Honor 3C, análisis y experiencia de uso

Honor 3C, análisis y experiencia de uso

Toda la información sobre uno de los Android con mejor calidad/precio. Aquí nuestro Honor 3C análisis y experiencia de uso. Recomendado.

La marca Honor ha desembarcado en Europa con varios dispositivos muy interesantes. Hace unas semanas pudimos tener en nuestras manos el Honor 6, hoy os mostramos nuestro análisis del nuevo Honor 3C, un dispositivo con unas especificaciones sorprendentes para un terminal de su precio.

El Honor 3C nos ha sorprendido por su robustez, sus múltiples opciones, por su rendimiento y por varios añadidos de un software muy curioso pero que necesita una actualización cuanto antes, afortunadamente llegará pronto. Honor vuelve a cometer los mismos errores que tantas veces criticamos a la mayoría de fabricantes, unas especificaciones bien elegidas pero una falta de optimización por el software que afecta tanto a la experiencia que desmerece el resultado. Vamos a verlo en profundidad.

Review del Honor 3C

  • Características
  • Diseño, materiales y sensaciones
  • Pantalla
  • Cámara
  • Software
  • Batería
  • Sonido , rendimiento y Detalles
  • Conclusiones y Opinión
  • Puntuación Final

Características y especificaciones técnicas

El Honor 3C es un terminal con una pantalla de 5″ HD, un procesador quadcore MediaTek y 2GB de RAM. A esto le sumamos una cámara de 8MP y una batería generosa. Estamos delante de un smartphone gama media superior a la competencia sobre el papel. Esta es su lista de especificaciones completa:

  • Pantalla IPS de 5 pulgadas 1280 x 720 píxeles (69 ratio-pantalla)
  • MediaTek MT6582 de quadcore a 1.3GHz
  • GPU Mali 400
  • 2 GB de RAM
  • 8 GB de almacenamiento interno, ampliables con tarjeta SD
  • Batería Li-Ion de 2300mAh
  • Cámara trasera de 8 MP con flash LED f/2.0
  • Cámara frontal de 5 MP
  • 139.5 x 71.4 x 9.2 mm
  • 140 gramos de peso
  • DualSIM, GPS, BT 4.0, Radio FM, HSPA+
  • Android 4.2.2 JB con EMUI 2.3 (actualizable pronto a KitKat y EMUI 3.0)

Llama la atención la inclusión de 2GB de RAM en comparación con el giga que todos ofrecen. La apuesta por un MediaTek de cuatro núcleos no parece desmerecer el resultado final, y es que a pesar de que el Snapdragon 400 (que sería su rival) es muy popular, en cuestión de rendimiento están a la par.

DSC00377

El panel IPS de 5″ HD se ha convertido en un estándar también, pero aquí es donde fijarse en su calidad es tan importante. En cuanto a la cámara, los megapíxeles no lo son todo. Muy importante ya que muchos terminales apuestan por sensores de 13MP que al final ofrecen resultados inferiores a los de 8MP. Por último decir que viene con Android 4.2 JB, una versión antigua y que debería estar prohibida hoy en día en teléfonos nuevos. Afortunadamente ya se han puesto manos a la obra para traer una renovación completa del software, que ya adelantamos es quizás el punto más controvertido del Honor 3C.

Tamaño, diseño y sensación en mano

El Honor 3C es un smartphone bastante compacto para sus 5 pulgadas. Tenemos un tamaño contenido en un cuerpo de plástico cuyas sensaciones en mano son robustas pero en ningún momento dan sensación de acabados premium. Esto no significa algo malo, y es que hemos de tener en cuenta su precio. Es algo resbaladizo y liso pero correcto para ser utilizado con una mano aunque tengáis manos pequeñas como yo. Su peso es de 140 gramos, aunque realmente se siente ligero.

Hagamos un pequeño repaso. En la parte de delante tenemos la cámara frontal, la pantalla y las teclas «atrás», «home» y «menú» con botones físicos táctiles. En el lateral izquierdo tenemos un marco vacío de 9.2mm de grosor pero ligeramente curvado para dar sensación de delgadez. En el derecho tenemos los botones de volumen y encendido, estando este último debajo. No sobresalen mucho pero se pueden encontrar fácilmente con el tacto, cosa que se agradece.

En la parte superior tenemos el minijack de 3,5mm y en la parte inferior el micrófono y el microUSB, que se sitúa en la zona izquierda y no en el centro. Al girarlo tenemos una carcasa grisácea (en nuestro caso), con la marca Honor en el centro, el altavoz en la parte inferior y la cámara y el flash LED que no sobresalen mucho. Esta carcasa es fácilmente extraíble y dentro nos encontramos con que la batería es también extraíble. Necesitaremos sacarla para poder acceder a la dobleSIM y a la tarjeta microSD.

El Honor 3C tiene un diseño bastante soso aunque es pragmático. Su tamaño entra dentro de lo aceptable y la disposición de las teclas es buena. La carcasa es extraíble aunque tiene pinta de poderse rallar si nos descuidamos. Nos gusta eso sí esa sensación de poder abrirla sin preocuparnos, algo que con la hornada de móviles con la batería soldada había desaparecido. Pocos fabricantes apuestan ya por esta facilidad de cambiar o quitar las piezas y es algo que desde aquí defendemos, pese a los problemas asociados que pueda haber.

 La pantalla

DSC00379

El panel de 5 pulgadas del Honor 3C es un panel IPS con un brillo bastante equilibrado, buenos colores y unos ángulos de visión decentes teniendo en cuenta la gama en la que se encuentra. En el nivel de brillo mínimo se hace muy difícil trabajar incluso en interiores, sin embargo el rango es bastante amplio y en exteriores con un mayor brillo sí podemos llegar a ver algo, de hecho no queda muy lejos de lo que ofrece el Nexus 5.

Donde no admite comparación es en la nitidez y resolución de pantalla. El Honor 3C cuenta con unos 294ppi y para quiénes ya nos hemos acostumbrado a un móvil FullHD se nota. Los píxeles son perfectamente visibles y al final este tipo de resolución supone una diferencia cada vez más notable entre la gama media y la gama alta. Sabemos que apostar por paneles FullHD requiere una cantidad de recursos muy elevada, ¿será esta la diferencia entre unos y otros? ¿Seguirán los gama media-baja de 2016 apostando por pantallas HD? Nada parece indicar que se vaya a dar un salto en muchos casos innecesario.

Como decimos el panel IPS tiene unos colores muy vivos, pero además mediante el software que se incorpora podemos poner el Honor 3C en modo pantalla cálida o fría dependiendo de nuestros gustos. Otro aspecto que remarcamos en esta sección es el doble tap para encender la pantalla, una opción incorporada también por software y que siempre se agradece, además que la mayoría de smartphones de su gama no lo incorporan.

La pantalla del Honor 3C por tanto convence, no estamos ante ningún panel AMOLED antiguo ni una IPS barata. La respuesta multitáctil es buena y si queremos ponerle una pega es la falta de Gorilla Glass 3. Un panel de 5″ HD  que debería incorporar como mínimo todo gama media.

Software

emotion 2.0

Emotion UI es la capa de personalización de Honor para toda su gama. El terminal que nosotros hemos podido probar viene con la versión 2.0, aunque debería actualizarse en las próximas semanas al nuevo EMUI 3.0 que entre otras novedades, vendría con Android 4.4 KitKat. Una versión que le hace falta como el comer a este Honor 3C. El terminal va fluido, es una lástima que no vaya todavía más.

Hay una palabra que resume fácilmente Emotion UI; diferente. No se parece nada a Android stock. De hecho, no tenemos ni tan siquiera cajón de aplicaciones, no existe, todo se encuentra en el escritorio como si fuera un… bueno, ya entendéis. Incluso las apps se desinstalan desde el escritorio y tenemos opción de agitar para alinear los iconos.

Es un cambio que en un móvil Android no tiene sentido, confunde al usuario y al final es un ejemplo más que provoca que los usuarios digan que Android es difícil y confuso. Emotion UI tiene opciones por todas partes, lo que para un usuario avanzado está bien pero para aquellos usuarios noveles (principales interesados en la gama media) puede ser complicado.

honor 3c-1

Para organizar las aplicaciones nos vemos obligados a crear carpetas o tirar de launchers. En la barra de notificaciones también tenemos todo tipo de acceso rápidos personalizables. En administración del sistema podremos definir cuáles queremos que se muestren, qué apps borrar… etc.

El Honor 3C a pesar de venir con solo 8GB de almacenamiento tiene una cantidad casi infinita de aplicaciones: galería, vídeo, calendario, explorador de archivos, notas, grabadora… ni rastro de las aplicaciones de AOSP. Eso sí, las de Google se encuentran en una carpeta en la pantalla principal como bien obliga el buscador. Una cantidad de apps que al final nos deja solo 5,7GB de espacio libre nada más empezar.

honor 3c emotion

Como decimos es muy personalizable, el launcher puede convertirse en un inicio simple con iconos gigantes y modo fácil. Fondos de pantalla, transiciones, temas… las alternativas están ahí, pero carecen del carisma suficiente como para que las echemos de menos cuando cambiamos de móvil. Afortunadamente este gasto de RAM de las apps no se nota tanto en el día a día, quizás en parte a esos 2GB de RAM que posee.

La batería

Uno de los aspectos clave en un terminal como el Honor 3C es la duración de la batería. Con él llevamos un par de semanas y hemos probado distintas configuraciones. En reposo tiene un consumo casi mínimo, cosa que es de agradecer. Con un uso moderado alto logramos tener unas 4-5 horas de pantalla encendida, no tendremos dificultad en llegar al final del día con un uso normal pero hemos notado como a pesar de sus 2300mAh se queda por detrás del Moto G 2014 y notablemente inferior a phablets como el Orange Nura.

Lo que sí es interesante es ver el software asociado. Podremos ver el porcentaje restante de batería en la barra de notificaciones y tenemos un control de energía completo con diversos modos: inteligente, ahorro o normal. Básicamente modifica la frecuencia de reloj de la CPU para adaptarse a lo que necesitemos, un cambio que al final no es como el modo ultraahorro de Lollipop pero sí puede darnos unas decenas de minutos extra de autonomía.

No contamos ni con carga inalámbrica ni con carga rápida, aunque esta última afortunadamente tampoco se echa de menos ya que el tiempo de carga no es excesivo.

Sonido y rendimiento

benchmarks

Pasamos al apartado de sonido y rendimiento. Los benchmarks famosos que poco valen para determinar la fluidez y rendimiento de un terminal. El Honor 3C funciona muy bien pese a una de las capas personalizadas con más opciones que recuerdo. En cuestión de juegos hemos probado Asphalt 8, Repúblique y Modern Combat 5, tres juegos con gráficos sobresalientes en los que con los dos últimos el terminal sí tenía algunos problemas, pero mucho más fluido de lo imaginable para una GPU Mali 400.

Como decimos, de momento hay pocos juegos en Android que exijan una potencia gráfica que los móviles no puedan manejar. ¿El mayor problema a la hora de probarlos? El almacenamiento. El Honor 3C no es un móvil pensado para juegos, no porque no tenga potencia, si no porque con la tarjeta SD no es suficiente.

Aquí os dejamos los resultados de varios de los benchmarks más conocidos:

  • Geekbench 1168 (Multicore), 354 (Single core)
  • AnTuTu 19482
  • Quadrant 5720

En temas de sonido, el Honor 3C no destaca. De hecho el altavoz trasero no acaba de ser el mejor lugar para colocarlo, los sonidos son demasiado graves y aunque lo coloquemos boca abajo se sigue teniendo esa sensación de sonido distorsionado. Un aspecto que creemos podrían haber tenido más cuidado.

Cámara

honor 3c-6

La cámara trasera del Honor 3C es un sensor Sony de 8 megapíxeles y flashLED. Estamos delante de una cámara muy buena para el precio que posee esté terminal y es que esa es precisamente la virtud de Honor, sorprender con unos componentes cuya calidad está por encima de la media, no solo los fríos números, también en el uso diario.

Las fotografías realizadas a luz natural tienen unos colores muy reales y nada saturados. Cuando nos vamos a situaciones con menos luz sí empieza a sufrir algo más. El enfoque es bastante rápido y la aplicación de la cámara tiene una estética antigua pero muy funcional y con varias opciones: capturar sonrisas, ráfaga, temporizador, escenas, HDR, panorámicas, efectos, múltiples ángulos, embellecer y estabilización de imagen.

Aquí os dejamos la galería, cuyas imágenes en resolución original podéis encontrar aquí.

En la parte frontal vemos un sensor de 5 megapíxeles que hace fotos bastante decentes y cuenta con varias ayudas para que miremos a la cámara y no a la pantalla. Por último destacar la grabación en FullHD, algo que nuevamente pocos cuentan.

Conclusiones y Opinión

DSC00376

El Honor 3C es el mejor ejemplo de lo que es capaz de hacer en Europa este nuevo fabricante. Un terminal con una pantalla excepcional, una fluidez y rendimiento muy buenos y salvo por ese software anticuado tenemos de lo mejorcito con nosotros. La cámara y batería convencen, los materiales son sobrios y creemos que en cuanto reciba EMUI 3.0 y KitKat (o Lollipop) puede dar un salto cualitativo. ¿El precio? 139€ oficialmente. Sin rival.

Honor solo distribuye online este terminal y de hecho actualmente se encuentra agotado, normal después de que en navidades lo viéramos de oferta a 99€, una locura. Pero cuidado, este terminal tiene unos cuantos fallos inadmisibles para un móvil Android en 2015, independientemente de su precio.

El primero de los fallos es la apuesta de salida por una versión como Jelly Bean 4.2. Para lanzar un terminal con esta versión directamente es mejor esperar.

El segundo error es la falta de conectividad, el Honor 3C no tiene ni NFC ni conexión 4G. Ahora mismo puede parecer un detalle pero este año vamos a ver un uso masivo de ellos. Nosotros directamente no recomendamos comprar un móvil que no posea LTE. Todos los operadores están apostando por ello y se aplica incluso a las tarifas más baratas.

Si necesitáis un móvil que os dure mucho tiempo no sirve con que actualmente funcione de lujo también debe estar preparado para el futuro, y el software o la conectividad son claves. Para todo lo demás, Honor está haciendo un trabajo excelente y con un precio suficiente ajustado como para conquistar los bolsillos de muchos androides.

Puntuación Final

puntuacion_honor3C

 Políticas de puntuación de dispositivos en El androide libre

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
El futuro son las baterías de Kevlar: con más capacidad en menos espacio
Twitter integra vídeos y mensajes privados de grupo