Samsung Galaxy S7 Edge. Análisis a fondo y opinión

Samsung Galaxy S7 Edge. Análisis a fondo y opinión

Análisis Samsung Galaxy S7 Edge. Review del S7 Edge y opinión de la experiencia de uso.

Escribir sobre el smartphone que tiene la titánica responsabilidad de sorprender, vender más, gustar mucho y ser, en definitiva el mejor, es una labor complicada. Precisamente porque la propia marca tiene un bagaje de fans y detractores que arrastra en cada movimiento que haga. Los nuevos Galaxy S7 y S7 edge son la gran apuesta de 2016 para Samsung.

Vamos a analizar cómo es el Galaxy S7 Edge.

Características técnicas del Galaxy S7 Edge

  • Pantalla: SUPER AMOLED de 5,5″ 1440×2560pixeles (76,1% de ratio de pantalla) 534 ppi / Gorilla Glass 4
  • Chipset: Qualcomm MSM8998 Snapdragon 820 / Exynos 8890 Octacore
  • GPU: Adreno 530 / Mali T880 MP12 @ 650 Mhz
  • CPU: Snapdragon 820: 2x Kryo @ 2.15GHz y 2x Kryo @ 1.6GHz / Exynos: 4x A53 @ 1.58GHz y 4x Exynos M1 @ 2.28-2.60GHz
  • 4GB De RAM / LPDDR4-1800
  • Modelos de 32 y 64GB de almacenamiento NAND + Slot para Tarjeta MicroSD de hasta 200GB
  • Cámara trasera de 12 Mpx (Sony IMX260) f/1.7 26mm. OIS, Autofocus. Tamaño de sensor 1.4 µm. Flash LED.
  • Cámara frontal de 5 Mpx. f/1.7
  • Batería integrada de 3600mAh (13.86 WHr)
  • Android 6.0.1 Con Interfaz Touchwiz / Samsung Pay / S-Voice / 115GB de Regalo de Onedrive / Funciones Always ON y Edge
  • WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, MIMO, Bluetooth 4.2 / LTE Cat 9 y HSPA
  • A-GPS Glonass, NFC, MicroUSB 2,0 / Cancelación de ruido
  • Carga Rápida Quick Charge 2.0 ( 60% en 30 min) 100% en 100 minutos /Carga inalámbrica Qi y PMA
  • Nano SIM / ANT +/ Sensor de huellas dactilares / Acelerómetro, giroscopio, Proximidad, Compass, Barómetro, Sensor de frecuencia cardiaca y SpO2
  • Certificado IP68: Resistencia al agua Hasta 1,5 metros de profundidad durante 30 min y Resistencia al polvo
  • Dimensiones: 150,9 x 72,6 x 77mm para 157 gramos de peso / Protección oleofóbica en pantalla y cuerpo
  • Disponible en su lanzamiento en dos colores: Negro y Oro Platino
  • Precio de salida al mercado de 819€

caja_s7edgeEn la caja nos encontramos con un cargador Adaptativo para la carga ultrarápida con su correspondiente cable, la típica guía de primeros pasos (Qué tiempo aquellos en los que había guía de instrucciones de 100 páginas) un “pincho” para la extracción de la MicroSIM y MicroSD, unos auriculares de bastante buena calidad de color blanco y un Adaptador USB, que resulta ser una joya que no esperábamos y que ya detallaremos en un artículo aparte.

Construcción, diseño y sensaciones

detalleS7edge

No es un S6 edge mejorado. Y no lo es sólo porque cambie de las 5,1″ a las 5,5″, o porque internamente tenga mejore procesador o más RAM, es que externamente tampoco son iguales. Lo más obvio es que ahora es ligeramente más grueso, de los 7mm a los 7,7, pero a cambio, tenemos una batería mayor y la resistencia al agua y polvo, en un cuerpo más compacto, que incluso ha ganado ratio de pantalla, tanto con respecto al S6 edge, como al S6 edge+ (71,7% y 75,6% respectivamente) frente al ratio de pantalla de 76,1% del S7 Edge.

Todo está pulido, redondeado y perfectamente incrustado, creando un continuo perfecto en todos los planos del terminal. Es una pieza soberbia.

Los biselados de los bordes de la pantalla y de la antena que circundan el marco de todo el terminal están mucho mejor acabados y no hay ni un sólo borde que no abrace al cuerpo y a la pantalla, creando un continuo entre la parte frontal y trasera. En la anterior generación se podían aún notar algunas aristas, en el S7 Edge no, todas las líneas son suaves y pulidas. La incrustación de los botones de apagado y volumen son perfectas y no hay lugar a holguras o imprecisiones. El botón frontal que hace de sensor dactilar también ha recibido un pulido en sus bordes, y ahora sobresale unas décimas de mm menos que el anterior S6.

El acabado brillante tipo espejo de la parte trasera y frontal que envuelve al S7 edge es muy parecido al del anterior modelo, pero no es igual. En el caso de nuestro terminal, el Oro Platino, varía ligeramente el tono del color con respecto al mismo color en el S6 Edge+ por ejemplo, y el tacto, pese a ser muy similar, es más agradable.

detallebotones_s7edge

La sensación que provoca al tacto es extraña. Con los ojos cerrados parecería que estamos tocando un extraño plástico pulido, pero con el peso de un metal y el frío de este. Al final resulta ser una agradable sensación de un plástico de calidad con las bondades del metal. Sigue siendo un material que resbala, y más si ahora todo el terminal es mucho más redondeado en sus bordes y acabados.

La cámara trasera ahora apenas sobresale, pero siendo teniendo un ligero relieve (en parte por un anillo de protección de la lente). Es casi imperceptible y ya no es una protuberancia fea como en otros móviles o generaciones de la gama S, ahora es un levísimo relieve de protección.

Un detalle a destacar es que el S7 edge ha perdido el puerto de infrarrojos con respecto al S6.

Es curioso que el apartado que más controversia haya creado en la presentación de los Samsung Galaxy S7 y S7 Edge haya sido precisamente su diseño. Un diseño que el año pasado recibía una unánime felicitación, pero que un año después es todo lo contrario, siendo en líneas generales el mismo diseño, aunque hayamos visto que en las particularidades no lo sea.

Acepto que para el cliente no familiarizado de cerca con cada novedad tecnológica, no vea a simple vista ninguna diferencia estética con respecto al S6, pero ese mismo cliente si sabe de las claras mejoras incrementales en hardware + features extra. Y ese, es el mismo potencial cliente que compra las generaciones S de los iphone aunque sean idénticos a sus predecesores, y que aupan a los iPhone como la la 2º marca del mundo que más smartphones vende, y los iPhone en concreto como el terminal más vendido del mundo.

Que haya una línea estética continuista molesta a los empeñados en que cada año hay que reinventar la rueda, pero de cara a la marca son todo beneficios y de cara al público pragmático, simplemente no les importa demasiado.

Son beneficios porque trabajan dos años seguidos en un mismo modelo base sin que haya muchos cambios en la producción. En el campo de los diseñadores, no es menos trabajo ni fácil perfeccionar y pulir sobre un modelo que ya dieron por bueno (y toda la industria lo secundamos).

Mejorar lo mismo se llama perfeccionar y nunca debería ser objeto de críticas.

El tamaño y peso (pese a engordar unos gramos, en la lista de especificaciones lo podéis ver) son ideales. Pese a ser 5,5″ no se hace muy grande. Y yo que no me quiero bajar del burro de las 5 / 5,1 como tope, estoy dudando.

galaxy s7edge

Habrá quien siga pensando que es lo mismo pero con un poco más de todo. Bueno, ¿y que tiene de malo? Soy un amante de la perfección y más si se trata de un smartphone de gama alta que aspira a al excelencia. Eso sólo se consigue si perfeccionas un diseño de base bueno.

Creo que lo han conseguido, y lo que nos debe importar como consumidores es eso, no que por esa decisión vayan a vender más o menos porque la gente no perciba mejoras, las tiene, y si venden menos por una decisión arriesgada, no es mi problema como usuario.

******

  • En el apartado sonido nos encontramos con un potentísimo altavoz con una nitidez muy buena. Situado en el borde la parte baja, es fácilmente obstruible. Tiene una ventaja, que puedes silenciar fácilmente el sonido tapándolo con el dedo. La desventaja es obvia. Al introducir el móvil en agua es posible que el agua se introduzca dentro y deje de oirse, o se oiga fatal. No pasa nada, el teléfono es resistente al agua, sólo hay que esperar a que se seque y se vaya el agua de ahí.
  • El sensor de luminosidad funciona correctamente y eso es algo que a muchos Android les cuesta. No es perfecto, el de iOS funciona mil veces mejor, y no es por un mal sensor, es un simple ajuste de software, pero que no terminan de afinar.
  • Las llamadas se escuchan nítidas y claras. El sonido es limpio y claro. No he notado mala cobertura en ningún momento, ni Wi-Fi ni 4G. Funciona, funciona bien y no te deja tirado, obvio para un teléfono, pero hay que mencionarlo.

La pantalla del Samsung Galaxy S7 Edge

Samsung sigue empeñada en hacernos creer que la pantalla curva Edge es una mejora funcional además de estética. No cuela. A simple vista la curva queda muy bien. El problema viene al empezar a tocarlo.

galaxy_s7_edge

Si usamos el móvil a dos manos no hay mucho problema, pero en cuanto queramos usarlo a una mano o recostados sobre el sofá, los toques involutarios en los extremos de la curva de la pantalla son inevitables por el hecho de tener que agarrar con más firmeza el móvil. O simplemente agarrando el teléfono en horizontal para tomar una foto. Muchas veces me ha ocurrido que estaba tocando algún punto de la pantalla sin darme cuenta. No tener bordes de agarre es un problema. Veo incluso a difícil a nivel de software que Samsung pueda anular los toques involuntarios que se producen en la pantalla.

La curva Edge sigue siendo un precioso y poco útil Huevo de Fabergé

En la parte funcional tenemos ese problema, pero es que la funcionalidad del borde tampoco es una maravilla. Hay una serie de “widgets” que podemos aplicar y descargar para que la curva adopte funciones extra. Ninguna es especialmente relevante. Son llamativas, si, a alguien pueden serle de utilidad, si, pero no es nada que aporte un valor extra.

Como en todo, la curva tiene sus defensores y detractores. Yo no le veo ninguna utilidad a la curva, lo veo incluso como un impedimento a la hora de que la usabilidad y manejo sean de 10. El peso del marketing de una función estética como esta, es mayor que el de la comodidad. Una pena, en realidad es el único defecto relevante que tiene el Samsung Galaxy S7 Edge.

Dejando de lado la curva, la pantalla de 5,5 pulgadas 2K del S7 Edge es SUPERAMOLED y se ve estupendamente. La calidad de las AMOLED es ya indiscutible. Colores vívidos pero sin ser incorrectos, ángulos de visión amplísimos, respuesta ante el sol directo mejor que la competencia y negros absolutos que aportan gran contraste y nitidez.

slotsd_sim

Como función extra del S7 Edge encontramos la posibilidad de activar o desactivar la función ALWAYS ON. Esto significa que al apagar la pantalla, seguirá mostrando información. La pantalla nunca se apagará del todo. Se puede configurar para que muestre:

  • Un Simple reloj con la fecha y la batería en letras blancas sobre un fondo negro o uno de los fondos que propone Samsung (Negros todos pero con un leve toque de color y un dibujo de patrón) Aparte de la hora, mostrará un aviso si tenemos notificaciones. Hay también varios tipos de Reloj. Analógico, digital, dual y con diferentes estéticas y tamaños.
  • Dos tipos de calendarios con un leve toque de color donde podremos ver la vista mensual de un simple vistazo.
  • Dos tipo de imágenes predefinidas y sencillas con un toque de color.

Para evitar quedamuras de pantalla y “Fantasmas” (Una particularidad de las AMOLED, si la imagen ha estado mucho tiempo -muchas horas seguidas- estática en la pantalla sin cambiar nada, deja una marca residual, una imagen fantasma que ya no se puede quitar) Lo que hace el reloj o lo que pongamos, es ir cambiando de posición en la pantalla cada cierto tiempo. Es un movimiento bastante acentuado, y a veces un poco incómodo porque te hace mirar hacia el móvil porque atrapa tu atención.

pantallas7edge

Lo que seguramente os preguntéis es por el consumo de esta función. Bueno, lo he estado probando y no es un impacto muy grande sobre la batería. Samsung afirma que menos de un 1% extra por hora, y seguro que es así incluso menos según mis pruebas. Además, detecta cuando el móvil está en una cartera o bolsillo y apaga la pantalla 100%.

Si percibe que está fuera y visible, activa de nuevo la pantalla, por lo que optimiza aún más el gasto energético. Cuando lleguemos al apartado de la batería del Samsung Galaxy S7 edge veréis cómo este gasto extra de la Función Always On, en realidad importa poco.Pantalla: La curva Edge sigue siendo un precioso y poco útil Huevo de Fabergé

En resumen, estamos ante una pantalla excepcional en cuanto a su visibilidad y funcionalidad, pero la curva es sólo una monería estética con pocos usos reales y que en numerosas ocasiones provoca pérdida de usabilidad al producir toques involuntarios en los bordes.

Una cámara de fotos que enamora pero no perfecta

Con las cámaras de fotos de los terminales actuales y de gama alta uno ya tiene que ser un poco experto en fotografía porque han adquirido una calidad media excelente, y si ya hablamos de los modelos punteros, la calidad es excepcional, así que hay que hilar muy fino y valorar cada detalle con meticulosidad.

Otro objeto de críticas del nuevo S7 Edge ha sido que la cámara ha pasado de los 16Mpx a los 12. Un pérdida menor, que a quien sabe algo de fotografía no le importa nada, pero que obviamente tiene unas implicaciones. A la hora de recortar la imagen o ampliarla perdemos nitidez y resolución, a cambio, una cámara mejor.

samsungS7edge

Mantiene la función de lanzamiento rápido pulsando dos veces rápido la tecla Home, la cámara se activa desde el reposo. Es una función utilísima y que funciona bastante rápido. A la hora de capturar las imágenes noto un levísimo retardo (es el único que he percibido en todo el terminal) Y esa falta de absoluta precisión y rapidez entre el momento que queremos capturar y el que captura en determinadas fotos, es malo, pero no terrible.

Como de costumbre, hay múltiples modos de cámara y ajustes. El Modo Pro de cámara manual es exquisito y para los amantes de la fotografía es fantástico. Y el resto de modos, (también descargables) Enfoque Selectivo, Panorámica, Collage de vídeos, Transmisión en directo por Youtube, Gif Animado (este lo he descargado), Cámara lenta, Disparo virtual, Comida e Hiperlapse son todos útiles y bien ejecutados.

Entre las funciones extra encontramos un modo HDR inteligente y que se ejecuta muy rápido, temporizador, Flash, filtros y efectos en directos. El Formato de las fotos es de 4:3 para las de 12Mpx y 9,1 Mpx para las de formato 16:9.

También se puede activar la foto animada, que es una especie de Live Photo, que captura unos segundos antes de tomar la foto de manera automática. Tomamos la foto de forma normal pero en la galería podemeos ver un vídeo de esos segundos antes de tomarla, la pena es que ese vídeo no es exportable de ninguna manera, sólo puede verse en la galería de samsung. Ofrece la posibilidad de tomar una captura de ese vídeo en forma de foto individual pero a una ridícula resolución de  de 970 x 720. Será mucho más interesante si Samsung incorpora un modo para exportarlo como vídeo o GIF.

Galería de fotos (sin retocar) realizadas por un Galaxy S7 Edge

La estabilización de vídeo funciona de manera soberbia, o el rastreo del autofocus son extras que complementan la cámara y la hacen versátil en todas las situaciones y modos de grabación y captación de imágenes posibles.

El nivel de detalle en las fotos es excelente, y la precisión en el color también. A plena luz, la nitidez de las formas tanto en macro como en infinito son muy buenas. En el modo automático, la cámara abusa en exceso de subir el ISO y mete más ruido del necesario si no hay una buena luz, sin embargo la cámara funciona con poca luz de una manera sorprendente, quizás no tan buena con la prodigiosa cámara de los Nexus 5X y 6P en baja luz, pero si muy bien, si sabemos controlar el ISO o el bloqueo de exposición.

Es una cámara que enamora porque cumple en todos los escenarios, situaciones, seamos fotógrafos avanzados o simplemente queramos sacar buenas fotos sin más. Enamora porque siempre saca buenas fotos, pero no es la mejor en baja luz y tiene un levísimo retardo en la captación, y porque dado el nivel de las cámaras que se esperan para 2016 y que hemos visto en los Nexus de 2015, posiblemente no sea la mejor, aunque si la más completa.

Soy muy exigente con las cámaras de los móviles y es el primero o segundo motivo de compra de un terminal. Con las cámara del S7 Edge tengo suficiente. No es perfecta, para eso aún hay que esperar, pero cumple con creces con los más exigentes.

Touchwiz se invisibiliza

El Samsung Galaxy S7 Edge viene con Android 6.0.1 de fábrica, la última versión de Android, aunque cuando a Google le apetezca actualizar, seguramente veamos como siempre, retrasos y meses de espera hasta que llegue a este terminal. Es algo con lo que hay que contar, pero que si sabes saborear el punto de madurez que ha alcanzado Android 6.0 Marshmallow y más concretamente el nivel de estabilidad en el este S7 edge, no te sentirás obsoleto.

touchwizs7

Pero lo que nos interesa es saber que tal va Samsung con Touchwiz. Durante años, por múltiples razones, pero sobre todo por Touchwiz, he sido un firme detractor de Samsung. Una capa de personalización lenta, muy lenta, pesada, llena de obstáculos y fea han sido fuertes razones para no tocar ningún Samsung. Desde el S6 el cambio fue extraordinario en la interfaz. Google también quiso homogeneizar muchos aspectos visuales pese a no ser competencia suya cómo vistan los fabricantes, la versión de Android de turno.

Sin embargo, pese el ímprobo esfuerzo en el S6, Touchwiz, seguía ahí, con su famoso lag, muy bien encubierto, más liviano, pero patente pasado algún tiempo de uso, sobre todo a la hora de lanzar el teclado o con determinadas situaciones. Fantasmal, presente, más presente en el imaginario del consumidor que en la experiencia real (años con una lacra así no se quitan fácilmente).

Seguramente haya muchos que no me crean, insisto, el peso de años y años haciendo las cosas mal, han provocado que la incredulidad del consumidor en este aspecto sea total. Pero estoy seguro de lo que digo.

Pero con el S7, Touchwiz se ha vuelto invisible. Es un leve manto que se extiende sin posarse sobre la interfaz del terminal y que no molesta, no es una barrera en la usabilidad, no se interpone entre tu y lo que quieres hacer con el móvil. El Lag no existe, no está, se fue, se evaporó. El rendimiento y la fluidez son iguales a las del Nexus 5X y 6P, simplemente todo funciona al instante y sin retrasos. Moverse por las menús, las galerías de fotos (aquí es donde se notaba especialmente el lag en el S6) es una experiencia continua, armoniosa y natural. Me quedo anonadado observando cómo Samsung, la misma Samsung que del LagWiz, ha podido llegar aquí.

Sigue teniendo un montón de funciones que no creo que nadie use. Features que se apilan y que no suman nada, salvo para casos muy concretos. No molestan, pero añaden peso innecesario al Sistema.

La función de seguridad de la huella dactilar Funciona muy bien. No es perfecta, creo que Huawei resuelve mejor esto, pero es verdad que es mejor que la de Apple.

Batería / Autonomía: TREMENDA

Como punto de partida tenemos que tanto en el modelo normal como en el Edge, la batería ha crecido un 20% con respecto a su predecesora para un igual tamaño de pantalla /en el caso del s6 edge+ incluso menor) y misma resolución. A sumar, un procesador más eficiente y a sumar la optimización de Android con su sistema Doze con la versión marshmallow. El resultado, como no podía ser de otra forma con lo anteriormente expuesto, es buenísimo.

s7edge

Voy a dedicar estos dos líneas a dejar claro lo de siempre. El uso de la batería es muy diferente en cada caso, pero el uso y pruebas que hacemos en EAL es variado, normalizado y de uso real bajo la experiencia de probar cientos de terminales.

Dicho esto, puedo afirmar que muy muy pocos terminales tienen la formidable autonomía que tiene el S7 edge.

  • No hay sobresaltos o gastos inesperados o extraños de batería
  • En un uso de 24 horas muy exhaustivo hemos conseguido sacar 5/5:30h de pantalla encendida
  • En un uso normal, ni muy leve ni muy intenso, dura perfectamente dos días.
  • Con un uso elevado dura normalmente día y medio

“la relación con el terminal es más cercana y el miedo por usar o dejar de usar algo desaparece con una batería así”

Si a esta autonomía sumamos la carga rápida, o inalámbrica  y los modos de ahorro especializado, tenemos un pack insuperable. Es verdad que hay terminales con algo más de autonomía, pero no con el peso, tamaño, capacidades y opciones del S7 Edge. Sin embargo no son muchos los terminales que sin trucos o usos muy concretos lleguen a esta autonomía. Mi sorpresa ha sido mayúscula y ya sólo por esta mejora, el salto del S6 al S7 merece la pena.

La sensación de que no se acaba, que aguanta, que puedes irte lejos sin preocuparte son palpables y hace que la relación con el terminal sea más cercana y no de miedo por usar o dejar de usar algo no vaya a ser que me quede sin batería. Esa libertad hace la experiencia de uso mucho más rica.

Conclusiones y Resumen final: El mejor smartphone que he probado

desbloqueos7edge

Paolo, quien te ha visto y quien te ve. Diciendo que el S7 Edge es el mejor smartphone que has probado y que actualmente se puede conseguir. Bueno, por su precio, sería casi un delito que no lo fuera, pero podría no serlo.

Bueno, pero para final de año ya no será tan potente. Si, seguramente, pero es un terminal que es tan bueno en todos sus apartados que el usuario que lo compre puede estar seguro que no sólo a final de año, si no que pasados 24 meses seguirá siendo un formidable teléfono, estoy seguro de ello. 

Mi labor en esta y en todas las reseñas no es contentar a quien venga aquí a decir que es una mierda (entre otras cosas por que ni lo han probado aún) ni a bailarle el agua a Samsung, si no de dar mi opinión con el bagaje de mi experiencia, y que esta sea sincera, cueste lo que cueste, para bien o para mal

y que sea fiel a la realidad no sólo mía, si no de cualquier persona. Y creo que el S7 Edge es un teléfono espectacularmente bueno, hoy y en todo el tiempo que siga en las manos de sus compradores.

“dar mi opinión con el bagaje de mi experiencia, y que esta sea sincera, cueste lo que cueste, para bien o para mal”

Sus fallos. En el caso del modelo Edge, la ya mencionada curva que molesta más que aporta. La ligera lentitud de la captura en la cámara de fotos, y si, es un impedimento, el precio, pero no lo incluyo, por que el debate de mejor calidad/precio es otro.

Sus aciertos. Es rápido, fluido, con mucha batería, con una excelente cámara, con protección contra el agua, con espacio mediante SD enorme sin pagar mucho más. Fiable, bien hecho, bonito y cómodo.

Samsung Galaxy S7 Edge

9,6
  • Pantalla de 5,5 pulgadas"
  • Exynos 8890
  • Cámara de 12 MP / 5MP Mpx
  • Más especificaciones
PVP 818.91€
489,00€
Comprar
289,00€
Comprar
Nos gusta
  • Enorme autonomía
  • Solidez en todos los aspectos
  • Excelencia
No nos gusta
  • Cámara algo lenta
  • Curva Edge Molesta
  • Precio alto

Recomendaría este teléfono a cualquiera. Su precio es alto, aunque bajará, pero es una compra de una absoluta seguridad y fiabilidad. Un terminal que puede durarte años y seguir siendo solvente, y eso se ve pocas veces en esta industria tan veloz.

El Samsung Galaxy S7 representa la madurez final de la telefonía móvil de los últimos años.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Sony Xperia XZ3
Los mejores juegos Android
Análisis del PocoPhone F1
Análisis del Xiaomi Mi 8
Análisis Xiaomi Mi A2
Análisis del Xiaomi Mi 8 SE
Todas las posibilidades fotográficas del Samsung Galaxy S9+
Análisis OnePlus 6
Análisis Xiaomi Redmi Note 5
Análisis Honor 10
Análisis Xiaomi Mi MIX 2S
Portátil y tablet al mismo tiempo: Yoga 920
Samsung Galaxy S9+, análisis y opinión
Unboxing del Samsung Galaxy S9
Probamos los Sony Xperia XZ2 y XZ2 Compact
Así será el nuevo menú de ajustes de WhatsApp
El rey de los trolls llega a Mountain View: ¿Quién es el último fichaje de Google?