De los dispositivos que se llevan a los dispositivos que se tragan

De los dispositivos que se llevan a los dispositivos que se tragan

Ya nos hemos acostumbrado a cargar con dispositivos en nuestros bolsillos y muñecas, pero cada vez estamos más cerca de los sensores internos.

Los wearables todavía no han logrado un impacto tan amplio como los smartphones, pero mucha gente está convencida de que así será, y de que este tipo de dispositivos tiene un potencial enorme. Una de estas personas es Hosain Rahman, CEO de Jawbone, quien cree que en el futuro los wearables no irán en nuestras muñecas, sino en nuestro interior.

Según explicó en una conferencia, su empresa ha invertido una cantidad notable de esfuerzo y dinero en sensores internos que se podrían implantar o ser tragados por el usuario de forma que entrarían en el flujo sanguíneo de la persona recopilando una buena cantidad de información sobre esta.

Además de la obvia utilidad médica, estos sensores podrían jugar un papel fundamental en la llamada Internet de las cosas, y por ejemplo interactuar con el termostato. Si los sensores internos detectan que el cuerpo está demasiado frío, podría ordenar de forma automáticamente al termostato que suba la temperatura hasta un punto agradable.

Otra idea de ciencia ficción cada vez más cerca de ser realidad

el-chip-prodigioso_82588

Estos sensores también podrían ayudar a mejorar la seguridad vial. Como explicaba Rahman, los sensores internos podrían detectar el nivel de alcohol en sangre, y si estos son demasiado altos podrían bloquear el coche para que este no se ponga en marcha. No se trata ni mucho menos de una idea nueva, los implantes y los cyborgs llevan décadas en el imaginario colectivo, pero ahora parecen más cerca que nunca de ser una realidad.

Esto da lugar al debate de si estos dispositivos tendrían excesivo control sobre nuestras vidas. Al fin y al cabo un smartphone o un wearable los puedes dejar en casa si no quieres que tengan acceso a tu ubicación, por ejemplo, pero si el dispositivo está flotando en algún lugar de tu sistema circulatorio como en El chip prodigioso o varios milímetros por debajo de la piel, su extracción puede ser bastante más incómoda.

Está claro que si algún día este tipo de dispositivos se populariza es porque la gente estará dispuesta a intercambiar ciertos elementos de su intimidad a cambio de las ventajas que ofrezcan, pero también es cierto que una parte de su potencial se parece mucho a una pesadilla de Orwell.

Vía AndroidAuthority

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
Threema, la aplicación de mensajería ultrasegura
Very Bad Company, embarcate en una venganza contra el banco