En:

La gama alta de buques insignia de cada compañía hace que el mercado esté a rebosar, algo que ha creado un nuevo grupo de usuarios: los que no se quieren contentar con cualquier cosa, pero que siguen queriendo un precio que no se vaya a las nubes ni suponga llevar un ladrillo en el bolsillo. Y es lógico pensar de esta forma, teniendo en cuenta que cada vez los gamas altas son más y más grandes.

LG es uno de estos fabricantes que ha sabido ver este mercado, un mercado que también intentan conquistar por todos los medios. Y, para ello, han diseñado al hermano pequeño de su buque insignia, el LG G3, porque el LG G3 S no deja de ser una versión reducida hecha para los que no necesitan todo lo que ya tiene el hermano mayor.

En El Androide Libre hemos conseguido hacernos con una unidad y probarla en condiciones, y aquí está nuestro análisis sobre el hermano pequeño de un buque insignia de bandera coreana: el LG G3 S.

LG G3 S, hoja técnica y especificaciones

LG G3 S-2

Por desgracia, esta versión mini firmada por LG sigue la tendencia de todos los dispositivos mini: no sólo el tamaño baja, sino que las especificaciones lo hacen a la par. Por ello, no nos vamos a encontrar características de gama alta, sino que la hoja de especificaciones lo sitúa en la gama media del mercado sin ningún problema.

  • Pantalla IPS LCD 5 pulgadas HD (1280 x 720), 294ppi
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 400 Quad Core a 1.2GHz
  • 1GB RAM
  • 8GB almacenamiento interno + ranura para microSD
  • Cámara trasera 8MP + Laser AF / Frontal 1.3MP
  • Batería 2540mAh extraíble
  • WiFi 802.11 b/g/n, 4G LTE, GPS, Bluetooth 4.0, NFC
  • Android 4.4 KitKat con personalización de LG
  • 137.7 x 69.6 x 10.3mm
  • 134 gramos

Procesador de gama media más que probado, pantalla con una resolución a la que ya estamos acostumbrados… como ya nos comentó Pedro en su lanzamiento, el LG G3 S va más destinado a la gama media que a ser una versión mini por sus modestas especificaciones.

Diseño

LG G3 S-3

Podríamos resumir este apartado de diseño en que parece un verdadero hermano pequeño del LG G3, dado que tiene el mismo aspecto y las mismas líneas de diseño. Incluso conserva la apariencia de metal que en realidad es plástico, si quitamos de la ecuación el detalle de que sea más pequeño, más similar al Nexus 5 en dimensiones.

En la parte frontal es donde nos encontramos la pantalla HD, acompañada de la serigrafía de LG en la parte inferior y de un altavoz interno, una cámara frontal, LED de notificaciones y varios sensores en la parte superior. El marco está completamente libre de botones, cosa a la que ya nos tienen acostumbrados, teniendo únicamente sensores y micrófono auxiliar en el marco superior y micrófono principal junto a conectores en el marco inferior.

IMG_1770

Tendremos que dar la vuelta al conjunto para localizar el resto de piezas que nos falta: la cámara de 8MP, un flash LED, el sitio donde está colocado el enfoque por láser, la serigrafía de LG una vez más, el botón de encendido junto a dos botones auxiliares de volumen, y un altavoz. Tenemos que retirar la carcasa extraible para localizar la batería Li-ion de 2540mAh y el slot combinado para tarjetas microSIM y microSD.

El diseño curvo en los bordes traseros supone todo un acierto: hace cómodo el cogerlo y manejarlo con una sola mano, y el botón trasero está en una buena ubicación para ser usado mientras lo cogemos. El problema de este diseño es que el LG G3 S se inclina cuando lo usamos sobre una mesa, algo lógico, además de que es imposible usar los botones mientras se encuentre sobre algo. Al final nos terminamos acostumbrando a estos detalles, aunque requiere algo de tiempo.

Pantalla

LG G3 S-4

La pantalla que monta este LG G3 S es una LCD IPS de 5 pulgadas, con una resolución de 1280x720p. Esto, pasando los datos por la calculadora, nos deja con un total de 293.72 DPI, una cantidad que casi se aproxima a la barrera de los 300 DPI. En resolución no vamos a tener ningún problema, aunque en términos de calidad se podría echar en falta una pantalla FullHD si nos ponemos quisquillosos con el concepto de hermano pequeño.

Por otra parte, la calidad de esta pantalla se encuentra en la media: no destaca por este apartado, pero tampoco cojea, por lo que no podremos sacarle ninguna pega destacable en este apartado. Una pantalla en la media para un gama media, no hay mucho más que decir.

Software

LG G3 S-5

En el apartado de software, nos encontramos con Android 4.4.2 KitKat personalizado con la capa de LG por encima, bastante intrusiva y que termina por pasar factura. Como podéis ver en las capturas, la capa de personalización destaca por meter el diseño de LG en casi cualquier apartado existente, dejando poco margen al Holo que ha finalizado su trayectoria con KitKat.

La capa de personalización de LG tiene cosas buenas que le dan valor añadido a Android: el conocido Knock Code que nos permite desbloquear con un patrón de toques, doble tap para apagar la pantalla, portapapeles avanzado, barra de navegación en pantalla personalizable, aplicaciones del sistema en ventanas miniaturizadas, aplicación para aprovechar el puerto infrarrojos…

Sin embargo, también trae cosas malas: bloatware con supuestos servicios añadidos de los propios coreanos, un diseño en pantalla que deja mucho que desear, y ocasiones en las que notaremos lentitud en el sistema. Un Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1.2GHz y KitKat no parece ser una combinación que propicie el lag, por lo que apostaría a que la capa de personalización tiene algo que ver en todo esto.

Rendimiento

Ya sabéis que no somos mucho de benchmarks para comentar el rendimiento del sistema, pero para todos aquellos que quieran ver los resultados que da en una tanda de ellos, aquí pueden verlos. Eso, y las capturas de CPU-Z que nos aportan una visión más detallada del interior del sistema, para todos aquellos que quieran profundizar en sus entrañas.

  • PCMark for Android, Work Performance | 2493 puntos
  • 3DMark for Android, Ice Storm Unlimited | 4671 puntos
  • AnTuTu Benchmark | 17278 puntos

Cámara

LG G3 S-6

La cámara parece ser un aspecto que promete, y no es para menos: la cámara de 8 megapíxeles viene acompañada por un láser autofocus, lo cual quiere decir que utiliza un sensor láser para mejorar el enfoque. Esto nos promete un enfoque rápido y eficaz hasta en condiciones adversas, y que cumple.

Sin embargo, no podemos decir lo mismo del sensor de la cámara: funciona bien en situaciones de buena iluminación, pero el problema viene cuando lo sacamos de esas situaciones, dado que lo pondremos en un buen aprieto. La aplicación de cámara de LG viene bien equipada con modos como panorámicas o embellecedor de selfies, pero es demasiado básica y no cuenta con ajustes que permitan jugar a los aficionados a la fotografía.

Como siempre, os dejamos con una galería de fotografías tomadas con la cámara del LG G3 S en diferentes situaciones y modos de funcionamiento, sin ningún tipo de post-procesado.

Batería

Llegamos al apartado de la batería, lo verdaderamente determinante para saber si un teléfono nos valdrá para todo el día o si, por el contrario, nos quedaremos con un pisapapeles a final del día. Por suerte, la batería Li-ion de 2540mAh, el Snapdragon 400 y la pantalla HD forman una buena combinación en este apartado.

Esto significa que la batería tiene poco consumo al que atender gracias a la hoja de especificaciones modestas, por lo que no nos vamos a encontrar con ningún problema para llegar al final del día con un nivel de uso razonable. Incluso podremos jugar y darle uso intensivo en algún que otro momento, algo que no está nada mal.

Sonido

Terminamos con el apartado del sonido, algo que pasa bastante desapercibido en este LG G3 S. Respecto al altavoz, no podemos ponerle ninguna pega, aparte de su colocación en la parte trasera que condiciona su salida: sonido bastante alto sin distorsionar demasiado en sus volúmenes más altos, a pesar de que se encuentra con resistencia si lo dejamos apoyado en una mesa.

Respecto al jack de 3.5mm, tampoco hemos encontrado ninguna pega: sonido con calidad decente, sin muchas pretensiones. La aplicación de música de LG cuenta con un ecualizador integrado que nos permite mejorar un poco el sonido, pero que sólo esta disponible cuando utilizamos auriculares.

Resumen y conclusiones

LG G3 S-7

No podría considerar este LG G3 S como una edición mini del G3 original: es un recorte de características demasiado grande para que sea tal, más bien deberíamos colocarlo en la gama media del mercado. En resumen, es un dispositivo para los que quieren algo que funcione bien, pero no necesitan los caballos de batalla que suponen los buques insignia.

Teniendo en cuenta eso, el LG G3 S es un buen dispositivo en conjunto, pero que sufre una optimización un tanto mala por parte de LG: bien optimizado no debería de dar ningún problema, pero existen ocasiones en el que el lag y las esperas desmedidas hacen acto de presencia. Algo que en 2014, con KitKat bien entrado y con Lollipop entrando, no debería de pasar.

Podemos encontrarnos este LG G3 S a un precio de 228€ en Amazon, algo que no está nada mal para lo que tenemos entre manos. Es un digno rival a dispositivos como el Moto G, pero esos problemas en el rendimiento me hacen dudar a la hora de la verdad. Si quieres un buen diseño en un gama media y funciones que se salen de la media, entonces el LG G3 S es tu dispositivo ideal.

puntuacion_g3s

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2
Análisis Xiaomi Mi Band 5
OPPO Find X2 Lite vs realme X3 SuperZoom
Oppo Find X2
Análisis realme Band
Microsoft Surface Go 2
Microsoft Surface Book 3
Análisis Huawei P40 Pro Plus
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro

Lo más visto

Telegram ya permite migrar las conversaciones a un nuevo número
Samsung Galaxy S6 Edge, el posible hermano con pantalla curva del S6