proporcionado por iFixit donde se explica de forma más visual todo el ritual que hay que seguir para desmontar el Galaxy S5.

Tras todo el desmontaje del Galaxy S5, iFixit puntúa con un 5/10 en reparabilidad (siendo 10 muy fácil). Uno de los aspectos que lo hacen más fácil de reparar es que ciertos de sus componentes son modulares, por lo que reemplazarlos lo hace más sencillo. El mayor inconveniente encontrado para reparar este dispositivo es que para reemplazar cualquiera de sus componentes internos, primero necesitaremos retirar por completo la pantalla, que ya vimos antes que no es fácil.

Fuente | iFixit

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Análisis del Samsung Galaxy A80
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Consigue 100GB de almacenamiento en la nube por 0.99$ al año con IDrive
CyanogenMod11 compatible con chips MediaTek MT6589