Humble Bundle 11: Paga lo que quieras por estos seis juegazos

Humble Bundle 11: Paga lo que quieras por estos seis juegazos

Humble Bundle vuelve a la carga con seis juegazos por un precio de derribo, poco más de 4 dólares y tienes 6 juegos y los próximos que vengan.

Recurrir a los packs de ofertas que nos ofrece Humble Bundle es una forma genial para hacernos con una buena colección de juegos para entretenernos con nuestro dispositivo. En esta ocasión nos trae 6 juegos previamente conocidos y entre los que encontramos unos títulos muy pero que muy interesantes.

Seis juegos a precio de derribo, poco más de 4 dólares

En primer lugar, si pagamos menos de 4,11$ podremos desbloquear tres de los seis juegos que nos dejan conocer por el momento. Estos tres juegos son el Boundem, Auro y Avernium: Escape fron the Pit. Pero en el caso de pagar más del límite antes nombrado, desbloquearemos para su descarga el 80 Days, Kingdom Rush Origins y el Riddick: The Merc Files. Pero ya sabéis como va esto, si se van sobrepasando los umbrales establecidos por Humble Bundle, se irán añadiendo más juegos para los que optaron por pagar más de 4,11$.

Hay que decir que en el caso del Kingdom Rush Origins, nos encontramos con la versión completamente desbloqueada. Sólo pagamos algo más de 4 dólares y tendremos acceso al pack completo hasta ahora de Humble Bundle. Tan sólo el 80 Days ya son 5$, es una buena oferta, ¿no?

Vía | Humble Bundle

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3

Lo más visto

MagicBand: ¿es el DisneyWorld de hoy un avance del mundo de mañana?
La línea de la privacidad la dibujamos nosotros, o cómo no meter la pata en redes sociales