El IFA nos ha traído entre otras cosas, como era de esperar, el nuevo Samsung Galaxy Note 4. Uno de los aspectos que destacaron fue el hecho de que el dispositivo contaba con una tecnología de carga rápida, que podía ir del 0 al 50% en 30 minutos, una mejora con respecto a su precedesor sustancial, pues necesitaba 55 minutos para cargar el 50% de la batería.

Pero esto nos lleva a plantearnos, ¿cuál es la tecnología detrás de esta evolución en los sistemas de carga rápida? ¿Realmente necesitamos estos sistemas de carga rápida?

La batería: el talón de Aquiles de los dispositivos móviles

Si hay algo que ahora mismo es el talón de Aquiles de los dispositivos móviles y posiblemente de cualquier tipo de wearable, es su batería. Desde mi punto de vista, las baterías no han evolucionado a la par que lo han ido haciendo el resto de piezas de los dispositivos (pantallas, procesadores…). Y encima ahora usamos conexión 4G, que también consume más. Y si seguimos tenemos un sin fin de características que cada día hacen que vayamos necesitando más y más batería.

Si nos vamos planteando que cada vez los dispositivos tengan más y más batería, también debemos pensar en optimizar los sistemas de carga, pues no podemos pasar horas y horas para cargar baterías cada vez más grandes.  Es por eso que es necesario que los sistemas de carga rápida despeguen y evolucionan rápidamente, a la par que las baterías, pues va siendo hora de que éstas no supongan la limitación en los dispositivos, y porque a nadie nos gusta que el móvil no llegue a 24 horas cuando le damos un uso continuo.

Qualcomm y su Quick Charge 2.0

Durante 2013 Qualcomm presentó Quick Charge 2.0, la segunda versión de un nuevo sistema de carga rápida para sus procesadores Snapdragon, el cual permite ahorrar hasta un 75% de tiempo de carga. Salió disponible para pos procesadores Snapdragon de las series 400, 600 y 800. ¿Por qué éstos? Porque están pensados para consumir muy poca potencia, a lo que añadiendo un sistema de carga rápida, saca una optimización lo mayor posible.

quick charger

Pero fue en junio de este mismo año cuando Quick Charge 2.0 pasó a estar disponible en smartphones, tablets y los cargadores que los diferentes fabricantes empezaban a fabricar. En este aspecto, empresas como NTT DOCOMO, uno de los proveedores de servicios móviles más importantes de Japón, sacaban su línea de dispositivos en la cual ya incluían esta tecnología de Qualcomm.

De hecho, a día 4 de septiembre, estos son la lista de dispositivos que incluyen esta tecnología:

Smartphones

  • Fujitsu Arrows NX
  • HTC One (M8)
  • Samsung Galaxy Note 4
  • Samsung Galaxy Note Edge
  • Samsung Galaxy S5 (Japón)
  • Sharp Aquos Zeta
  • Sony Xperia Z2
  • Xiaomi Mi3
  • Xiaomi Mi4

Tablets

  • Sharp Aquos Tab
  • Sony Xperia Z2

De hecho, otras compañías como Motorola ha incluso publicado Motorola Turbo Charger, un cargador que hace uso de esta tecnología. Este cargador nos permite en 15 minutos cargar la batería de los últimos modelos de Motorola para que aguanten hasta 8 horas. Viene con un precio de 34.99 dólares y estamos esperando su fecha de lanzamiento, pues por ahora sólo podemos ver un Coming soon.

2014-09-05 11_25_49-Motorola Turbo Charger

El trabajo de Samsung con su procesador Exynos

Esta tecnología de Qualcomm es parte del trabajo que el Galaxy Note 4 ha presentado, pues parte de la mejora en la carga está en el propio procesador Snapdragon. A partir de ahí, Samsung ha trabajado para que su procesador Exynos haga lo mismo. El resto del trabajo es cosa del cargador, pues Samsung ha subido los amperios del mismo por encima 2 (valor del predecesor).

Tal como hemos contado, con este trabajo, el nuevo Galaxy Note 4 podría ir del 0 al 50% en 30 minutos, mejorando sustancialmente a su antecesor.

alpha_exynos

Pero sin embargo, para alguna compañía de la competencia como Oppo (o Meizu), estos datos de Samsung no han hecho más que servir de burla, pues ellos presumen de un sistema de carga rápida que permite ir del 0% al 75% en tan sólo 30 minutos, por lo que se han mofado de Samsung a través de Twitter:

@SamsungMobile With Rapid Charging on #Find7 you can go from 0 to 75% battery in 30 minutes

Conclusiones

Bajo mi punto de vista, las baterías son el punto a mejorar en los dispositivos, y no importa tanto quién implemente una mejora primero, sino el hecho de que conforme van evolucionando los modelos de dispositivos móviles, vayamos viendo como van reduciéndose los tiempos de carga, y aumentándose las horas de vida de una batería entre carga y carga.

A partir de ahí, todo lo demás es el mercado y la batalla entre los fabricantes, y los ataques entre unos y otros por ridiculizar (con o sin razón)

Más información PhoneArena | Qualcomm | @Oppo

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
Motorola Moto 360, ya disponible para comprar en pre-reserva
Samsung Galaxy Note 4 vs Huawei Ascend Mate 7: la batalla de los gigantes