China viene pisando fuerte, y esto ya no es ningún secreto. Algunas marcas conocidas llevan tiempo entre nosotros, pero desde hace tiempo el susurro de otras como Oppo y Xiaomi suena cada vez más fuerte, y es que China ya no solo fabrica componentes a precio bajo para que otros se hagan ricos vendiendo móviles, ahora también fabrica sus móviles, de alta calidad y a precios muy competitivos.

oppo-find-7a-02

Cuando Oppo presentó el Find 7a estuvimos en China atendiendo la presentación y contando todo lo que desde este país tan desconocido para nosotros se vive en un evento como este. Nos hicimos poco después con un Find 7a y hemos estado probando este smartphone, y aquí tenéis nuestro análisis y experiencia de uso.

Materiales y diseño

Cuando cogemos por primera vez el Oppo Find 7a entre nuestras manos nos damos cuenta en seguida del buen acabado de sus materiales.  No estamos ante un teléfono metálico o con parte trasera del cristal, al contrario, es casi todo de plástico, pero es un enorme ejemplo de cómo un smartphone hecho de este material puede tener un muy buen acabado, y es que simplemente hay que diseñarlo bien y conseguir un aspecto como este.

oppo-find-7a-04

La parte frontal nos muestra una pantalla de 5.5″, un tamaño quizás algo grande, ya que en las 5 – 5.2″ parece estar el límite de usabilidad para smartphones sin dar el paso a la gran pantalla. Los perfiles están muy bien ajustados, aunque quizás el inferior está un poco pasado de tamaño, pero por lo demás vemos que la relación del tamaño total del frontal versus el tamaño de la pantalla es muy buena, y eso siempre es un punto a favor, especialmente cuando nos vamos a las 5.5″, un tamaño muy grande.

En la parte inferior del frontal tenemos el LED de notificaciones, al que Oppo bautiza como skyline notification, ya que no se trata de un solo punto de luz, si no de una línea que ocupa casi todo el frontal de lado a lado, creando un bonito efecto de degradado con la parte central más fuerte y los laterales más débiles en brillo. Un detalle muy cuidado.

oppo-find-7a-07

El bisel lateral queda dividido en cuatro secciones, una banda negra que une el borde de la pantalla, y dos con acabado metalizado alternadas con dos blancas, siendo la última perteneciente a la tapa trasera del móvil. Esta combinación da, como decíamos antes, un aspecto muy atractivo al teléfono, y vuelve a mostrarnos las posibilidades de un buen diseño usando solo plástico.

Los laterales son muy sencillos. Encontramos el conector microUSB en la parte inferior, los botones de volumen en el lateral derecho, el jack de auriculares en el superior y el botón de encendido en el lateral izquierdo. Los botones, como suele ocurrir en casi todos los smartphones Android, no son de un acabado demasiado bueno, y bailan ligeramente. Este tipo de acabado es algo a lo que ya estamos acostumbrados, pero siempre que nos encontramos un teléfono que cuida el acabado de los botones tenemos que resaltarlo y nos recuerda lo bien que esto se puede hacer. No es el caso del Oppo Find 7a, pero repetimos, no es el caso de muchos smartphones Android.

oppo-find-7a-08

En cuanto a la disposición de los botones, no es mi favorita. Esto es algo muy personal, pero encuentro mucho más sencillo manejar el teléfono con una mano cuando el botón de encendido está en el lateral derecho, ya que es más accesible con el dedo gordo para aquellos que somos diestros. Para los zurdos queda mucho mejor colocado todo en el Find 7a, aunque repito, esto acaba siendo una cuestión de gustos, costumbre y tipo de uso del smartphone.

Si nos vamos a la parte trasera del smartphone encontraremos la cámara de 13 Mpx con doble flash LED y la salida del doble altavoz, que Oppo ha situado en la parte posterior del Find 7a. Lo bueno, al menos para muchos usuarios, es que podemos retirar la tapa trasera y acceder a la batería, que podemos quitar y cambiar. Aquí encontraremos también las ranuras para microSD y microSIM, ambas accesibles solo si retiramos la batería, ya que no podemos introducir o retirar ninguna de estas tarjetas sin antes quitar la batería.

oppo-find-7a-09

Por último hacer mención a los botones de control, que en este caso son capacitivos situados bajo la pantalla, algo que cada vez vamos viendo menos. La disposición y elección de estos es algo de lo que menos nos gusta del teléfono, y es que no incluye botón de multitarea y nos quedamos con el de ajustes. Además el de atrás está en la parte derecha. Esto último es una ventaja para todos aquellos que tengan la mano pequeña y para los que estén acostumbrados a un Samsung (que tan popular hizo esta disposición), pero yo sigo viendo más lógico poner el botón «atrás» en la parte izquierda.

En general el Oppo Find 7a es un smartphone que nos ha fascinado por sus acabados, materiales y diseño, siendo muy sencillo pero resultón, y al final es de lo que se trata. No encontramos ninguna revolución de diseño, pero está muy bien hecho, es robusto y se siente genial en la mano.

ColorOS

El Find 7a cuenta con lo que Oppo llama una modificación de Android, pero que en realidad es poco más que un launcher propio. Sí es cierto que encontramos ColorOS hasta en los menús más profundos del Find 7a y que se han cuidado mucho cada detalle, aunque como siempre, depende mucho del usuario que guste o no. Algunos prefieren Android puro, otros modificaciones hasta el último detalle. En el caso de ColorOS tenemos lo segundo, y es lo que vemos en el Find 7a.

Sin embargo no es nada demasiado diferente a lo que encontramos en cualquier Android o launcher, y todo está basado en lo mismo. La pantalla de desbloqueo es totalmente estándar, con un punto central a desplazar para desbloquear el móvil y posibilidad de deslizar la barra de notificaciones, nada nuevo por aquí. También podemos configurar la posibilidad de añadir widgets a estas pantallas.

La pantalla principal se basa en una serie de escritorios que podemos aumentar según los iconos, accesos directos y widgets que queramos, con una pantalla fija en la parte derecha que cambia según el uso que le estemos dando al teléfono. En el modo normal es widget activo e inteligente de fotografías, pero si empezamos a escuchar música, por ejemplo, cambiará a ser un widget de música que nos permite controlar la reproducción. Y otra vez más encontramos el mismo defecto que tantos launchers tienen, la imposibilidad de ampliar el número de columnas, quedando en un máximo de cuatro. A muchos quizás no os moleste, pero con una pantalla de 5.5″, no tener la posibilidad de subir de cuatro columnas es un fallo.

Respecto al drawer de aplicaciones, es bastante limitado. Las aplicaciones se van ordenando por instalación y tenemos que pulsar una aplicación durante unos segundos para que aparezca un cartel que nos permita pasar al orden alfabético. El problema es que a partir de aquí las aplicaciones volverán a irse añadiendo por orden de instalación y tenemos que repetir la misma acción para ordenarlas alfabéticamente. Esta misma pulsación sobre una aplicación nos permite desinstalar cualquier aplicación o moverlas a la pantalla principal. Es poco intuitivo tener que pulsar sobre una aplicación para entrar en un modo de ajustes general que afecta a todas las aplicaciones, lo lógico es que el botón de ajustes nos diese este acceso, pero no es así.

La barra de notificaciones es donde más personalización vemos, y es que de hecho se divide en dos. Si la desplegamos desde las 3/4 partes derecha abrimos la barra normal de notificaciones, que nos muestra unos accesos directos a ajustes, el control de brillo y las notificaciones. Podemos además volver a desplegarla desde un poco más abajo para mostrar el resto de ajustes, bastante bien pensado para ahorrar espacio en un primer vistazo, aunque sigo prefiriendo la solución de Android nativo con el botón de acceso a ajustes que permite desplegarse directamente usando dos dedos.

Lo más interesante aparece cuando desplegamos la barra de notificaciones desde el cuarto izquierdo, ya que veremos un panel táctil que nos permite dibujar un gesto que podemos asignar a acciones rápidas como una llamada o abrir una aplicación. Muy útil una vez te acostumbras a usarlo, una de esas funciones que no llaman demasiado la atención al principio pero que pueden llegar a convertirse en imprescindibles después de un poco de uso.

En general ColorOS no está mal, pero es un launcher más que no aporta demasiado y con algunas opciones de personalización algo limitadas. Ganaría mucho con algunos pequeños ajustes, que viendo el empeño que Oppo pone en sus actualizaciones esperamos que llegue pronto. Lo bueno es que el teléfono es muy rápido y ColorOS funciona de maravilla en este sentido, que al final es uno de los puntos más importantes.

Hardware y rendimiento

Una de las cosas que más nos ha gustado encontrar es la fortísima apuesta que se ha hecho por el hadrware en el Oppo Find 7a. La tentación de renunciar a Qualcomm y apostar por MediaTek en el procesador es fuerte para fabricantes de segunda y tercera línea, y es que así nos lo ha hecho ver la política para fabricantes top del diseñador de procesadores. Sin embargo, pese a entrar dentro de un precio comedido, el Oppo Find 7a cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 801 y 2GB de RAM. Es decir, las mismas especificaciones que sus competidores actuales, salvo algunos como el Xperia Z2 que han decidido apostar por los 3GB de RAM.

Como no podría ser de otra forma con este chipset y memoria RAM, el dispositivo funciona de maravilla, es rápido y fluido. La principal diferencia si nos ponemos muy puntillosos, quizás sea que no se consigue sacar un rendimiento tan bueno como el que encontramos en SGS5 y Xperia Z2 con la autonomía, y es que cuando nos vamos a un equipo tan potente, gestionar bien el consumo que se hace no es nada fácil, y posiblemente sea uno de los mayores retos de diseño a los que se enfrentan los programadores.

Sin embargo en general hablamos de un smartphone con la misma capacidad que lo más alto del mercado en marcas de primera línea, por lo que un punto muy positivo para el Find 7a, que a menor precio nos ofrece en este aspecto lo mismo que otros.

Pantalla

En el Oppo Find 7a nos encontramos una pantalla IPS de 5.5 pulgadas con resolución FullHD de 1920 x 1080 píxeles, lo que resulta en una densidad de píxeles por pulgada de 403 PPI, la cual podemos usar con guantes, un detalle que no podemos dejar pasar desapercibido.

oppo-find-7a-03

Aunque lo raro a estas alturas sería encontrarnos una pantalla mala en un smartphone de gama alta, tenemos que insistir en la buena calidad de esta pantalla. Es difícil elegir una tecnología sobre otra en pantallas de smartphones, y es que cada una tiene sus ventajas, pero el panel IPS del Oppo Find 7a es muy bueno, con colores vivos sin saturar en exceso y muy buena calidad del brillo y contraste.

Lo que parece, al menos por las pruebas de la batería, es que es una pantalla que consume más batería que otras como por ejemplo la SuperAMOLED de Samsung, aunque es algo complicado de medir ya que son muchos otros los aspectos que afectan al consumo de batería.

En definitiva, muy buena pantalla para el Oppo Find 7a sin nada que destacar en especial, con muy buen funcionamiento y tacto.

Cámara

La cámara principal del Oppo Find 7a es un sensor IMX214 de Sony de 13 Mpx y apertura máxima de f/2.0. En general obtenemos muy buenos resultados, con colores vivos, y el único pequeño problema podría ser un poco de pérdida de nitidez, pero cuando las condiciones son buenas las fotos son excelentes. Aquí os dejamos unas cuentas muestras:

La interfaz de la cámara es muy agradable, y tenemos diferentes modos útiles y prácticos, aunque no todos esos artísticos que tan de moda están ahora. Destaca sobre todo el modo super zoom o ultraHD, que hace fotografías de 50 Mpx. Para ello la cámara hace 10 fotografías, y aquellos puntos donde con una solo fotografía rellena por interpolación mediante software, aquí usa las fotografías extra para coger esa información. El resultado no es nada del otro mundo, y no es que notemos una gran diferencia en nitidez:

oppo-find7a-ultrahd-01 oppo-find7a-ultrahd-02

En vídeo tenemos muchas opciones interesantes, pero sin lugar a dudas destaca la capacidad de grabar a 4K y el vídeo en slow motion a 120 fps. Os dejamos un par de muestras:

Batería

El Oppo Find 7 tiene una batería de 2800 mAh, que no es pequeña pero quizás deberíamos esperar más para un smartphone de estas dimensiones. Si comparamos, el Xperia Z2 con pantalla de 5.2 pulgadas nos ofrece 3200 mAh, y el Samsung Galaxy S5 tiene los mismos 2800 mAh con 5.1″ de pantalla.

oppo-find-7a-16

Sin embargo el rendimiento de la batería es muy bueno, ya que conseguimos una gran autonomía con los 2800 mAh que ofrece, pero al tener una pantalla sustancialmente más grande que el Xperia Z2 o SGS5, acabamos teniendo menor duración de batería. Es decir, que aunque la autonomía sea buena, no llega a la de estos dos modelos de gama alta contra los que compite (por supuesto siempre hay que tener en cuenta el menor precio, pero intentamos sacar por ahora ese factor de la ecuación).

Después de pruebas intensivas, nos cuesta llegar a las 24 horas de uso, aunque lo conseguimos con un uso no del todo intensivo, obteniendo unas 4 horas de pantalla, aunque suele ser el mejor de los casos, ya que suele irse algo por debajo de estas cifras. En cualquier caso, es una muy buena duración de la batería, y posiblemente sea la pantalla y su tecnología lo que más afecta. Habría sido interesante que con 5.5 pulgadas tuviésemos una batería superior a los 3000 mAh, seguramente con eso habría ganado mucho.

Conclusiones

Y tras hacer un análisis dejando de lado una de las cosas más importantes del teléfono, vamos a intentar contextualizar el Oppo Find 7a ahora que lo conocemos mejor. El Find 7a ya está disponible para reservar en Europa, y su precio es de 399€, muy ajustado para las característica que tiene, y en relación calidad/precio una de las mejores opciones que tenemos.

oppo-find-7a-11

Por esos 399€ accedemos a un smartphone con pantalla FullHD de 5.5″, cámara de 13 Mpx, procesador Snapdragon 801 y 2GB de RAM, características similares a casi cualquier gama alta actual, algunos por precios muy superiores a lo que encontramos en este terminal.

El acabado del smartphone es uno de los que más nos ha gustado, y es que cuando lo agarras en la mano se siente robusto y bien acabado, característica que aunque debería cumplirse, no siempre es así. El hecho de estar bien fabricado y contar con lo último en hardware por este precio lo convierte en una de las mejores opciones para aquellos que quieran acceder a un gama alta sin irse a los disparados precios que encontramos en otras marcas.

oppo-find-7a-05

Pero no todo son ventajas, y es que la batería está algo por debajo del resto de competidores de alta gama, y aunque sea muy prometedor, ColorOS sigue siendo demasiado joven, y tiene mucho que evolucionar para convertirse en un buen launcher. Lo bueno es que se ve que Oppo está dispuesto a modificarlo lo que sea necesario para ello.

notas oppo find 7a

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Análisis del Samsung Galaxy A80
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Análisis OPPO Reno 10x Zoom
Samsung Galaxy M20 vs Xiaomi Redmi Note 7
¿Sin ESPACIO en Android? Cómo LIMPIAR tu móvil
Análisis Huawei P30 Lite
CyanogenMod actualiza su política de privacidad
Encuentra las diferencias entre Tizen y Android. No te será fácil en el Samsung Z