Meizu MX4 Pro, análisis y experiencia de uso

Meizu MX4 Pro, análisis y experiencia de uso

Experiencia de uso y análisis del Meizu MX4 Pro, el smartphone de gama alta de la empresa china. Opinión, características y precio y más.
En:

Hace no mucho que hablar de un fabricante chino era igual a hablar un fabricante de mala calidad, a la que muchos despreciábamos. Hoy en día ya son varios los fabricantes chinos que se han puesto las pilas con auténticos gama alta a la altura de los que comercializan los grandes fabricantes, y Meizu es uno de ellos.

Hoy os contamos nuestra experiencia con posiblemente el mejor terminal que han fabricado hasta la fecha, el Meizu MX4 Pro, un smartphone que une un diseño cuidado a unas características tope de gama, donde poco vamos a echar en falta.

Tenemos que dar las gracias a GeekVida por facilitarnos una unidad del Meizu MX4 Pro. Para aquellos interesados podéis conseguirla en su página, a nosotros nos ha llegado rápido y sin ningún problema.

Código de 20€ de descuento en GeekVida para los usuarios de El Androide Libre válido hasta el día 1 de Abril:

4elandro

Características técnicas del Meizu MX4 Pro

Poco le falta al Meizu MX4 Pro si nos fijamos solo en sus características, y es que sobre el papel estamos ante uno de los terminales punteros, con poca competencia salvo los recientemente presentados en el Mobile World Congress. Y de ahí que no podamos pasar por alto un terminal como este.

Nos encontramos un panel IPS de 5.5″, una pantalla muy grande, pero que compensa perfectamente gracias a su resolución QHD de 1536 x 2560 píxeles, ofreciendo una nitidez espectacular.

En su interior acompañan a los 3GB de RAM un procesador que no es ni de Qualcomm ni de Mediatek, fabricantes a los que más estamos acostumbrados, si no de Samsung, ya que monta un Exynos 5 Octa 5430 con procesadores quad core a 2 GHz Cortex-A15 y quad core a 1.5 GHzCortex-A7.

Echamos en menos ranura para la tarjeta microSD. Es una de las pocas cosas que no tiene el Meizu MX Pro, y para algunos será un gran problema, otros ni lo notarán. Otro aspecto que también nos habría gustar ver es la dual SIM. No es una característica muy extendida, pero en este tipo de fabricantes se suele ver más a menudo, y con el el MX4 Pro han decidido no contar con ella.

Otro detalle a tener en cuenta es que el LED de notificaciones del Meizu MX4 Pro es blanco, no RGB. Eso quiere decir que no podremos usar aplicaciones como Light Flow para configurar los colores del LED según la aplicación. Y es un problema de hardware, porque es un LED blanco, así que ni con actualización de software podremos hacerlo.

Por último tenemos que destacar la batería de 3350 mAh, una de las más grandes en un smartphone actual.

Especificaciones del Meizu MX4 Pro

  • Pantalla IPS LCD QHD (1536 x 2560) de 5.5 pulgadas con Gorilla Glass 3 – 546 ppi
  • Procesador Exynos 5 Octa 5430 (quad core a 2 GHz Cortex-A15 y quad core a 1.5 GHz Cortex-A7)
  • Procesador Gráfico GPU Mali-T628
  • Memoria RAM de 3GB y memoria interna de 16/32/64 GB
  • Cámara trasera: Sensor BSI 20.7 MP f/2.2
  • Cámara frontal: 5 MP
  • Batería de 3350 mAh (no extraíble)
  • Conectividad LTE
  • Wifi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth LE 4.0, acelerómetro, proximidad, giroscopio, brújula
  • A-GPS Glonass / MicroUSB 2.0, OTG, NFC
  • Android 4.4.4 con Flyme OS 4.0
  • Medidas: 150.1 x 77 x 9 mm
  • Peso: 158 gramos

Diseño y construcción

Lo primero que nos encontramos al ver el MX4 Pro es un teléfono atractivo, sin demasiados detalles que resaltar, pero bonito. No introduce novedades ni elementos diferenciadores, y en esto Meizu aún está unos cuantos por detrás con respecto a otros fabricantes. Pasará mucho tiempo hasta que empecemos a ver diseños que aporten algo dentro de esta gama de fabricantes chinos, incluso en la gama alta.

meizu-mx4-pro-DSC_0109

El frontal destaca por sus bordes redondeados, y aunque los laterales estén bien aprovechados sin dejar casi borde inutilizado, la parte de arriba y abajo en el frontal sí que tienen demasiadas zonas muertas, lo que aumenta considerablemente el tamaño del dispositivo. Nos habría encantado ver unos bordes más ajustados a la pantalla, una característica que a la vez que aumenta el atractivo del teléfono, disminuye su tamaño, ganando así por partida doble.

Siguiendo en el frontal nos encontramos con lo que más nos gusta y lo que menos del teléfono. Lo que más es el botón físico central, no capacitivo, debido a que tiene un lector de huellas que funciona de maravilla, nada que ver con lo que vimos en otros como el del SGS5, lo que nos recuerda lo mal que se hizo en este terminal.

Lo que menos nos gusta es que a los lados de este botón no hay botones capacitivos de multitarea y atrás. Esto no debería ser un problema en Android, pero la versión personalizada del sistema operativo Flyme nos ha dado una mala sorpresa al descubrir que los botones en pantalla no siempre aparecen, y en algunas ocasiones es un auténtico problema. Esto y la mala visualización de la multitarea son cuestiones que trataremos en el apartado de software.

meizu-mx4-pro-DSC_0114

En los laterales encontramos los botones de volumen a la izquierda, el jack de audio y botón de encendido arriba (no es la mejor posición, mucho más cómodo sería en al lateral derecho) y el conector microUSB junto al altavoz en la parte inferior.

La parte trasera solo muestra la cámara y el doble flash LED, aunque tenemos una carcasa que se puede quitar para dejar al descubierto la ranura de la microSIM. Eso sí, no hay ranura microSD y la batería no es extraíble (al menos directamente, se puede si tiramos de destornillador, aunque no es nada recomendable).

meizu-mx4-pro-DSC_0112

En cuanto a los materiales, estamos ante una de las mayores carencias del MX4 Pro, aunque deberíamos tener en mente siempre el bajo coste de este teléfono comparado con otros de similar gama de características. El teléfono está fabricado totalmente el plástico (aunque debe llevar alguna aleación en el lateral que le hace parecer algo más metálico) y la pantalla es Gorilla Glass 3. Los laterales tienen un acabado que aunque de plástico se siente más premium debido al acabado metalizado, pero la parte de atrás está hecha de un plástico que parece de una calidad muy inferior. Además esta tapa no acaba de ajustar del todo, y cruje ligeramente cuando la apretamos, dando una sensación de mal acabado. No parece un teléfono muy compacto.

Todo esto tenemos que verlo desde la perspectiva de un smartphone de bajo coste para las características que ofrece, es evidente que en algún aspecto del teléfono se tienen que ahorrar costes, y los materiales son sin lugar a duda uno de los que ha sacrificado Meizu.

Por el contrario es de agradecer que los botones sí son de calidad, un detalle que no siempre se cuida y a veces pasa desapercibido. Tanto el botón superior de encendido como el lateral de volumen están bien fabricados y no bailan, característica importante a la hora de valorar la sensación que transfiere un teléfono en la mano, pero que no siempre se tiene en cuenta, al menos activamente.

Pantalla

Con el MX4 Pro Meizu ha decidido apostar por una pantalla grande, quizás demasiado para mi gusto. La pantalla IPS del MX4 Pro es de 5.5″, algo superior a lo que al menos en mi opinión es el tamaño óptimo de smartphones, que se acerca más a las 5 pulgadas. Esto al final no es más que una cuestión de gustos, pero después de usar muchos smartphones me quedo con la idea de que las 5 pulgadas es el tamaño ideal para smartphones de pantalla grande.

El problema de las 5.5″ es que ya se acerca más a una phablet, y de hecho en tamaño y gama quizás deberíamos comparar el MX4 Pro con el Note de Samsung y no con los smartphones. Al fin y al cabo esto no es más que una cuestión de gustos, y simplemente tenemos que ser conscientes de que el Meizu MX4 Pro tiene una pantalla grande, y las pantallas grandes no son aptas para todos los públicos.

meizu-mx4-pro-DSC_0110

Lo que sí nos ha encantado es la resolución de 1536 x 2560 píxeles, superior incluso a los 1440 x 2560 píxeles del Samsung Note 4. En un principio no estaba muy a favor de la resolución QHD, pero después de probarla te acostumbras, y se nota. Se nota sobre todo en iconos pequeños y en la letra, más definida y delgada. Al final más que una cuestión de mejora de usabilidad es estética, y creedme que aumenta mucho en este sentido.

Pero pasemos a la calidad de la pantalla, que es lo que más os interesará. La pantalla del MX4 Pro es en general muy buena, destacando de manera sobresaliente en algunos aspectos pero con fallos gordos en otros.

Ya hemos dicho que la nitidez debido a la resolución es excelente, pero otro factor importantísimo es el brillo. La pantalla de este Meizu es sin lugar a dudas una de las más brillantes que hemos probado, y no solo eso, si no que además tiene un excelente funcionamiento en brillos bajos, zona en la que el color se suele perder. Este aspecto de la pantalla es más que destacable.

En las pegas nos encontramos un contraste no demasiado alto debido a que el brillo mínimo de los negros es bastante alto y algo «blanquecino», un tono azulado en los blancos puros y lo peor de todo, una gama de tonalidades en color poco fiel a la realidad y muy poco saturada. No es que premiemos las pantallas que saturan mucho, pero esta deja mucho que desear en colores vivos.

En general una muy buena pantalla LCD que destaca por el alto brillo que ofrece y el buen funcionamiento en brillos bajos pero que cojea en colores y con el azulado de los blancos.

Cámara

No tenía grandes expectativas de la cámara con el Meizu MX4 Pro, ya que lo que había leído no era demasiado alentador. Sin embargo me he llevado una muy grata sorpresa con los resultados de fotografía de este dispositivo.

En general la cámara de 20.7 MP del MX4 Pro es una buena cámara, aunque cojea en algunos aspectos, pero los resultados generales son bastante buenos.

Lo primero que me llamó la atención fue el postprocesado de imágenes, poco potente pero que resulta en una fotografía muy aceptable, problema que resalta mucho en los Xperia con el mismo sensor.

La imagen queda algo oscura y los colores poco vivos, esos son los mayores problemas de la cámara, pero por lo demás, tal y como decíamos, los resultados son más que aceptables. No es difícil encontrar fallos en las fotografías, pero si nos fijamos en la imagen como algo global, el resultado es bueno, y eso es lo que importa.

Aquí os dejamos unos cuantos ejemplos para que valoréis vosotros mismos.

Lo que nos ha encantado de la cámara de este Meizu es la interfaz de usuario, muy completa. Disponemos de los siguientes modos: Automático, Manual, Panorámico, Macro, Belleza y Profundidad. Dentro de estas opciones lo que más destaca es el modo manual, ya que permite seleccionar todo tipo de ajustes, incluso el tiempo de exposición, pudiendo hacer fotos de varios segundos para escenas oscuras. El resultado no es excepcional, pero contar con la opción de serie es muy de agradecer.

Software y rendimiento

El Meizu MX4 Pro viene con Android 4.4.4 y una versión propia del sistema operativo a la que denominan Flyme OS. Aunque el teléfono salió con la versión 4.0 ya se puede actualizar a la 4.1 e incluye novedades importantes como las que hemos comentado del brillo en la sección de pantalla.

Flyme personaliza por completo el smartphone, y para los que estamos acostumbrados a otro tipo de uso en Android puede que nos acabe incluso molestando un poco. El launcher es muy limitado, y es muy posible que todos acabéis haciendo lo que he hecho yo, instalar uno diferente. En mi caso he optado por Nova Launcher, que hace muy buen equipo con este dispositivo.

El launcher original de Flyme se limita a una serie de ventanas en las que tenemos las aplicaciones y los widgets, casi más cercano a iOS que a Android, pero que por supuesto podemos personalizar. Para mi queda algo limitado, y he preferido pasarme a otro launcher, algo que pocas veces hago para probar un smartphone, pero me ha sido imposible con este de Meizu.

Por lo demás la interfaz de usuario es atractiva, muy minimalista y fácil de usar. Aunque antes de entrar a ello tenemos que destacar el mayor fallo que encontramos en Flyme, y es la malísima visualización de la gestión de la multitarea. Ya dijimos que no tenemos botón de multitarea, y la única forma de acceder a esta es deslizando el dedo desde el borde inferior hacia arriba, desde donde aparece una pequeña barra con las últimas aplicaciones, pero no es nada atractivo estéticamente y podría mejorar mucho, sobre todo viendo lo que Google ofrece con Android en este campo. Un punto muy negativo para Meizu con su versión de Android y Flyme.

Tampoco hay botón para volver atrás, pero podemos hacerlo mediante un gesto de arrastre de abajo hacia arriba empezando desde el botón de home. También se puede cambiar la configuración en ajustes para que ir hacia atrás se haga mediante el toque de la tecla de home. En general todo mucho más incómodo que tener unos botones capacitivos destinados a este fin.

Como decíamos, el resto de elementos visuales del sistema sí están bien hechos, ordenados y diseñados. La barra de tareas tiene accesos directos a ajustes muy similares a los que ofrece Samsung con TouchWiz, que podemos reordenar. Al desplegar dicha barra de notificaciones solo vemos los 5 accesos directos superiores, pero si tiramos de ellos aparecerán el resto. Resulta interesante la falta de un acceso a ajustes, inexistente desde aquí.

Algo curioso es que los iconos de notificaciones de aplicaciones que aparecen en la barra no son los estándar, y algunos varían mucho. No sabemos si son propios de Flyme o solo ocurre con algunas aplicaciones, pero descoloca mucho la primera vez que nos encontramos con una notificación totalmente diferente a la que estamos acostumbrados. En algunos casos no tiene nada que ver, como en Telegram, y en otros es mucho más parecido, como en Gmail.

Los ajustes tienen una ordenación en dos columnas algo peculiar. El menú lateral nos muestra los diferentes apartados de los ajustes, y cuando entramos en uno se esconde pero deja los iconos de cada una de esta sección al descubierto, quedando ordenados en dos columnas y perdiendo espacio dentro de la sección en cuestión. Meizu lo ha hecho para tener acceso al resto de ajustes más fácil en cada momento, pero quita espacio en pantalla, y la decisión de compromiso que han tomado no parece acertada.

En conclusión, Flyme es una personalización de Android bastante acertada, atractiva y muy fácil de usar. La mayor pega está en el launcher y en la falta de drawer de aplicaciones, pero por lo demás nos ha gustado mucho. Lo bueno de esto es que se puede solucionar de manera fácil bajando un launcher alternativo de Google Play.

La parte imperdonable es la malísima visualización de la multitarea, sobre todo teniendo en cuenta que hemos comprobado instalando aplicaciones de terceros que se puede mostrar la multitarea nativa de Google, el problema es que Flyme no permite acceder a esta y prefiere la suya propia, mucho más limitada. Los problemas con volver atrás también son muy molestos.

El smartphone rinde bien en general, y parece que el procesador Exynos y los 3GB de RAM hacen buen equipo. Los primeros días notamos algunos parones, pero se han ido corrigiendo. Los lags son prácticamente inexistentes y es un teléfono muy rápido. El problema viene sobre todo en el uso del día a día, ya que con procesos potentes puede sin problema, pero hemos notado serios inconvenientes en el uso. Un ejemplo son los teclados (hemos probado el de serie, SwiftKey, Swype y el de Google), que van a parones y da la impresión que no consiguen ser tan rápidos como nosotros.

Es complicado valorar el rendimiento del MX4 Pro, ya que por un lado es un teléfono muy rápido y eficiente, pero por otro sufre este tipo de parones que complica muchísimo su uso. Una de cal y otra de arena en este sentido, ya que aunque el teléfono sea rápido y acciones como cambiar de aplicaciones sean rapidísimas, la vida se nos complica con cosas tan sencillas en un principio como escribir con el teclado. ¿Por qué ocurre esto? No lo sabemos, pero es muy molesto.

Lector de huella dactilar

Aunque no hay mucho que decir sobre el lector de huellas del Meizu MX4 Pro no podía dejarlo pasar sin un apartado propio debido a su muy buen funcionamiento, y es que el lector de huellas dactilares cubierto por cristal de zafiro del MX4 Pro hace lo que tiene que hacer. Y esto lo resaltamos porque la popularización de este sistema en Android no entro por la puerta grande, ya que el lector de huellas del Samsung Galaxy S5 dejaba mucho que desear, requería mover el dedo de arriba a abajo y fallaba mucho.

meizu-mx4-pro-DSC_0117

El lector de huellas del Meizu nos permite añadir nuestras huellas digitales para desbloquear la pantalla (si no funciona o quiere hacerlo otro usuario habrá que hacerlo mediante PIN), desbloquear aplicaciones y documentos cifrados y pagar con la cuenta Flyme en caso de crear una en su market propio.

Una función que nos ha encantado es la de aplicar cifrados a aplicaciones. De esta manera, podemos seleccionar aplicaciones que para abrir necesitarán identificación mediante huella dactilar, consiguiendo un grado superior de seguridad.

El modo invitado nos permite elegir una contraseña que desde la pantalla de desbloqueo da acceso a una limitación de aplicaciones que podemos elegir. Es cómodo para que un usuario pueda utilizar nuestro móvil sin facilitarles nuestro PIN de seguridad y sin tener acceso a todas las aplicaciones.

Y respecto al funcionamiento del lector de huellas, excelente. Para aquellos que hayáis probado el del iPhone o el del recientemente presentado Samsung Galaxy S6, no notaréis diferencia, es igual de rápido y fácil de usar, solo tenemos que dejar el dedo sobre la superficie del botón.

Batería

El Meizu MX4 Pro cuenta con una batería de 3350 mAh, cifra que en teoría debería ofrecer una gran autonomía para este smartphone. ¿Es así?

Pues sí, el MX4 Pro tiene una autonomía excelente, y aunque no alcanza lo que hemos logrado con smartphones como el Xperia Z3 de Sony, que por ahora es el que mejor rendimiento de la batería consigue, queda muy cerca.

Es muy complicado dar cifras de uso, ya que poco significará lo que dura para mi la batería de un teléfono, ya que haré un uso muy diferente que cualquiera de los que estéis leyendo estas cifras. Lo que puedo decir es que con el uso que el Xperia Z3 me ofrece 20 horas de batería, el Meizu MX4 Pro queda en unas 16-18 horas, un resultado excelente.

Superando la barrera de los 3000 mAh el Meizu MX4 Pro tiene como una de sus mejores características la autonomía de la batería.

Conclusión del análisis del Meizu MX4 Pro

¿Quién nos iba a decir hace un año que hoy estaríamos hablando del Meizu MX4 Pro como uno de los mejores smartphones del mercado? La evolución de algunos fabricantes chinos está siendo impresionante, y dentro de este paquete están Meizu y Xiaomi a la cabeza.

Análisis del Meizu MX4 Pro

El MX4 Pro marca un antes y un después en la apuesta por los gama alta de Meizu, y demuestra que pueden hacer muy bien las cosas. Aunque en diseño y materiales todavía tienen que mejorar han hecho un trabajo excelente con las características técnicas, incluso incluyendo detalles como el lector de huellas dactilares todavía no muy extendidos y reservados para muy pocos elegidos.

Con una muy buena pantalla en brillo que falla en color, una cámara muy decente en opciones (aunque se queda algo floja en rendimiento y no llega a los mejores smartphones actuales) y batería extraordinaria, el Meizu MX4 Pro es por su precio una de las mejores opciones de compra a día de hoy en la gama alta. Tenemos que insistir en que todavía tienen mucho que mejorar en materiales y diseño para dar una sensación más premium, de la cual este terminal carece por completo, pero es una relación de compra calidad/precio muy difícil de superar.

No podemos olvidar fallos como el LED de notificaciones blanco sin RGB, la mala visualización de la multitarea y los problemas que da no tener un botón atrás pero sí una forma de volver atrás, ya que se engaña a las aplicaciones haciendo pensar que sí tenemos esta función y no muestran la interfaz dedicada a teléfonos sin botón atrás, que sería lo más cómodo en el caso del MX4 Pro.

Todavía hoy en día no es fácil conseguir el Meizu MX4 Pro, pero nosotros os recomendamos GeekVida, que es donde nosotros lo hemos conseguido. El Meizu MX4 Pro está disponible en GeekVida por 389.99€, y el servicio es rápido y bueno.

puntuacion_meizzuMX4

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Análisis OnePlus 7 Pro
Samsung, los Galaxy A y el futuro de la compañía
Las mejores apps de RADIO en el móvil
BlackShark 2: Unboxing y toma de contacto
Análisis del Huawei P30: el equilibrio hecho móvil
Análisis Pixel 3a XL
Unboxing Google Pixel 3a XL
Samsung Galaxy A50 vs Xiaomi Mi 9 SE
Huawei P30: unboxing y primeras impresiones
Personaliza los botones de tu móvil Xiaomi sin instalar nada
Convierte tu Smartphone en un Kindle con estas apps
5 APPS del TIEMPO que debes conocer

Lo más visto

Las aplicaciones para Facebook Messenger invaden Google Play
Sony confirma Lollipop para los Xperia T2 Ultra y Xperia C3