En:

El tamaño importa. Eso debieron pensar los primeros fabricantes que apostaron por insertar pantallas cada vez más grandes en sus dispositivos. Las tablets demostraron que gracias a una pantalla más grande el usuario disfrutaba más cómodamente de la información, de ahí que las pantallas empezaron a crecer y crecer hasta llegar al punto en que estamos hoy, a mediados de 2014.

Se denominó como Phablet a aquellos dispositivos cuyas pantallas estaban a medio camino entre una tablet y un smartphone. Pero lejos de conformarnos con esta vaga definición quisimos saber el número exacto de pulgadas que tienen las phablets. Y aquí se empezó a liar el asunto.

El Note original tenía 5,3″, pero es que muchos de los smartphones actuales ya superan ese tamaño. Al final el dilema no ha quedado relegado a una cuestión de tamaño, sino de marketing.

De las 5 a las 6 pulgadas

El LG G3 o el OnePlus One con sus pantallas de 5,5″ son extremadamente grandes en comparación con los Nexus originales pero siguen siendo pequeños respecto a algunos modelos presentados este año como el Xperia Z Ultra, que sigue siendo un perfecto ejemplo de phablet.

ultrazmega63matenote2

Por tanto uno podría pensar que el problema se soluciona fácilmente si en vez de establecer en las 5,5″, lo ponemos en la barrera de las 6″. Este tamaño todavía se diferencia claramente de las tablets de siete y de los smartphones de pantallas grandes de 5,5″. Alguno de los ejemplos sería el futuro Galaxy Mega 5.9″, el Note 4 o alguno de los distintos zapatófonos para los que nadie dudará que son phablets en toda regla.

Pero, y aquí la reflexión del día, es que esto es únicamente retrasar el problema. A pesar que hoy las 6″ nos parecen inalcanzables para los smartphones, el año que viene muy probablemente sea algo común en la gama alta. Exceptuando algunas excepciones como Xiaomi, la mayoría de fabricantes apuestan por tamaños más grandes, incluso el sucesor del Moto X, ejemplo de Android compacto, se rumorea que se irá a las 5,2″, muy muy cerca de las 5,3″ de las primeras phablets.

Los últimos rumores además apuntan a un Nexus 6 fabricado por Motorola y con una pantalla de 5,9″, un aumento considerable respecto a lo que tenemos ahora. Eso sí, haría honor a su nombre. Google no parece diferenciar en ningún momento entre smartphones y phablets, en cambio con las tablets sí lo ha hecho. Nosotros en el blog nos pasa algo parecido, tenemos categorías para móviles y tablets, pero no phablets.

BtluSQlCIAMO6Xg

Otros que podrían apuntarse a la moda rápidamente son LG, su política de reducción de marcos les permite introducir pantallas gigantes en un tamaño que compite incluso contra smartphones de 5″. Una phablet puede que al final solo sea un smartphone grande con los biseles muy anchos. 

Si actualmente llamamos smartphone a uno de 5,5″, ¿quién nos dice que no haremos lo mismo el año que viene con uno de 6″ que haya reducido todavía más los márgenes?.

De las 7 a las 6 pulgadas

Las phablets son un segmento atacado por varios frentes; también por la parte de arriba. Samsung no para quieto y recientemente ha sacado una phablet (aunque en su nombre lleve Tab) de 7″, la Samsung Tab Q. La diferencia aquí entre unos y otros aparte del software, es el diseño utilizado, principalmente orientado a ser manejado en posición vertical y guardarse en el bolsillo.

De la misma manera que la línea entre los smartphones y las phablets se ha reducido, también ocurre lo mismo entre estas y las tablets de siete pulgadas.

 

samsung-galaxy-tab-q

La tecnología avanza imparable. El mercado es el que decide que dispositivos tienen éxito. Pasa lo mismo con los nombres; las phablets han sido devoradas por su propio éxito, una posición que sus rivales grandes y pequeños han querido absorber para sus dominios.

Phablets de 5,5″ y 6″, una línea difusa y temporal

Hablemos de uno de los influencers más grandes de Android, que no es otro que nuestro enemigo Apple. Se rumorea la salida de dos modelos, uno smartphone de 4,7″ y una ¿phablet? de 5,5″. Habrá que ver qué enfoque le dan al modelo más grande, si será un iPhone grande o una gama totalmente separada como lo son sus tablets. Una distinción que a nivel de markets existe, pero que dudamos que Apple se atreva a diferenciar. El fantasma de la fragmentación nos asusta a todos.

Volviendo a Android, desde aquí rompemos una lanza en favor de los smartphones y las tablets. Dos sectores que acabarán convergiendo en una línea tan pequeña que no habrá hueco para estas phablets, cuyo nombre debería desaparecer al mismo tiempo que aumenta su número. La sección de las seis pulgadas no debería aguantar mucho tiempo tampoco con esta denominación.

Esta es nuestra pequeña opinión, abierta a todo tipo de debate. No hemos nombrado todos los casos de phablets, tampoco por ejemplo de los de pantalla curvada cuyo avance de momento parece algo parado. Sin ninguna duda el tamaño importa (la frase más utilizada cuando se habla de… phablets) y parece que todos los fabricantes quieren estar en la misma liga.

Si cabe más (pantalla), se mete. ¿Sobrevivirán las phablets o serán absorbidas nuevamente por los smartphones de gama alta? ¿Se impondrá un poco de calma y volverán a fabricarse dispositivos compactos?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Google Web Designer ya permite publicar directamente desde Drive, soporta páginas en HTML y mucho más
Facebook forzará a los usuarios a descargar Messenger para seguir mandando mensajes