Existe una creencia de que, a cuanta más cobertura recibamos en el movil, mucho mejores llamadas y conexión a Internet nos saldrán en nuestro dispositivo. Esto es del todo falso, la cobertura no es equivalente a la calidad/cantidad de la conexión que recibamos en nuestro móvil o tablet Android, y muchas veces podemos tener «muy buena cobertura» para ni siquiera tener conectividad.

Pero, ¿por qué están causados estos problemas? ¿Por qué no me puedo conectar a Internet aunque tenga todas las líneas de cobertura? ¿Por qué mi mensaje vía WhatsApp no se envía aunque tenga cobertura? ¿Y qué puedo hacer yo para solucionar por mi cuenta esos problemas que estoy teniendo? Hoy tratamos de dar unas cuantas respuestas al respecto.

El mito de las barras de cobertura: problemas en las redes

Una cosa es tener cobertura, y otra cosa muy diferente es que tengamos una verdadera conexión con Internet o con la persona a la que queremos llamar: el tener cobertura sólo significa que estamos conectados a una antena e identificados como clientes gracias a la tarjeta SIM, pero no tiene nada que ver con nuestra conexión real. Y podemos encontrarnos con dos situaciones en las que no nos podemos fiar nada de la cobertura, en realidad.

sin-coberturaPor una parte, la red puede encontrarse completamente saturada: la tecnología actual es imperfecta en el sentido de que va atendiendo a los usuarios según van llegando, y hay lista de espera en el caso de que tengamos solicitudes por delante de nosotros. En ocasiones hay tantas solicitudes entrantes que la antena no es capaz de procesarlas todas, y por lo tanto nos encontramos con una red saturada que podríamos comparar a una carretera en la que hay un atasco.

Y, por otra parte, puede que los usuarios no tengan la culpa de nada, y que se trate de un problema en la infraestructura: la operadora la ha cagado ha tenido un problema, bien en la conectividad de una antena o de una estación base, en otras palabras. El único problema de esto es que nuestro dispositivo no es capaz de detectar que hay un problema con la red y cambiar a otra, sólo ve que hay potencia suficiente para conectarse a esa y mantiene la conexión al no haber «incidentes».

¿Qué opciones tengo para solucionar estos problemas?

En muchas de estas ocasiones, el problema reside en la infraestructura de la operadora (ya sea porque no está preparada para tanto tráfico o porque haya fallado), por lo que nosotros no podemos hacer absolutamente nada para reparar ese problema. Lo que sí podemos hacer es tratar de paliar para poder hacer determinadas cosas:

  • Si queremos hacer una llamada y la red 4G/3G no funciona, podemos forzar temporalmente la conexión 2G para realizar esa llamada sin complicaciones.
  • En el caso de que nos encontremos con una red saturada o con infraestructura que no funciona, podemos esperar a que se solucione el problema con mucha paciencia, o bien tratar de poner soluciones por nosotros mismos. En estos casos lo mejor es tratar de estar conectados a una red WiFi, para evitar estos problemas temporales, pero siempre podemos intentar encontrar otra antena sin tanta saturación con aplicaciones como Sensorly, o mejorar nuestra conexión con utilidades como OpenSignal.

Más información | eldiario.es

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3

Lo más visto

La última beta de WhatsApp incorpora una carpeta dedicada para las llamadas de voz
La multiventana en Android, un concepto para tablets centrado en Google Search