Samsung Galaxy S6, toma de contacto e impresiones de uso

Samsung Galaxy S6, toma de contacto e impresiones de uso

Hemos tenido en nuestras manos el nuevo Samsung Galaxy S6 prueba e impresiones de uso en este acercamiento cara a cara con el terminal

La relevancia de Samsung dentro del ecosistema Android es y ha sido indiscutible, pero desde una trinchera muy concreta, la del músculo de la manufactura, el poder del marketing y el mercado, aupándole a ser líder de ventas. Sin embargo, no como referente ideológico de lo que representa android. Su posición de líder de ventas le ha hecho adoptar una postura conservadora desde el S3, siendo el S5 el mejor ejemplo de tecnología de evolución pausada, medida y con poca audacia.

Sin embargo, el auge de los fabricantes chinos, las gamas medias que compiten con las premium y sobre todo un iPhone 6 realmente exitoso en el mercado, ha hecho que Samsung despierte de su letargo y lo haga a un nivel que no veía ni siquiera desde el S2, el que ha sido su mejor smartphone hasta la fecha. El Samsung Galaxy S6, es, sin ningún tipo de dudas un terminal impresionante y a la altura de la propia Samsung, del sector móvil y de Android.

P1010937

Hardware y acabados

El Galaxy S6 no escatima nada en su hoja de especificaciones, si repasamos la lista, lo tiene absolutamente todo salvo una certificación IP67, que no es un estándar en la industria, pero se agradece que estuviera. A cambio tenemos un impresionante procesador, que curiosamente no nos duele que no sea un Snapdragon ya que Samsung ha conseguido el primer procesador de 14nm del mercado móvil. Su cámara de fotos tanto trasera como delantera es puntera y poderosa.

Así son las fotos realizadas con el Samsung Galaxy S6

Como es habitual en Samsung, viene equipado con todas las conexiones posibles, así como un modo de carga ultra-rápida que ya hemos comentado pero que matizo, requiere de un cargador concreto de Samsung para que funcione ya que esa carga depende de tres elementos: Cargador, cable y ranura de carga.

El cuerpo con el que está construido es un tipo de aluminio altamente resistente (un 50% más que el resto de sus rivales que utilizan el mismo material) y la verdad es que en la mano se siente muy sólido, el vidrio completa esa sensación de fortaleza, pero agradable.

La renuncia de sus dos puntos clave

Pero Samsung ha tenido que renunciar a dos de sus  grandes bastiones, a dos emblemas por los que apostaba: La batería extraíble y la ranura para microsd, en el S6 renuncia a ambos. Es una decisión estratégica de calado, pese a que seguro que en gamas medias seguirá apostando mucho tiempo aún por ello. Esta decisión, le sitúa ahora en la misma posición que el resto de rivales y tendencia del mercado y pareciera que ha decidido hacer este paso justo cuando da otro, el del diseño, no sólo exterior, si no interior.

No nos gusta la protuberancia de la cámara, pero dado el grosor del terminal es casi imposible esperar otra cosa. Mucha gente puede pensar que ese ancho podría dedicarse a una batería mayor, sin embargo, la realidad del mercado es que se hacen móviles delgados porque son más manejables, porque luego la gente aumenta su grosos con fundas para protegerlos y porque ese aumento de grosor sería también de peso, el de una batería mayor y eso lastraría la increíble sensación en la mano que ofrece el S6. 

Cada bisel, cada acabado, cada material del S6 es impecable y esos acabados sólo los hemos visto en el M9 y el iPhone 6, sin embargo, en el caso del S6, va incluso más allá, no es que sólo esté construido con precisión milimétrica, si no que la parte trasera en vidrio reflectante (también es Gorilla Glass 4) ofrece un atractivo atrayente, novedoso, y que crea unos reflejos difuminados muy muy bonitos. La ligereza de ambos terminales (S6 y S6 Edge) sorprende y agrada porque junto a su tamaño de pantalla comedido 5,1 pulgadas, hace que el manejo sea muy cómodo.

_MG_8445

Es con diferencia el Samsung mejor construido y posiblemente también de toda la telefonía móvil. Es cierto que guarda muchos parecidos con el iPhone, sin embargo tiene tantos otros detalles, no sólo interiores si no exteriores que le dotan de suficiente personalidad como para desmarcarse, quizás no suficiente aún, pero es un primer y gigantesco paso para Samsung en la dirección correcta, la que todo el mundo pedía, menos sus rivales.

Software, fluidez, rendimiento y sensaciones

Nada más desbloquear el S6 te encuentras con prácticamente el mismo Touchwiz de siempre, los mismos iconos y algo de refinamiento en sus líneas generales, sin embargo en cada una de sus aplicaciones nativas, Touchwiz ha desaparecido y se han convertido en aplicaciones con estilo Material Design, una limpieza a fondo de todo lo superficial, una refundación de todo lo que era Samsung hasta ahora en software y un resultado bonito, práctico y solvente.

Sigue habiendo un problema y es el tamaño de la interfaz, de los iconos y de la barra de ajustes, es demasiado grande y no se puede cambiar la densidad de elementos mostrados en pantalla salvo en la Home. Sin embargo, es la única reminiscencia junto al diseño de los iconos que queda de Touchwiz, porque el lag, ha desaparecido, sí, ha desaparecido, completamente, no existe, no está, se ha extinguido, exterminado, acabado, finalizado…..y os puedo asegurar que yo he sido el primero en atacar a Samsung desde hace años con ello, pero la realidad es que el trabajo de rendimiento que han conseguido es excepcional, y no puedo calificar mi estado más que de asombro.

Después de más de 30 minutos usando el S6 me han tenido que echar prácticamente del box donde lo hemos probado porque no daba crédito a que eso fuera un Samsung. Simplemente todo respondía a una velocidad increíble, y sobre todo en los dos puntos flojos donde a Samsung siempre se le ha notado el lag, en la cámara y la en la galería de fotos. Ambos funcionaban rápido, pero en el caso de la cámara, pudiendo activarla tocando dos veces en el botón Home desde el móvil bloqueado, va muy rápido, así como el enfoque, veloz y preciso.

Que el sensor de huella ahora sea por toque y no por deslizamiento es un gran avance y normaliza aún más lo que debe ser la relación con nuestro smartphone, es decir, algo natural e invisible, sin acciones o gestos prefabricados. Muchísimos menús de aviso tienen un  diseño completamente Lollipop y añade otros diseños propios muy originales, sencillos y bonitos. Curvas de colores planos, desenfoques suaves y organización por colores.

Touchwiz no es aún la mejor capa de personalización, pero de un plumazo se ha convertido en una de las mejores, por rendimiento y visualmente, a poco que se lo trabajen, podremos por fin volver a los tiempos en los que Android puro es sólo un Sistema operativo y no el estándar del diseño. Ese trabajo de innovación, y diseño corresponde a los fabricantes y eso es precisamente lo que enriquece al propio android, que la diversidad sea buena y que Google se encargue de un nivel más interno del SO.

Conclusiones

_MG_8453

Estoy desconcertado con lo que ha presentado Samsung, mucho, porque me han gustado tanto ambos productos que deja a la competencia un margen minúsculo para destacar. El precio y alguna función especial….pero es tan completo y sumamente bueno lo que Samsung nos ha presentado que sigo creyendo no es un producto de Samsung o si no no me explico como han dado este salto de calidad en tan poco tiempo y sin que apenas se notara salvo los retazos del Galaxy Alpha, Note 4 y Los Galaxy A… menos de un año para una reconversión de filosofía, en rendimiento y diseño.

Los sacrificios del la microSD (en principio por temas de rendimiento) y la batería puede que le pasen factura, pero el mercado potencial que puede conseguir este S6 es enorme. Estamos ante la mejor versión de Samsung, la mejor versión de lo que un fabricante puede hacer con Android y la mejor versión de lo que el miedo por perder el reinado de la telefonía móvil ha causado en ellos, una reacción acertadísima, un golpe en la mesa y un terminal que sinceramente nos ha encantado usar y probar.

Queda por ver el comportamiento de la batería y un uso más intenso a lo largo de una semana, pero para eso aún queda un tiempo, tiempo en el que Samsung nos ha asegurado que seguirán puliendo el software para que aún sea mejor.

Si tuviera que poner notas como hacemos habitualmente serían algo así:

Sonido: 7,5 – 8,5 / Hardware: 9-10

Software: 7,5 -8,5 / Diseño y calidad de materiales: 10

Pantalla: 9 – 10 / Rendimiento: 9- 10

Cámara: 9 – 10 / Puntuación personal: 9

El precio es un punto negativo en un mercado en el que la gama media es ya lo suficientemente potente como para que un usuario exigente no se le quede corto en muchas funciones. Que aún queden resquicios del diseño de Touchwiz (no su fluidez) es negativo, la protuberancia de la cámara, es negativo, la atracción de las huellas en la trasera de vidrio, es negativo, pero en todo lo demás, no es positivo, es muy positivo.

Va a ser un año interesante, Samsung ha despertado de su letargo.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Análisis OnePlus 7 Pro
Samsung, los Galaxy A y el futuro de la compañía
Las mejores apps de RADIO en el móvil
BlackShark 2: Unboxing y toma de contacto
Análisis del Huawei P30: el equilibrio hecho móvil
Análisis Pixel 3a XL
Unboxing Google Pixel 3a XL
Samsung Galaxy A50 vs Xiaomi Mi 9 SE
Huawei P30: unboxing y primeras impresiones
Personaliza los botones de tu móvil Xiaomi sin instalar nada
Convierte tu Smartphone en un Kindle con estas apps

Lo más visto

Informe Android febrero: Lollipop sube tímidamente al 3,3%
Inbox 1.3 añade personalización de sonidos y notificaciones [APK]