Google Glass Enterprise Edition: mayor visor, más autonomía y rendimiento, ¿es suficiente?

Google Glass Enterprise Edition: mayor visor, más autonomía y rendimiento, ¿es suficiente?

Google Glass Enterprise Edition está cerca de comercializarse. Parece que la compañía ha apostado por una versión para el entorno laboral con mejoras.
8/07/2015 a las 19:30 UTC · Michael Mcloughlin
En:

El pasado mes de enero Google puso a enfriar sus gafas de realidad aumentada. Tras meses y meses hinchando el globo, el entusiasmo por este dispositivo, ante la falta de avances concretos, hizo que se desplomase en picado hasta que en Mountain View decidieron sacarlo de Google X, el laboratorio dedicado a sus proyectos más innovadores. No es que echasen la persiana pero este invento quedó arrinconado.

En el buscador se quitaron las gafas. Aunque muchos dieron por muertas las Google Glass, la historia se trataba de frotarse los ojos para aclarar la idea original. Semanas después la división dedicada a este ingenio vuelve a dar señales de vida. Lo hace con las Google Glass Enterprise Edition, de la que llevamos varias semanas oyendo hablar y de las que ahora se conocen mas detalles

Google Glass Enterprise Edition: ¿solución a los problemas de visión?

De esta manera Google Glass Enterprise Edition es un dispositivo más avanzado de los que se creía y que puede estar muy cerca de su comercialización. Vendrá con un prisma más grande, por lo que se dispondrá de un espacio más extenso para la visualización. También llegará con un procesador Intel Atom que debería mejorar el rendimiento y la duración de la batería, una de las criticas más recurrente a las versión Explorer.

google-glass-02

Vayamos por partes. El visor es más grande y se extiende más allá que el de la primera versión, lo que podría acabar ofreciendo una integración más natural en el campo de visión del usuario. Bastará con orientar la vista arriba o a la derecha. De esta manera, se enmendaría la sensación de levantar la cabeza o girar la cabeza que se sentían cuando uno utilizaba la primera versión de Google Glass. Además, otro de los principales inconvenientes que quedaron patentes fueron las molestias que se experimentaba en la vista tras un uso prolongado.

Un nuevo chip para mejorar la autonomía

No está claro sin embargo si la pantalla tendrá mayor resolución, a pesar de que la lógica y las filtraciones invitan a pensar que será mejor display.  En diciembre, antes de que se oficializase el cambio de rumbo, en los mentiremos especializados ya se empezó a especular con los posibles cambios. El Wall Street Journal puso entonces en el disparadero un chip de Intel diseñado para aumentar la batería gracias al bajo consumo de energía que requería.

google_project_glass_prototype-580x381

Parece, según confirman medios como 9to5Google, será ese SoC de Intel el que vendrá equipado tras las últimas revisiones que se han hecho del prototipo de las Google Glass Enterprise Edition. No queda muy claro cuál será el modelo que finalmente se aplicará pero todo apunta a que su rendimiento es superior a los chips que se han visto en muchos de los relojes inteligentes hasta el momento.

Otras mejoras de las Google Glass Enterprise Edition

Este nuevo procesador conllevara como mencionábamos una mejora en el rendimiento y sobretodo en la batería. Google no puede permitirse crear una edición para empresas sin mejoras en este aspecto y en la gestión del calor del dispositivo. Otras de las opciones que se ha planteado es que hasta dónde llegan las mejoras de la batería. Parece improbable encontrar una batería reemplazable así que habrá que esperar para desvelar este punto.

Magic Leap, a punto ¿Más cerca de unas nuevas Google Glass?

La semana pasada, un dispositivo con la denominación ‘A4R-GG1’ que llegó a la FCC permite intuir que Google Glass Enterprise Edition tendrán soporta para WiFi de 2.4GHz y 5 GHz, algo que podría estar orientado a fomentar el streaming de vídeo.

Hay que esperar todavía para conocer todos los detalles de esta nueva edición y realmente si suponen un salto verdadero o un apaño para aprovechar el trabajo existente hasta ahora. Si se cumple esta segunda premisa, no es descabellado pensar en una tercera remesa que incida en mayores cambios. Sea como sea, el modelo que llegue lo hará en un momento complicado con Hololens en el horizonte. Parece que el futuro de Google Glass puede estar muy vinculado al de Magic Leap, una prometedora tecnología de realidad aumentada en la que Google ha invertido muchos esfuerzos.

¿Pensáis que Google será capaz de levantar este proyecto? ¿Veis utilidad a este gadgets o ha quedado desfasado?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La nueva generación de Motorola está cerca: Moto X Sport y nuevo Moto G
Mitzuli, un traductor offline muy completo de código abierto