Adapta tu aplicación a los nuevos permisos de Android

Adapta tu aplicación a los nuevos permisos de Android

Os traemos un tutorial para los desarrolladores en el que explicamos a fondo cómo gestionar los permisos de Android para que tu aplicación esté actualizada.
17/04/2016 a las 19:00 UTC · Jose Angel Zamora

Cada fin de semana volvemos a la carga con información para los desarrolladores, incluyendo artículos en los que recopilamos consejos, indicaciones, herramientas, libererías… en resumen, todo lo necesario para sacar adelante una aplicación para Android. La semana pasada os traíamos un curioso test:

En esta ocasión, y tras haber puesto a prueba algunos de vuestros conocimientos, hemos decidido que es el momento de dar a conocer un interesante tutorial para ver cómo funcionan los permisos de Android desde la llegada de MarshMallow, y no a nivel de usuario, sino desde el punto de vista del desarrollador.

Permisos de Android hasta MarshMallow: fichero Manifest

DropAssault_permisos

Hasta Android 6.0 MarshMallow, cuando instalábamos una aplicación, ésta nos daba una lista de todos los permisos que necesitaba para poder funcionar. Una vez los validábamos, la aplicación tenía libre acceso a los mismos sin que el usuario tuviera que volver a autorizar ningún otro acceso por parte de la aplicación.

Para ello, el desarrollador tan sólo tenía que elegir los permisos que necesitaba e incluirlos en el fichero Manifest, tal que así:

permisos-desarrollador

Para saber qué permisos necesitaría y los valores, bastaba con consultar las opciones:

Posibles Permisos para el Manifest

Pero como inconveniente teníamos que una vez concedido el permiso, el acceso al mismo ya no era controlado por el usuario de ninguna de las maneras. Tan sólo podíamos desinstalar la aplicación. Dado que la seguridad en Android siempre ha sido un tema polémico, solamente era cuestión de tiempo que Google decidiera tomar alguna medida al respecto.

Permisos a partir de MarshMallow: Manifest y Runtime

Permisos_google+

Y así ocurrió con Marshmallow, una actualización de sistema operativo que vino con una gran novedad en cuanto a los permisos. La actualización, además de algunos retoques en la interfaz, llegó con la intención de solucionar este posible problema devolviendo el control sobre los permisos al usuario. Por ello, decidieron que los permisos más críticos no sólo debían ser declarados en el Manifest, sino también debían solicitar el acceso en el momento de su uso.

De este modo, y a través de los ajustes, el usuario podría en cualquier momento revocar un permiso a una aplicación.

Para programar esto, en primer lugar debemos saber qué permisos necesitan la solicitud de acceso en el momento de ejecución. Estos permisos son, obviamente, los que más peligro pueden suscitar al ser concedidos, y es posible comprobar todos y cada uno de ellos en esta lista:

Permisos peligrosos

Si alguno de los permisos de nuestra app aparece en esta lista, entonces (justo antes de usarlo) debemos incluir el código para poder comprobar si el permiso ha sido concedido o no, como -por ejemplo- en el caso de querer escribir en el calendario, en cuyo caso el código sería el siguiente:

permisos-desarrollador-2

Con el anterior código, lo que obtenemos es un valor después haber sido comprobado el permiso en cuestión. Pero, ¿y ahora qué? Pues tan sencillo como, en base al valor obtenido, solicitar al sistema operativo que muestre un diálogo para aceptar/denegar el permiso o hacer uso del permiso en sí si ya fue concedido anteriormente.

En el caso de una lectura de contactos, estas comprobaciones tendrían esta estructura:

Permisos MarshMallow Runtime

Esto nos lleva a plantearnos un problema: si delegamos en el sistema operativo para mostrar el diálogo de los permisos, ¿cómo sabemos en nuestro código cuándo éste ha sido elegido y queremos volver a recuperar el control?

Android nos ofrece un método para sobreescribir, un método que será lanzado cada vez que el sistema operativo notifique que un permiso ha sido concedido o denegado: se trata de onRequestPermissionsResultPor tanto, en este punto volveremos a recuperar el control y podremos volver a comprobar si el permiso fue concedido o no:

Permisos MarshMallow Runtime 2

En ese punto, ya podemos incluso mostrar un mensaje específico en caso de que el usuario no nos permitiera el uso de dicho permiso, para informarlo de que entonces dicha funcionalidad no estará disponible.

Además, para terminar de asimilar toda esta información, Google nos sugiere una guía de buenas prácticas a la hora de gestionar estos permisos:

Buenas prácticas sobre Permisos

Y con todo esto, tenemos información suficiente para evitar que nos ocurra como a otras apps que no han sabido gestionar bien la nueva forma de trabajar con los permisos. ¿Está la tuya ya actualizada?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
7 problemas de Android que ningún usuario se atreve a confesar
Cómo elegir la mejor tablet Android