Ya casi estamos acostumbrados a que Samsung sature el mercado con muchísimos dispositivos enfocados a casi cualquier nicho de mercado existente en el ecosistema Android: una política que no nos gusta demasiado, pero que parece haberle traído el éxito entre las gamas medias y de entrada. O por lo menos, le daba beneficios considerables antes de que empezaran a bajar esas cifras, que siguen siendo altas, pero que una tendencia a la baja es negativa en todos los aspectos.

Por ello, y según podemos leer en The Guardian, parece que Samsung va a cambiar radicalmente su manera de funcionar: decidle adiós a la avalancha de dispositivos cada año destinados a cubrir todos los huevos posibles, y decidle hola a una nueva política de lanzamientos en la que veremos muchos menos dispositivos nuevos, en la que veremos teléfonos y tablets más especializados en su nicho de mercado.

Cambio de estrategia para remontar beneficios

Samsung ha empezado a bajar en beneficios, algo que ya se venía venir con noticias previas: siguen estando por encima de las expectativas, pero han bajado un 60% respecto al tercer trimestre del año 2013 (hace justo un año), siendo las ventas bajas de la gama alta el principal responsable. Esto son malas noticias para los accionistas de la compañía, y no hace falta que os diga cuáles serán las consecuencias si esa bajada de beneficios no se para en los siguientes trimestres.

Samsung Galaxy tab s 10_011

Por lo menos parece que esto ha despertado a las cabezas financieras de la compañía, y lo sabemos porque uno de los directivos de la compañía se ha ido de la lengua.

Robert Yi ha afirmado en una conferencia que los coreanos no han sabido responder a los cambios en el mercado, y que van a pasar a tener una estrategia «más eficiente» que reduzca el número de dispositivos totales y que se enfoque más en cada producto. Estamos hablando de la futura gama A series, que debería concentrar los esfuerzos de Samsung de cara a 2015.

¿Cuál es el camino correcto para Samsung?

Y puede que razón no les falte sabiendo que cada vez más gente está cansada de esta política de lanzamientos. Aparte de esto, y entrando ya en la opinión personal de cada uno, existen unos cuantos aspectos más en los que deberían mejorar: dar mayor soporte postventa en forma de actualizaciones Android, mejorar muchísimo el peso muerto que supone TouchWiz en el sistema (o directamente remodelar desde cero TouchWiz, como muchos estaréis pensando), dejar de centrarse tanto en el supuesto valor añadido que intentan dar a sus dispositivos…

¿Qué se os ocurre a vosotros? ¿Cuál es el camino que Samsung debería seguir si quiere recuperar beneficios de cara al año que viene?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Google Fit empieza a sincronizarse con otras apps, pero no es suficiente
Pantallas grandes con márgenes mínimos, así serán los próximos Smartphones