¿Por qué están apareciendo tantos juegos con .io en el nombre?

¿Por qué están apareciendo tantos juegos con .io en el nombre?

Los juegos del momento comparten una cosa: sus nombres acaban en io (Slither.io, por ejemplo). La explicación a esta curiosidad es cuanto menos interesante.
En:

Slither.io, Agar.io, Diep.io… los grandes canales de YouTube (TheWillyrex, Vegetta777 o elrubius) son los que de alguna manera marcan las tendencias en materia de juegos, y en los últimos meses hemos visto cómo los juegos terminados en «.io» han amasado millones de visitas. Pero, ¿por qué están tan de moda los juegos .io? ¿Se trata de juegos creados por un gigante fondo de inversión, es algún tipo de estrategia premeditada o se trata de pura casualidad?

La explicación, tal y como suele ser habitual en estos casos, es de lo más sencilla. Que las páginas oficiales de estos juegos sean slither.io, agar.io o diep.io se explica con la saturación que existe en los dominios .com, en los que direcciones tan aparentemente absurdas como dc14.com se venden por varios miles de euros. Encontrar nombres de dominio como slither.com, agar.com o diep.com disponibles resulta simplemente imposible.

El .io, un dominio del Territorio Británico del Océano Índico por 29 euros al año

El nombre de dominio .io

Los dominios .io son relativamente baratos y no están tan saturados como los .com. Además, son muy fáciles de recordar.

Pero, ¿por qué .io y no cualquier otra terminación rebuscada? Estaréis de acuerdo conmigo en que «slither io» o «agar io» (en este último caso incluso la pronunciación nos lleva a decir directamente agario) son nombres relativamente fáciles de recordar, y aunque existen otras variantes de extensiones de dominios tales como «.venture», «.plumbing» o «.pizza» (todas ellas existen, os lo aseguramos), difícil sería encontrar una tan fácil de recordar (y tan poco explotada) como la de .io.

Y si os estáis preguntando de dónde viene esta terminación tan extraña, .io es la extensión asociada al Territorio Británico del Océano Índico, un remoto conjunto de islas que goza de una terminación de dominio bastante fácil de recordar. Y bastante barata, ya que el registro de un dominio con esta extensión tiene un razonable coste de 29 euros al año (los .com, por ejemplo, cuestan unos nueve euros al año).

La próxima vez que aparezca algún juego terminado en «.io» ya sabréis el motivo de esa elección en el nombre. Lo que está por ver es la siguiente terminación a la que recurrirán los desarrolladores cuando terminen de saturar esta en concreto… la de .game no nos termina de convencer.

Versión: Varía según el dispositivo.
Autor: Lowtech Studios
Requiere 2.3 y versiones posteriores
Tamaño: Varía según el dispositivo.
Versión: 3.2.1
Autor: TapTo
Requiere 2.3 y versiones posteriores
Versión: 1.9.10
Autor: Amelos Interactive
Requiere 4.1 y versiones posteriores
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Xiaomi Mi 11
Android 11, Xiaomi y MIUI 12
Analizamos Android 11 en móviles de Samsung
Análisis PocoPhone POCO M3
Análisis Samsung Galaxy S21 Ultra
Análisis Samsung Galaxy A42
Probamos los Samsung Galaxy S21
Análisis Xiaomi Redmi Note 9T
5+1 móviles Android de menos de 300 euros para regalar
KOMOBI City y KOMOBI Pro
Análisis de Android 11 en móviles Vivo
Análisis Amazfit Bip U
La realidad de los móviles de gama media de 800 euros
Análisis realme 7 5G
Análisis LG Wing

Lo más visto

Así son las nuevas tarifas internacionales de MásMóvil
F-Droid 0.100, la tienda de aplicaciones libres, añade actualizaciones automáticas y mejor rendimiento