HTC 10, análisis y experiencia de uso

HTC 10, análisis y experiencia de uso

Analizamos el HTC 10 a fondo. Aquí tenéis nuestra review del HTC 10, el buque insignia de HTC con el que quiere convertirse en el mejor Android del momento.

HTC 10 es la apuesta para volver a lo más alto. El HTC 10 es un móvil que puede fácilmente luchar por ser el mejor Android del momento. Un buque insignia con todas las de la ley. Hemos estado probándolo durante las últimas semanas y aquí os traemos nuestro análisis. Hablaremos de sus múltiples bondades y también de las dudas que nos generan algunos aspectos, porque hacer un smartphone de diez es casi imposible por mucho que su nombre nos lo haga creer.

El fabricante taiwanés no pasa precisamente por su mejor momento financiero, los resultados del último trimestre son desastrosos y solo un buen resultado en ventas de este HTC 10 junto al éxito de las HTC Vive podría volver a situarlos en primera línea. Ya anticipamos que este HTC 10 nos ha gustado pero no sabemos si es suficiente rompedor como para generar suficientes beneficios. Al final, el éxito de un smartphone no solo depende de su calidad.

Afortunadamente existen diversos baremos más allá de las ventas para comprobar si un móvil gusta. Reviews positivas, que lo sitúen siempre en los rankings de mejores móviles o por ejemplo, que Google se fije en ti para fabricar el próximo Nexus. Veréis diversas comparaciones entre el HTC y el Nexus 6P, mi smartphone personal. ¿La principal? El tamaño. Y es que como intentaremos argumentar, el HTC 10 puede ser un fiel reflejo de lo que sería un Nexus 5P.

HTC 10

9,2
  • Pantalla de 5,2"
  • Snapdragon 820
  • Cámara de 12MP Mpx
  • Más especificaciones
PVP 749€
189,99€
Comprar
129,99€
Comprar
Nos gusta
  • Sonido soberbio
  • Acabados premium
  • Buena pantalla y batería
No nos gusta
  • Diseño algo grueso
  • Falta de resistencia al agua
  • Poco innovador

HTC 10, especificaciones técnicas

htc 10

¿Cómo es el HTC 10? Es un dispositivo con una pantalla de 5,2 pulgadas, con resolución QuadHD. En su interior contamos con los mejores componentes disponible durante la primera mitad de 2016; Snapdragon 820, 4GB de RAM, 32GB de almacenamiento y una generosa batería de 3000mAh que además es compatible con Quick Charge 3.0, la mejor tecnología de carga rápida y que no todos los gama alta (S7, ejem) tienen.

La cámara del HTC 10 utiliza el mismo sensor de Sony que hemos visto en el resto de gamas alta. Añade OIS, autoenfoque láser, vídeo 4K y tienes a priori una cámara top. Sorprende también que en la frontal se haya añadido OIS para que los vídeos en directo de Facebook salgan correctamente.

Es una lástima que el HTC 10 pierda los infrarrojos, una característica que todos los anteriores HTC One tenían. También desaparece la radioFM, un añadido que la mayoría de dispositivos ha abandonado pero muy querida por parte de una minoría.

Aquí va la lista completa de especificaciones.

  • Pantalla Super LCD 5 de 5,2″, con resolución Quad HD (2.560 x 1.440)
  • Qualcomm Snapdragon 820, quad-core 2,2 GHz, Adreno 530
  • 4 GB de RAM LPDDR4
  • 32/64 GB + microSD hasta 2 TB
  • Cámara 12MP, con tecnología HTC Ultrapixel 2, Sony IMX377, autoenfoque láser, OIS, f/1.8 y vídeo 4K
  • Cámara frontal 5MP autoenfoque, OIS y f/1.8
  • USB Tipo-C USB 3.1, resistencia salpicaduras IP53, lector de huellas dactilares
  • Batería de 3.000 mAh con Quick Charge 3.0
  • 145,9 x 71 x 9 milímetros, 161 gramos de peso
  • Altavoz HTC BoomSound Hi-Fi Edition Dolby Audio, triple-micrófono con cancelación de ruido
  • NFC, Bluetooth 4.2, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2.4 & 5 GHz), Miracast, LTE Cat 9 nanoSIM, GPS + GLONASS, AirPlay
  • Android 6.0 Marshmallow con HTC Sense 8.0

Como veis, el HTC 10 tiene una lista de las más completas. Únicamente echamos en falta una resistencia al agua y al polvo más completa y carga inalámbrica. Por el resto, no le falta ninguna de las características que consideramos imprescindibles en un gama alta de 2016.

Diseño premium mejorado

htc-23

HTC siempre ha sido un fabricante especializado en el diseño. Los HTC One son sinónimo de sensaciones premium, un concepto que ha estado estrechamente ligado a la marca durante años. Sin excepciones. Este HTC 10 vuelve a cumplir lo que todos le pedimos al menos a HTC. Construido en un cuerpo metálico cuidado al detalle.

Cuerpo unibody de metal. En nuestra unidad tenemos el color plateado con frontal blanco, pero también lo tenemos en dorado y gris oscuro. La parte trasera plateada me gusta, pero el frontal lo recomendaría negro. Si el HTC 10 enamorado cuando se ve por detrás, cuando lo miramos por delante pierde parte del atractivo. A la parte frontal le falta personalidad, más allá de un botón de huellas similar al de muchos y una cámara frontal generosa en tamaño (y calidad).

Es un dispositivo muy manejable por su tamaño, aunque muy resbaladizo. Puntas redondeadas, bordes metálicos y un diseño algo grueso. Por momentos me acordé del Moto G. Si estás acostumbrado a dispositivos delgados volver a este HTC 10 es un paso atrás. En el lado contrario, es un terminal sólido, de un metal pulido resistente y con botones laterales perfectos.

La pantalla está construida con el ya habitual cristal 2.5D, tiene bordes con una curvatura pronunciada que mejoran el agarre pero como decimos vuelve al dispositivo bastante resbaladizo. Desde aquí pedir perdón a HTC por un pequeño golpe en la esquina. Al menos podemos comprobar que es resistente y no se dañará con cualquier caída. Eso sí, recomendamos comprar una funda.

En el lateral derecho tenemos la ranura nanoSIM, el botón de volumen y el apagado y encendido. Este último tiene un tacto rugoso distinto, para encontrarlo a ciegas sin problemas. Su recorrido y presión son de lo mejorcito visto en un móvil. El lateral izquierdo es totalmente liso salvo por la ranura microSD. La parte superior tenemos el jack de 3,5mm en el centro y en la parte inferior encontramos el micrófono, el puerto USB Tipo C y los potentes altavoces.

El diseño del HTC 10 es una evolución clara respecto al HTC One M9, pero tampoco es una copia del One A9. Es una evolución digna, que conserva los elementos característicos de esta gama pero claramente hay una mejoría. Un salto evolutivo que si hubiese ocurrido el año pasado la historia podría haber sido muy distinta.

Sonido inigualable

htc-19

Oh là là. El HTC 10 pierde los altavoces frontales Boomsound, pero quién se acuerda de ellos. El sonido del HTC viene de unos altavoces en la parte inferior más uno frontal, no son frontales estéreo pero se escuchan igual de bien. La calidad en sonido de HTC no se queda ahí.

Tenemos un micrófono con cancelación de ruido, auriculares propios certificados con audio hi-Res, DSP y DAC de 24 bits y un modo para seleccionar el sonido como a nosotros nos guste. El sonido es el campo donde HTC es referencia y su ventaja más clara respecto a la competencia.

Pantalla SuperLCD5

htc-29

El punto que más decepcionó en el HTC One M9 fue la pantalla. Este año no ha sido así, la pantalla SuperLCD 5″ QuadHD es excelente. Con unos colores vivos, blancos puros, táctil rápido y buena visibilidad en exteriores. En comparación, la pantalla AMOLED del Nexus 6P es más colorida y amarillenta, con mejores ángulos de visión y brillo eso sí. Es difícil decantarse por una u otra, pero es una pantalla a la altura de lo que se espera de un buque insignia como este.

HTC incorpora toda una serie de opciones para personalizar el panel, desde modificar la temperatura de la pantalla hasta modo sRGB, opciones que vienen incluidas en Marshmallow. También es de agradecer la opción de doble toque para despertar, uno de los gestos más cómodos que puede incorporar un móvil.

comparativa tamaño htc 10

La pantalla pasa de las 5″ FullHD del M9 a las 5,2″ QuadHD del HTC 10. Un salto que sienta bien, la resolución es una gozada y tener más tamaño de pantalla en el mismo cuerpo es de agradecer. Aquí se ha eliminado la famosa e infame franja negra con el logo de HTC, lo que permite que este HTC 10 alcance un 71.1% de ratio de pantalla.

Buena cámara

htc-31

Para acceder a la cámara podemos crear un gesto de deslizar hacia abajo dos veces. Una vez dentro comprobamos la calidad del nuevo sensor Sony IMX377 de 12MP, el mismo que tenemos en el Nexus 6P y del que tantas veces hemos hablado. Este HTC 10 continúa el excelente nivel, incluso lo mejora gracias a una de las aplicaciones de cámara más completas. Nada que ver con la que viene por defecto de Google.

Tecnología Ultrapíxel 2 que nos permite captar más luz, un autoenfoque láser que se bloquea con facilidad, vídeos con estabilizador de imagen y f/1.8. Los números apuntan maneras y los resultados están ahí. Analizar las cámaras de móviles cada vez es más difícil, la calidad es excelente y las fotografías dependen mucho de la pericia del fotógrafo. La velocidad de enfoque y captura son asombrosas, así como la nitidez de las fotografías a plena luz. Aunque en general quedan muy luminosas, casi antinatural, fruto de los ultrapíxeles.

La cámara del HTC 10 además nos permite acceder a un modo PRO capaz de elegir la temperatura, ISO, apertura y modo macro. Todo en imágenes RAW, perfectas para editar a posteriori. El modo automático también tiene un acceso directo para controlar la exposición y jugar con la luz, pero extrañamente funciona muy lento. Esperamos que se solucione en una futura actualización de software.

modo pro

Panorámicas, hyperlapse, cámara lenta, selfies y la popular Cámara Zoe, que permite crear gifs a través de imágenes. O el editor de vídeo Zoe, que permite crear clips fácilmente con música incluida.

No nos olvidamos de la cámara frontal de 5 Ultrapíxeles y con un angular muy pronunciado. Cuando le mostré la cámara frontal a personas con móviles de gama media me comentaron «¿Esa es la frontal»? La calidad es buena, luminosa aunque pierde en detalle y nitidez cuando acercamos.

Un buen trabajo en el apartado de la cámara que lo iguala (pero no supera) al excelente Nexus 6P en este apartado, exceptuando situaciones con focos de luz extraños donde los ultrapíxeles del HTC 10 a veces hacen cosas raras.

Sorprende eso sí que incluso en un cuerpo tan amplio sobresale la cámara, teniendo en cuenta que en el caso del Nexus 6P no lo hace y es 2mm más delgado. Si nos quedamos con el modo estándar podemos decir que es una buena cámara, pero la inclusión del modo PRO permite exprimirla para intentar igualarla al resto de dispositivos.

Software y rendimiento

htc software

El HTC 10 incorpora Android 6.0 Marshmallow y la capa de personalización HTC Sense 8.0. Siempre ha sido una de mis favoritas y estas semanas que he podido pasar con él lo han reafirmado. Funciona rápida, es sencilla e incorpora añadidos útiles y curiosos, como la personalización FreeStyle que nos permite añadir iconos donde queramos sin tener que cumplir la clásica casilla. Muy resultón, pero al final poco organizado.

Lo más importante es que no logra crear lag, pero sigo teniendo esa sensación que el Nexus 6P funciona más fluido. Difícil de justificar ya que en los dos móviles todo es instantáneo. En HTC Sense tenemos una alternativa a Google Now que nos muestra feeds y noticias, hasta ahí todo bien si no fuese porque añade publicidad en la pantalla de bloqueo en algunas ocasiones o nos envía notificaciones de historias. Se pueden desactivar, pero vienen activadas por defecto.

Snapdragon 820, 4GB de RAM LPDDR4… potencia al máximo. Una bestia capaz de mover todos los juegos de la actualidad. Y lo más importante, no hemos notado ningún tipo de calentamiento. El frío metal eclipsa todo posible aumento de temperatura que hubiese. Aquí os dejamos algunos benchmarks comparando con el Nexus 6P y su Snapdragon 810 para mostrar en números su potencia:

  • AnTuTu 6.0: 142.109 (HTC 10) vs 86973 (Nexus 6P)
  • Geekbench single: 2287 (HTC 10) vs 1355 (Nexus 6P)
  • Geekbench multicore: 5275 (HTC 10) vs 4886 (Nexus 6P)
  • 3DMark SlingShot ES 3.1: 2,380 (HTC 10) vs 1636 (Nexus 6P)

Volviendo al software, HTC Sense es una capa bonita de base pero se agradece el añadido de los temas. Pudiendo cambiar todos los iconos y colores del sistema fácilmente. Hay una variedad enorme y están todos organizados en su aplicación.

htc boost

Otro añadido significativo es Boost+, una app para aumentar la frecuencia del procesador cuando estamos jugando a juegos o cualquier app que nosotros designemos. El dispositivo no necesita apps como esta y cuando la hemos activado la diferencia era mínima.

HTC incorpora microSD y esta encaja perfectamente con el sistema, pudiendo traspasar las aplicaciones hacia ella. Tenemos versiones de 32GB y 64GB, aunque el propio sistema ya ocupa 8,5GB. Hemos de decir que Sense añade bastantes aplicaciones preinstaladas como Facebook o Instagram, pero lo hace de una manera llamativa. De base simplemente son accesos directos que permiten descargar la app, por eso ocupan unos Kb y no los MB habituales.

Sensor de huellas

htc-18

HTC incorpora el sensor de huellas en la parte delantera. Desde aquí hemos debatido muchas veces sobre cuál es la mejor posición. Google apuesta por atrás con los Nexus, pero HTC parece decidida en la parte delantera. Veremos cuál es la opción ganadora en los futuros Nexus de HTC.

El sensor funciona bien, como debería. La zona de detección es algo menor que en la del Nexus 6P aunque su velocidad es similar. Las ventajas de tenerlo aquí es cuando trabajas encima de la mesa, también al ser un dispositivo más pequeño agradece poder tenerlo al frente y ver con los ojos dónde estás colocando el dedo.

Una particularidad es que se trata de un botón home táctil capacitivo, es decir, no es un botón físico y no se puede apretar. Todos cuando lo probamos por primera vez intentamos presionarlo. Al lado del botón se encuentran dos teclas capacitivas de atrás y multitarea, aunque si no las pulsamos no las veremos ya que están apagadas y se enciende el LED al apretarlo.

Autonomía y carga rápida

DSC01500

La batería de un móvil siempre es uno de sus puntos más conflictivos. No es el caso del HTC 10, donde la autonomía es generosa y satisfactoria. Tenemos 3000mAh muy bien aprovechados, con un gasto de batería en reposo casi nulo, una pantalla eficiente de tamaño moderado y una capa que no penaliza en exceso. El HTC 10 alcanza el día y medio, llegando a los dos días solo en caso de utilizarlo ocasionalmente. En comparación con el Nexus 6P, diría que el HTC 10 tiene ligeramente mejor batería aunque está claramente por debajo de otros como el S7 Edge.

Sense incorpora su propio gestor y economizador de batería pero nada que no tengamos en otros Android. En horas de pantalla no hemos tenido buenos resultados (4h de pantalla) con unas 9h-10h de uso activo. Pero la carga media ha sido bastante intensa.

No tenemos carga inalámbrica, el gran olvidado en este 2016, pero sí llega con USB Tipo C y Quick Charge 3.0 de Qualcomm, la tecnología de carga rápida. Decir que funciona a la perfección y cambia por completa el concepto de movilidad:

  • Del 5% al 15% en 5 minutos
  • 23% en 10min
  • 40% en 20min
  • 55% en 30min
  • 76% en 45min
  • 92% en 1h
  • 97% en 1h 15min
  • 100% en 1h 20min

En menos de media hora ya tenemos cargada la mitad de la batería y el empujón inicial es asombroso.

HTC 10, un verdadero buque insignia

htc-21

HTC ha vuelto. El HTC 10 es un verdadero buque insignia. Un móvil que intenta justificar su elevado precio a base de calidad y buenos componentes. 749 euros no es precisamente barato, de hecho es uno de los smartphones más caros del mercado actualmente, algo que no podemos obviar cuando hay que compararlo con otros gama alta como el S7, el LG G5 o el Huawei P9. Esperamos encontrarlo rebajado próximamente.

Este año el nivel general por fin es elevadísimo, el precio y la disponibilidad de ofertas será al final lo que decante la balanza. Y claro, uno de los problemas con HTC es que llega un par de meses tarde y no cuenta con el respaldo a nivel de distribución que sí tienen otros.

Si Google se decanta finalmente por HTC, será en parte gracias a este HTC 10. Un dispositivo que demuestra que el fabricante taiwanés sí sabe hacer excelentes dispositivos. Con un sonido inigualable, una pantalla SuperLCD que no tiene nada que envidiar a las demás, una muy buena cámara, diseño metálico icónico aunque algo grueso y una capa de personalización liviana pero carismática.

No tenemos resistencia al agua, su gran hándicap. Pero por el resto es un móvil excelente, cuya única pega es que es demasiado caro. Un producto casi de diez, un dispositivo suficiente bueno como para que HTC se hubiese arriesgado con alguna función fuera de lo común. Porque al final no solo se necesita que funcione bien, también que enamore por alguna característica original.

¿Os imagináis un Nexus 5P a imagen y semejanza del HTC 10? ¿Un producto de estas características a precio Nexus? Si no necesitáis pantallas grandes, este HTC 10 es una apuesta segura. Lástima que en el Juego de Android o ganas o mueres.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Google Spaces, probamos la nueva aplicación social de Google
Sony Xperia XA Ultra, el nuevo seis pulgadas de Sony