La historia de los «buscas»: el gran antecedente del móvil

La historia de los «buscas»: el gran antecedente del móvil

Antes de que los móviles tomasen el mundo al asalto los buscas eran un elemento en nuestro paisaje urbano. Sobreviven en los equipos de emergencias.

Cuenta la leyenda que los smartphones no han existido siempre. Ni siquiera los móviles. Antes de que todos llevásemos en el bolsillo pequeños ordenadores, incluso antes de los teléfonos había unos pequeños dispositivos que te mantenían localizado en todo momento: los buscas. Eran aparatos sencillos que en muchos casos sólo eran capaces de mostrar el número de teléfono del que te llamaba.

El gran antecedente de los buscas es un sistema desarrollado por la policía de Detroit en 1921, que utilizó un sistema de radio unidireccional que permitía enviar instrucciones a sus patrullas en plena ley seca y era dorada de los gángsters. Tras años de pruebas, el sistema fue finalmente adoptado en 1928, cuando este departamento de policía hizo historia por ser los primeros en usar un sistema de radio.

Primeros años del busca

Sin embargo, el busca tal y como lo conocimos no nacería hasta 1951, inventado por Al Gross. Sus primeros equipos tenían un alcance muy limitado, pero se usaron en el Hospital Judío de Nueva York para mejorar la comunicación de los médicos de urgencias dentro del centro. La empresa inglesa Multitone Electronics también desarrolló en 1956 un sistema similar para el Hospital de Saint Thomas de Londres.

Motorola-Pageboy

Pero no sería hasta 1958 cuando la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) aprobó el sistema para uso del gran público. El primer busca en comercializarse fue el Bellboy, desarrollado por Bell Labs. Pero sería Motorola la que daría el primer golpe, con su Pageboy I ya en 1974, dispositivo que hizo que se acuñase el término pager para referirse popularmente a estos dispositivos en inglés.

Años 90: el gran auge

Estos primeros dispositivos ni tenían pantalla ni capacidad para guardar mensajes. El usuario simplemente recibía o una vibración o un sonido (más tarde se extendió el término beepers en referencia a su pitido) que les notificaba que alguien había tratado de contactar con ellos. Entonces debía buscar un teléfono y llamar al proveedor de servicio, que les notificaba el mensaje. Poco a poco fueron evolucionando con la capacidad de mostrar el teléfono de quien quería contactar contigo e incluso almacenar mensajes. En 1980 había 3,2 millones de buscas en todo el mundo.

beeper (1)

El gran auge de los buscas se dio en los años 90, a medida que también se popularizó la telefonía móvil. Su alcance aumentó y eran mucho más baratos y portables que los teléfonos. Además, en este momento los móviles ofrecían únicamente llamadas de voz, que también eran mucho más caras que comunicarse con un busca.

Estos dispositivos fueron mejorando, además, permitiendo guardar números -identificando fácilmente quien te llamaba- e incluso mensajes alfanuméricos. Motorola desarrolló el protocolo ReFLEX, que permitía no sólo recibir mensajes, sino también enviarlos.

El busca en la era del smartphone

medico busca

A medida que los teléfonos móviles fueron implementando estas tecnologías y se fueron abaratando, el busca comenzó a decaer, y finalmente Motorola anunció en 2001 que dejaría de fabricarlos. Sin embargo, ni mucho menos han sido barridos del mapa por los teléfonos móviles.

Igual que los walkie-talkies, los buscas han demostrado una capacidad para funcionar perfectamente en entornos en los que el smartphone es incapaz de hacerlo. Los buscas siguen siendo usados en complejos hospitalarios donde en muchas ocasiones la señal es débil o el uso de teléfonos está prohibido. Los seguidores de la serie House recordarán numerosas escenas en las que el equipo comenzaba a recibir mensajes simultáneamente antes de salir corriendo hacia la habitación del paciente.

Durante los atentados de Londres el 7 de julio de 2005 las redes móviles quedaron saturadas, y los buscas demostraron ser tremendamente superiores a sus sucesores en estas condiciones. Debido a esto, muchos servicios de emergencias como bomberos, médicos o servicios de rescate los usan para avisar a sus miembros de que son necesitados.

Parte del imaginario popular

Beeper the wire

A parte del ejemplo ya mencionado de House -serie emitida cuando los teléfonos móviles ya eran habituales-, el busca ha tenido una enorme presencia en el mundo audiovisual, especialmente en la televisión, marcando así el imaginario cultural. Buffy Cazavampiros, Friends o El Ala Oeste de la Casa Blanca los mostró de forma extensa, y tuvieron un especial protagonismo en la primera temporada de The Wire, donde se mostró su uso por parte de redes criminales.

Los buscas son uno de esos elementos que formaban parte del paisaje cotidiano y que han sido asimilados por el teléfono móvil, que con el tiempo se ha ido convirtiendo en una especie de ameba que absorbe todo dispositivo electrónico que alguna vez hemos llevado en el bolsillo. Sin embargo, el busca ha logrado encontrar un nicho en el que sobreviven.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Huawei P40 Pro
WhatsApp, Facebook y más apps vuelven a los móviles Huawei
Análisis OPPO Find X2 Pro
Una semana sin Apps de Google
Análisis Huawei P40 Lite
Análisis Samsung Galaxy Z Flip
Análisis Samsung Galaxy A71
Análisis Samsung Galaxy S20 Ultra
Análisis realme X50 Pro 5G
Toma de contacto del Huawei P40 Lite
Toma de contacto del Huawei Mate Xs
Samsung Galaxy S10 Lite vs OnePlus 7T
Análisis Samsung Galaxy S10 Lite
Probamos los Samsung Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra: preanálisis en vídeo
Análisis realme Buds Air
Nunca imaginarías cuál es el móvil Android más potente según AnTuTu
Samsung Galaxy S7 Active, el móvil todoterreno que este año tampoco llegará a España