Huawei Mate S, análisis y experiencia de uso

Huawei Mate S, análisis y experiencia de uso

Hace ya unos meses que se presentó el Huawei Mate S. Hoy analizamos punto por punto este maravilloso terminal del fabricante chino.

China. El gigante asiático es una de las principales potencias del mundo actual en todos los aspectos: económica, militar y, por supuesto, en tecnología no se quedan atrás. Hay muchísimos fabricantes provenientes de China, unos con mejor fama que otros, pero sin duda alguna el que mejor ha conseguido expandirse a mercados internacionales ha sido Huawei.

Esta compañía ha conseguido, mediante marketing y muy buen hacer, conseguir un puesto entre las compañías de teléfonos móviles más conocidas por el público general y una de las que mejor valoradas está. Terminales como el Huawei P8 han dejado el listón muy alto y sus antecesores se han posicionado como algunos de los mejores teléfonos de su año.

El pasado mes de septiembre, en el IFA de Berlín, Huawei nos presentó su Mate S. Este terminal, pensado especialmente para los amantes de las pantallas grandes, nos sorprendió especialmente por lo cuidado de su diseño y  por presentar algunas tecnologías realmente interesantes. Hoy os contamos al detalle cómo es éste terminal de Huawei.

Huawei Mate S

8,0
  • Pantalla de 5,5 pulgadas"
  • Kirin 935 a 2,2GHz
  • Cámara de 13 MP, estabilizador óptimo. Mpx
  • Más especificaciones
PVP 585€
532,04€
Comprar
278,32€
Comprar
Nos gusta
  • Diseño
  • Pantalla
  • Precio
No nos gusta
  • Cámara
  • Capa de personalización
  • Batería

Indice

  • Características
  • Diseño y materiales
  • Pantalla
  • Cámara
  • Software
  • Batería
  • Experiencia de uso
  • Conclusiones

Características

Mates-7

Si bien el Huawei Mate S viene, en parte, a tomar el testigo del Ascend Mate 7, o eso podríamos pensar en un principio. A pesar de formar parte de la misma familia, estos dos teléfonos cuentan con diferencias clave que pueden no agradar a los usuarios del «antecesor«, aunque no por ello es un terminal poco atractivo.

La primera diferencia que encontramos es el procesador. En esta ocasión, y como viene siendo costumbre en la compañía china, Huawei ha optado por un procesador de fabricación propia, el HiSilicon Kirin 935.

La segunda diferencia que encontramos es su panel, que se ha visto reducido hasta las 5,5 pulgadas, convirtiéndolo en un terminal mucho más sencillo de manejar y que puede atraer a un público más amplio.

Por otro lado, encontramos la que yo creo que es la diferencia más significativa y la que si que puede disgustar a muchos usuarios. Mientras que el Mate 7 contaba con una enorme batería de 4100mAh, en el Mate S se ha optado por una batería de 2700mAh.

Os dejamos a continuación la lista con las especificaciones completas de este terminal:

  • Pantalla de 5,5 pulgadas, AMOLED, 1080p, Gorilla Glass 4, 2.5D
  • Procesador HiSilicon Kirin 935 a 2,2GHz, GPU Mali T628-MP4
  • 3GB de memoria RAM
  • Versiones de 32, 64 y 128GB de memoria interna
  • Cámara trasera de 13MP, sensor RGBW, estabilizador óptico, LED de doble temperatura y procesador de imagen
  • Cámara delantera de 8MP, f/2.4
  • Opción Dual-SIM 4G, NFC, radio FM
  • Resistente a salpicaduras y humedad
  • 149.8 x 75.3 x 7.2mm, 156 gramos
  • Force Touch (sólo en la versión de 128GB)
  • Batería con capacidad de 2700mAh con carga rápida propia
  • Sensor de huellas con cinco funciones diferentes, altavoz parte inferior
  • Android Lollipop 5.1.1 con Emotion UI 3.1

En nuestro caso, la versión con la que hemos contado para analizar es la de 32GB, por lo que no hemos podido disfrutar del maravilloso Force Touch.

Diseño: metal y delgadez como puntos fuertes

Mates-16

Tratándose de un terminal de 5.5 pulgadas, es lógico asumir que el Huawei Mate S no destaca especialmente por su tamaño. Si bien es cierto que sus dimensiones no son precisamente las de un terminal pequeño tampoco nos encontramos ante el terminal más grande, contando con un ratio de pantalla de un 74%, una cifra bastante aceptable.

El cuerpo del terminal, encontramos que está fabricado en aluminio, dando la sensación de ser muy resistente. Pese a no contar con certificación IP alguna, desde Huawei aseguran que el terminal es resistente a salpicaduras, algo que hemos podido comprobar sin ningún problema y uno de los puntos que más interesan a muchos usuarios. Además, esta protección al agua se logra sin necesidad de contar con tapas para las diferentes conexiones como si que hacen otras compañías.

Por contrapartida, este terminal cuenta con un diseño unibody y no podremos retirar la parte trasera para cambiar la batería ni intercambiar la carcasa como si que permiten otros terminales unibody, algo que puede resultar negativo para algunos usuarios, aunque en mi opinión no lo consideraría como un punto negativo, puesto que es un pequeño sacrificio que se traduce en unos beneficios bastante grandes de las que os hablaremos más adelante.

Mates-15

Entrando en detalles, el Mate S cuenta con un frontal recubierto por Gorilla Glass 4 y en el que no tenemos botonera. Así pues, en esta cara delantera encontramos el logo de Huawei en la parte inferior de ésta mientras que en la superior encontramos el altavoz interno para llamadas, la cámara frontal, el LED de notificaciones y un segundo LED de una potencia bastante considerable del que ya os hablaremos más adelante. En nuestro caso este frontal es de color negro, aunque también existe una versión con el frontal de color blanco.

En la parte trasera encontramos la cámara junto con un flash de doble tono, justo debajo de esta el lector de huellas dactilares y llegando casi al borde inferior encontramos el logo de Huawei. En esta parte trasera también encontramos dos bandas de plástico muy similares a las de otros terminales.

En cuanto a los laterales encontramos que en el derecho están el botón de bloqueo y los dos de volumen, unos botones metálicos y con un tacto muy bueno, en el izquierdo nos encontramos con la bandeja para introducir la tarjeta nano-SIM y la micro-SD (ambas en la misma bandeja), en el inferior nos encontramos un altavoz, el puerto micro-USB, un micrófono y dos pequeños tornillos que nos permitirán abrir el dispositivo. Por último, en la parte superior encontramos el jack de 3.5 y un segundo micrófono.

El terminal se siente muy bien en la mano gracias a la curvatura que encontramos en la parte trasera y a los materiales elegidos. Aun así, si que es cierto que el agarre tal vez no sea el mejor, algo común en los terminales con cuerpo de aluminio, puesto que la parte trasera puede causar que en alguna ocasión el teléfono se resbale. En mi caso no ha dado ningún problema, pero si es cierto que en personas con las manos pequeñas puede suponer un aspecto negativo el hecho de contar con un terminal grande y con una cara trasera de aluminio.

Colores vivos y una resolución que no necesita sorprender

Mates-10

Huawei es una compañía que, a diferencia de otros fabricantes, ha mencionado en más de una ocasión no creer necesaria la inclusión de resoluciones superiores al Full HD en sus terminales.

Si bien una resolución de 1920×1080 nos puede parecer escasa tratándose de un terminal de gama alta como lo es el Huawei Mate S, lo cierto es que en ningún caso debería considerarse un aspecto negativo del terminal.

Pese a la existencia de terminales con resoluciones mayores, no existe tampoco una diferencia abismal entre la calidad de una pantalla con resolución Full HD y una pantalla con resolución 2K. Está claro que en estas últimas será más complicado ver los píxeles, pero la diferencia es muy escasa, siendo estos píxeles casi inapreciables en la pantalla del Mate S, y además el hecho de incluir una mayor cantidad de píxeles puede repercutir también en otros aspectos importantes como la autonomía.

La pantalla cuenta con tecnología AMOLED que, como suele ser costumbre en ellos, satura los colores para darle un aspecto muy vivo y que, personalmente, me encanta. En el Huawei Mate S podemos ver unos colores realmente llamativos, unos blancos muy puros, aunque tal vez ligeramente mejorables, y unos negros realmente oscuros.

Mates-5

Por su parte, el brillo de la pantalla es más que suficiente, siendo los elementos mostrados en ella bastante visibles en situaciones de alta luminosidad y contando con un brillo mínimo más que suficiente para no deslumbrarnos en situaciones de poca luz.

Uno de los aspectos más curiosos de este modelo es su versión con Force Touch, una tecnología que permite al terminal saber la fuerza con la que estamos tocándola y realizar determinadas acciones dependiendo de esta. El único problema es que esta tecnología solo está incluida en la versión de 128GB y nosotros no hemos tenido la suerte de poder probarla. Una pena.

En definitiva, nos encontramos con una pantalla más que sobresaliente de la que el único punto que se podría criticar es su resolución. Lo cierto es que esta es inferior a la mayoría de la competencia pero cada usuario deberá decidir qué importancia tiene realmente este aspecto, aunque desde luego la experiencia no se ve para nada perjudicada por ella.

Cámara que cumple pero sin destacar

Mates-8

En la presentación del P8, Huawei hizo especial hincapié en el sensor de su nuevo terminal. Este terminal fue el primero en introducir la tecnología conocida como RGBW, mediante la cual se busca un mejor tratamiento al color y mejorando por tanto las fotografías tomadas. El Mate S cuenta también con esta tecnología en su cámara trasera, aunque lo cierto es que tal vez los resultados no son tan buenos como Huawei nos ha querido contar.

La cámara trasera del Huawei Mate S cuenta con 13MP de resolución y cuenta con un auto-enfoque realmente rápido. Además, contamos con un flash de doble tono que mejorará mucho el color que obtengamos en las fotografías en las que no nos quede más remedio que utilizarlo.

Sin embargo, pese a que los detalles técnicos de esta cámara no son nada malos, lo cierto es que el sabor de boca que ha dejado, sobre todo tratándose de un terminal de tan alta gama, no ha sido el mejor. Las fotografías cuentan con una calidad bastante buena en ambientes luminosos, pero lo cierto es que su rendimiento en cuando esta iluminación desciende deja bastante que desear, apareciendo mucho ruido en las fotografías tomadas. Esto es normal, pero lo cierto es que otros competidores realizan un trabajo mucho mejor en este aspecto y en pensábamos que gracias a su estabilizador OIS podríamos obtener unos resultados mejores.

En lo que respecta a la grabación de video, el Huawei Mate S nos permitirá grabar video en 1080p. En este caso nos tenemos que olvidar de la resolución 4K puesto que la compañía china ha dicho en más de una ocasión que no ve la necesidad de incluirla. Huawei puede tener su parte de razón, pero teniendo en cuenta que la mayoría de sus competidores ofrecen esta tecnología, la posición de la compañía china es un tanto infantil, puesto que una compañía debe buscar siempre ofrecer la mayor cantidad de características posibles.

Por su parte, la cámara delantera, que cuenta con una resolución de 5MP, presenta un ángulo de vision bastante correcto. Este dato sumado al hecho de que contamos con un LED que se ilumina con suficiente fuerza como para servir de flash lo convierten en un teléfono ideal para los amantes de las selfies. Además, esta característica también puede sernos de utilidad gracias al hecho de que podemos encender dicho LED para iluminar de forma constante la parte delantera del teléfono, sirviéndonos de espejo en situaciones de baja luminosidad, algo que muchos usuarios verán como un atractivo.

Mates-11

En cuanto al software de la cámara, éste es bastante simple, sin demasiadas florituras. Encontramos diferentes modos que podremos ir cambiando con tan solo deslizar el dedo. En la parte inferior de la cámara encontramos el botón de disparo, uno que nos ofrece la posiblidad de entrar a la galería y otro que nos permitirá tomar las fotografías con unos filtros de imagen muy al estilo de Instagram. Huawei también nos da la posibilidad de acceder a otras opciones en su aplicación de la cámara, opciones que encontramos en la parte superior derecha y que nos permitirán tomar fotos panorámicas, con HDR o con modo manual entre otros aspectos.

Os dejamos una galería a continuación con algunas fotos tomadas con el Mate S para que vosotros mismos podáis juzgar que tal es la cámara de este terminal:

Galería de fotos del Huawei Mate S

EMUI 3.1: una experiencia diferente en Android

Mates-2

Una de las características más peculiares de los terminales de la firma china es su personalización extrema. Al igual que otras compañías provenientes del gigante asiático, el Mate S cuenta con un launcher sin cajón de aplicaciones, lo que significa que tendremos todas nuestras aplicaciones en la pantalla principal.

Esta disposición es del agrado de mucha gente, aunque es probable que los amantes de Android puro no la encuentren especialmente cómoda y decidan optar por un launcher que les traiga de vuelta el cajón de aplicaciones al que tanto nos hemos acostumbrado.

Además, esta personalización no es la única, puesto que aunque podemos personalizar el aspecto del sistema operativo utilizando temas de la tienda de Huawei. Así pues, desde el menú multitarea hasta el box de notificaciones esta versión Android se muestra irreconocible.

Screenshot_2015-11-25-18-49-25

Pese a toda la personalización que encontramos, hay que reconocer que el terminal funciona de forma muy fluida, sin encontrar lag alguno en el uso normal del dispositivo, como cabe esperar de un terminal de su talla. El software de Huawei incluye además opciones muy interesantes.

El primer aspecto a destacar de EMUI es la cantidad de gestos de pantalla que podemos personalizar para que nuestro teléfono haga determinadas acciones de forma rápida. Si queremos abrir la cámara solo tendremos que dibujar una C con nuestro nudillo en cualquier pantalla (el teléfono detecta que es nuestro nudillo). Estos gestos se podrán personalizar, pudiendo elegir qué aplicaciones se abren con cada opción que nos da el terminal.

Otro aspecto curioso es la posibilidad de realizar determinadas acciones con gestos, como el contestar llamadas llevándonos el teléfono al oido o la posibilidad de silenciar una llamada o alarma volteando el teléfono. También podremos utilizar el modo multi ventana (con ciertas aplicaciones), activar un modo para utilizar el terminal con guantes, utilizar el modo de una mano y otros muchos aspectos personalizables que realmente dan un valor añadido al terminal.

Lo que si encontramos bastante molesto es la inclusión de bloatware, aplicaciones preinstaladas en el terminal que, en la mayoría de los casos, solo sirven para estorbar y ocupar espacio en nuestro terminal. Es el caso de diversos juegos, que encontramos preinstalados en el terminal y que por suerte podemos desinstalar, o de algunas aplicaciones propias de Huawei que duplican acciones que las Google Apps cumplen a la perfección, como es el caso del Calendario y de la aplicación de Gmail. Y estas si que no pueden ser desinstaladas, por lo que o nos cambiamos a la app de Huawei o tendremos una aplicación duplicada porque si.

A pesar de esto, la experiencia con EMUI ha sido bastante satisfactoria y hay que reconocer que Huawei ha hecho un gran trabajo en esta versión de Android (basada en Android 5.1.1 como hemos mencionado anteriormente).

Batería: aprobado, pero demasiado justo.

Mates-14

Llegamos a uno de los puntos más comprometidos del terminal. Como se ha comentado al principio de la review, la diferencia más notoria entre el Mate S y su primo, el Mate 7, es la batería: 4100 vs 2700 mAh.

Si bien esta capacidad de batería puede parecernos bastante escasa, lo cierto es que durante el análisis del dispositivo no nos hemos visto en problemas para llegar al final del día aunque es más que probable que si lo exprimimos al máximo con videojuegos o muchas horas de pantalla encendida podemos llegar a tener ciertas dificultades para sobrevivir.

Por suerte, el terminal de Huawei cuenta con un sistema de carga rápida bastante eficiente. Con tan solo media hora de carga conseguiremos que la batería de nuestro terminal pase del 3% a casi el 40%, dándonos esto la energía necesaria para unas cuantas horas más.

Screenshot_2015-11-21-01-41-21

Además, si en algún caso nos encontramos en un apuro podremos activar el modo de ahorro de batería que ha incluido Huawei en su terminal, el cual nos permitirá pasar de 20 minutos de batería a 1 hora, aunque nuestro terminal se verá convertido en un teléfono tradicional. No está mal para un apuro, pero desde luego no es una solución cómoda.

Por último, con el terminal de Huawei también hemos podido observar como determinadas aplicaciones se cierran solas para ahorrar el consumo que estas pueden llegar a causar. Si queremos desactivar la hibernación de determinadas aplicaciones tendremos que ir a la sección de ajustes llamada «Ahorro de batería», en la que podremos decidir que aplicaciones se cierran y cuales no entre otras opciones.

Experiencia de uso

Mates-9

Como habéis podido ver a lo largo de la review, el Huawei Mate S es un teléfono que cuenta con unas especificaciones propias de uno de los mejores gamas altas. Durante mi experiencia de uso he encontrado determinados aspectos, tanto positivos como negativos, que me han llamado la atención.

El Huawei Mate S es un terminal que cumple a la perfección en todo lo que le pidamos, pudiendo tirar de cualquier juego o aplicación sin despeinarse, aunque he de reconocer que en lo que al volumen de los altavoces se refiere si que he encontrado algún que otro problema. Los altavoces del Mate S son probablemente el único punto que realmente he visto negativo del terminal, contando con una buena calidad de audio pero un volumen demasiado bajo.

Por otro lado, uno de los puntos más destacables del terminal de Huawei es su sensor de huellas. El reconocimiento es bastante bueno, siempre que lo hayamos configurado de la forma adecuada, y la posición es ideal para desbloquear el teléfono de forma rápida puesto que se ubica en el sitio natural en el que ponemos el dedo índice, ya lo cojamos con la mano izquierda o con la derecha.

Conclusiones

Mates-6

Si bien es cierto que el terminal no es especialmente barato, pudiendo encontrarlo en Amazon desde menos de 600€, es un terminal que vale perfectamente este dinero.

Además, cabe destacar que, en un mercado en el que los fabricantes cada vez incluyen menos accesorios, Huawei incluye en este terminal una funda de tapa con muy buena pinta (como habéis podido ver en las fotografías, además de unos auriculares que también nos proporcionarán una calidad de sonido bastante buena.

Existen determinados puntos que pueden resultar negativos para muchos usuarios, como lo es la duración de la batería, pero a pesar de ello, hay que reconocer que Huawei ha hecho un gran trabajo con este terminal y si el próximo día 26 mantienen el nivel con su nuevo terminal, el verdadero sucesor del Mate 7, tal vez los demás fabricantes deban echarse a temblar.

Compra el Huawei Mate S en Amazon desde 585€

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Análisis OPPO Reno 10x Zoom
Samsung Galaxy M20 vs Xiaomi Redmi Note 7
¿Sin ESPACIO en Android? Cómo LIMPIAR tu móvil
Análisis Huawei P30 Lite
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Análisis OnePlus 7 Pro
Samsung, los Galaxy A y el futuro de la compañía
Las mejores apps de RADIO en el móvil
BlackShark 2: Unboxing y toma de contacto
¿Qué información puede darle a la policía un móvil abandonado por los terroristas?
Chollos de la semana: Especial Black Friday